Ricardo López es un apasionado de la tecnología y de mantener al mundo conectado. Ahora nos cuenta su historia de éxito.
Por Emilio Sierra | Campus San Luis Potosí - 23/09/2019

Ricardo estaba a unos meses de graduarse de Ingeniería en Negocios y Tecnologías de la Información, y un día le dijo a su papá: “yo quiero trabajar en uno de los 50 corporativos más importantes del mundo”. Y después de un proceso retador, lo logró.

Desde el comienzo de la carrera, Ricardo hizo prácticas y también estuvo de intercambio en Filadelfia y Alemania. El tiempo pasó rápido y pocos meses antes de graduarse en el TEC campus San Luis, Ricardo le dijo a su papá que quería trabajar en uno de los corporativos más grandes del mundo.

El sabía que no sería fácil: “Me encontré con muchos NO por parte de las empresas, era chocar contra la pared constantemente, pero todo era posible“, expresó Ricardo.

Ricardo egresó del TEC campus San Luis en 2015.
Ricardo egresó del TEC campus San Luis en 2015.

LOS SUEÑOS SE CUMPLEN

“Después de un tiempo de escuchar a mi hijo decir “ayer me botaron de esta empresa y hoy de esta empresa” un día me comentó: Me dijeron que SÍ en Heineken“, compartió el papá de Ricardo para CONECTA.

De entre 20,000 aspirantes para ingresar a Heineken, solo se elegirían a 14 personas. Así que Ricardo tenía un gran reto. “Fue un proceso exhaustivo. Hubo muchas entrevistas y nos reunieron para resolver un desafío muy grande sobre un caso de negocio“, contó Ricardo.

“Después de un tiempo de escuchar a mi hijo decir que lo habían rechazado de varias empresas, un día me dijo que lo habían aceptado en Heineken“, compartió el papá de Ricardo con emoción.

El sueño del joven potosino se hizo realidad, pues en 2016 comenzó a trabajar en Heineken.

Ricardo junto al edificio de Heineken en Holanda.
Ricardo junto al edificio de Heineken en Holanda.

HAZ LO QUE TE APASIONA

Ricardo envía un mensaje para quienes están a punto de graduarse: “Busca un trabajo lo antes posible. No es lo mismo estