Estas tendencias fueron compartidas por expertos durante el Congreso Internacional de Innovación Educativa, organizado por el Tec de Monterrey
Por Asael Villanueva | Redacción Nacional - 18/12/2020

Expertos de universidades y organizaciones internacionales compartieron las últimas tendencias educativas durante el 7° Congreso Internacional de Innovación Educativa (CIIE) del Tec de Monterrey.

En este evento virtual se compartieron experiencias y expectativas para el futuro, para las cuales las instituciones educativas del mundo se preparan.

En esta edición 2020 participaron más de 4 mil 500 asistentes de 25 países con la oportunidad de escuchar a 25 rectores de universidades y más de 70 expertos internacionales.

En CONECTA te compartimos algunas de estas tendencias compartidas durante el CIIE:
 


Futuro de la educación

 

Dar una educación para toda la vida

Expertos comentaron la educación continua debe de darse a través de cursos más cortos que una carrera profesional o posgrado, como con micromaestrías y diplomados,

“Debe haber flexibilidad que le garantice al estudiante ir por sus intereses y sueños. Debe haber periodos formativos dentro de la institución, fuera de ella, nacional e internacionalmente”, indicó Luis Prieto, rector de la Pontificia Universidad Javeriana.

Cada vez más universidades como Columbia, MIT y el mismo Tec de Monterrey ya ofrecían algunas de ellas de manera online incluso antes de que iniciara la pandemia.

María Potes, directora de investigación del Instituto Politécnico de Santarém también asegura que será más común el reskilling, que es brindar educación a personas que han quedado rezagadas en el mundo laboral y capacitarlos en las nuevas tecnologías.

“También vendrá el adskilling que es especializar, ver lo necesario en empresas y crear cursos para contestar de forma clara a las necesidades de las empresas. Programación, robótica, realidad aumentada, inteligencia artificial es el punto máximo de todo esto”, añadió Potes.


Tendrán universidades más liderazgo social

Las instituciones educativas podrían tener un mayor liderazgo social al buscar resolver problemas sociales en alianzas con otras universidades, con gobiernos y organizaciones públicas y privadas.

Diseño de respiradores de bajo costo para pacientes de COVID-19, campañas de concientización, cuidado de la salud e incluso investigación para encontrar vacunas, fueron ejemplo de ello.

Marcelo Knobel, rector de la Universidade Estadual de Campinas UNICAMP ubicada en Brasil, mencionó que la pandemia mostró la importancia de las universidades en la sociedad.

“Al final los investigadores, profesores, investigadores tuvieron más espacio en los medios y fue un factor importante para mostrar la importancia de las universidades públicas en el país y en el mundo”, señaló.

David Garza, rector y presidente ejecutivo del Tec de Monterrey, comentó que instituciones como TecSalud, el sistema de salud de la institución, han contribuido en la creación y aplicación de protocolos de salud y atención a pacientes.

Construcción de ventiladores, atención y apoyo a organizaciones y un gran liderazgo de TecSalud con más de 29 protocolos y más de 2 mil pacientes atendidos”, añadió.

 

Jovenes en aula con realidad aumentada

 


Incorporar nuevas tecnologías a la educación

Inteligencia Artificial, Realidad Virtual y Realidad Aumentada así como el diseño pedagógico apoyado en la tecnología son algunos de los temas que mencionaron los expertos como tendencia educativa.

Por ejemplo, el tecnólogo Conrad Wolfran aseguró que la educación de las matemáticas debe apoyarse en la tecnología y dejar de obligar a los alumnos a realizar cálculos que pueden hacer las máquinas. 

“En las matemáticas del mundo real las computadoras hacen casi todo el trabajo, pero en la educación de las matemáticas las personas hacen todo el trabajo”, indicó Wolfram.

El experto propone dejar que las computadoras se encarguen de las ecuaciones manuales, para que profesores y alumnos se enfoquen en entender y definir el problema, e identificar la información que se requiere para resolverlo.

Asimismo universidades como el Tec están creando espacios para promover la tecnología en la educación como el Instituto para el Futuro de la Educación del Tec de Monterrey.

“La educación tiene que armar a las personas para que se puedan reinventar cada vez más rápido.

“Dotarlas de habilidades como aprender a aprender, el manejo de la tecnología y el trabajo en equipo, indicó José Escamilla, director asociado del Instituto.

 

 

 

Motivar el aprendizaje con la gamificación

Alumnos que aprendan por su cuenta y se interesen por ello a través de juegos fue otra de las tendencias.

“El truco aquí es poner elementos de juego, por ejemplo, ganar puntos y de ahí pasar de un nivel a otro”, comenta Samuel K.W. Chu, profesor en la Universidad de Hong Kong.

Chu asegura que estas herramientas han incrementado el interés de alumnos de secundaria y no solo ha sido divertido para ellos sino que han mejorado su aprendizaje.

Incluso en una entrevista el profesor asegura que el uso de videojuegos como tal puede beneficiar el aprendizaje, la memoria y diversas habilidades más.

“El aprendizaje basado en juegos tienes que hacerlo divertido, tiene que ser divertido, e interesante. Que pasen bien el rato mientras aprenden”, comenta Chu.

 

Joven usando realidad aumentada con un visor

 

Procurar la salud mental y el bienestar de estudiantes

Otra de las tendencias que mencionó David Garza fue el cuidado de la salud mental de alumnos y la comunidad en general.

Universidades como el Tec de Monterrey y la Universidad del Valle de Guatemala, entre otras, han puesto como una necesidad el mantener y mejorar el bienestar de su comunidad.

Desarrollo de programas como Cuida Tu Mente del Tec de Monterrey donde se promueve el cuidado de la salud y la atención a situaciones de carácter mental, físico, nutricional e incluso legal.

“Esos son también elementos que estarán aún y cuando se acabe la pandemia. Con esto es con lo que vamos a estar viviendo como educadores”, asegura David Garza.

“Priorizar la comunicación y bienestar del estudiante. Asegurar la flexibilidad curricular para implementar nuevas modalidades de entrega”, añade Roberto Moreno, rector de la Universidad del Valle de Guatemala.

El confinamiento físico trae problemas físicos y mentales, por lo que es necesario trabajar en eso, añade Cecilia Paredes, rectora y fundadora de la Escuela Superior Politécnica del Litoral en Ecuador.

 


 

Aumentará nexo entre universidades y la sociedad

Las instituciones de educación superior tendrán más participación con organizaciones y empresas para trabajar juntos en las necesidades locales, nacionales e internacionales. 

En el Tec de Monterrey desde antes de la pandemia se ha promovido el aprendizaje basado en retos en conjunto con estas organizaciones, empresas, gobiernos y asociaciones.

“Nosotros lo que hacemos para ayudar, trabajar con las empresas para identificar las competencias que la universidad tiene que crear en sus estudiantes”, afirma Luis David Prieto, vicerrector académico de la Pontificia Universidad Javeriana 

 

Incremento a apoyos al emprendimiento educativo

De igual manera las universidades y organizaciones promoverán retos para premiar el diseño de herramientas educativas.

En el CIIE 2020 se premió a 5 proyectos dentro del concurso TPrize que en esta ocasión galardonó el desarrollo de herramientas para el aprendizaje a lo largo de la vida. 

“Esta iniciativa surge como parte de la alianza de La Tríada con el interés de contribuir para avanzar y promover más la innovación educativa”, dijo David Garza, rector y presidente ejecutivo del Tec de Monterrey.

La Tríada es una alianza entre el Tecnológico de Monterrey, la Universidad de los Andes en Colombia y la Pontificia Universidad Católica de Chile

“Haber logrado talleres de fortalecimiento de estos proyectos de innovación en 11 ciudades de 6 países de la región revela el interés y la importancia por desarrollar este tema a pesar de las fronteras, las distancias que nos separan y la pandemia”, consideró Alejandro Gaviria, rector de la Universidad de los Andes.


 

Resolución de desafíos globales en conjunto

En el futuro las universidades podrían buscar más alianzas internacionales para brindar una educación global y experiencias internacionales, incluso aún con la pandemia.

Así lo comentan Víctor Van Der Chijs, presidente de la Universidad de Twente y Adel El Zaïm, jefe de la oficina de internacionalización de la Universidad de Ottawa.

“La internacionalización y la globalización de la educación van a sobrevivir a la crisis actual, pero van a cambiar”, indicó El Zaïm.

Van Der Chijs relata que en Europa algunas universidades ya trabajan para brindar grados y microgrados que tengan validez en diversos países.

“La Comisión Europea lo solicitó. Ellos ven que ofrecer la educación a escala nacional no es suficiente. Ahora en Europa puedes viajar entre países a hacer actividades académicas”, indicó Van Der Chijs.

Asimismo El Zaïm asegura que otro de los aspectos de la internacionalización que cambiará es que las universidades buscarán cada vez más resolver desafíos globales en conjunto.

“Una de las cosas más importantes es que se busque resolver retos globales como las metas de desarrollo sustentables.

“La internacionalización integral tienen que ser para algo y por algo, un objetivo y propósito y cada universidad necesita desarrollar el porqué de esto”, añade El Zaïm.

 

Joven sosteniendo el mundo en realidad virtual


 

Más espacios para mujeres en la educación

Ver cada vez más a mujeres en puestos directivos es algo positivo dentro de las universidades, se reflexionó dentro del CIIE.

“Existe un sentido de empoderamiento que la presencia de más mujeres en cabezas directivas provee”, comentó Mary Papazian, presidenta de San José State University.

Aun así, en el futuro se debe procurar incorporarlas aún más en rangos líderes de educación, coincidieron Dawn Freshwater, vicerrectora de The University of Auckland y Ana Mari Cauce, presidenta de University of Washington.

En el panel magistral “Women in Higher Education Leadership”, las directivas señalaron cuál piensan que es el liderazgo que debe imperar en el sector educativo.

“Como líder lo importante es la capacidad de pensar diferente, ofrecer soluciones, tener e integrar mi matriz de habilidades con las de alguien más, sin importar que seas hombre o mujer”, enfatizó Freshwater.

 

Empresas construidas en sus fortalezas

 Tom Haak, director del HR Trend Institute, propone desarrollar las capacidades de mando en todas las personas que integran la red de trabajo, pero no formar más líderes. 

“Estos líderes tendrían que ser capaces de hacer esto y lo otro, de escuchar, de tener visión, de estar cercanos a las personas y de tomar decisiones difíciles, pero generalmente esta es una misión imposible”, aclaró este experto en recursos humanos.

Entonces, de acuerdo con Haak, lo más conveniente es construir una empresa sobre las virtudes con las que ya cuentan los empleados, sin que tengan que ser forzados a adquirir otras.

“Unas personas tienen fortalezas en ciertas áreas y otras personas en áreas distintas. Debemos combinar esto para poder mejorar la manera en la cual funcionan los equipos.

"Se trata de construir sobre las fortalezas y hacer que las organizaciones confíen más en la autogestión tanto de los equipos como de los individuos”, expresó Haak.


Liderazgo

 

Mayor colaboración entre universidades

Las alianzas entre distintas universidades, así como universidades y empresas, se incrementará en un futuro.

“La pandemia ha sido un ejemplo de cómo contribuimos a la sociedad. Las universidades somos como una caja y dentro es donde tomamos todas las decisiones.

“Esta caja se está abriendo y se va a complementar en colaboración y sinergia con otros potenciales actores”, comentó Garza.

De igual manera Luis David Prieto, vicerrector académico de la Pontificia Universidad Javeriana afirma que las universidades tendrán cambios radicales para relacionarse con el contexto y la colaboración en las universidades podría ayudar a mejorarlo.

“Se generarán alianzas pensando en soluciones a problemas reales y rendición de cuentas en la solución de problemas y liderazgo de universidades como faro en los problemas que nos aquejan”, afirma Prieto.

“Una de las lecciones más importantes que hemos tenido es la importancia de la inteligencia colectiva y colaborativa, juntar experiencias y opiniones para resolver retos juntos”, añade Angélica Natera, directora ejecutiva de Laspau Inc. afiliada a Harvard University.

 

Una nueva serie de retos que habrá que trabajar

A parte de las innovaciones y avances que se han suscitado tras la llegada de la pandemia, algunos expertos creen que también habrá nuevos retos que resolver.

“La educación superior en el mundo se ha enfrentado a un gran problema debido al COVID-19 [...] más de 200 millones de alumnos en el mundo no han podido tener continuidad en su educaciónDe estos solo 60% ha recibido algo de educación a distancia”, dijo Francisco Marmolejo, consejero de educación para la Fundación Qatar para la Educación.

Desigualdad de acceso a Internet, recursos limitados de las instituciones educativas, incluso temas económicos para el pago de colegiaturas son algunos de estos retos.

También una de las prioridades en las que coincidieron varios expertos es asegurarse precisamente que ningún alumno se quede atrás.

“Debemos priorizar la comunicación y bienestar del estudiante, asegurar la flexibilidad curricular para implementar nuevas modalidades de entrega e impulsar la transformación digital apalancada en las nuevas tecnologías”, señala Roberto Moreno, rector de la Universidad del Valle de Guatemala.

 

 

LEE EL ESPECIAL DEL CIIE:

 

SEGURAMENTE QUERRÁS LEER: 

 

Seleccionar notas relacionadas automáticamente
1
Campus:
Categoría:

En Nuestros Otros Medios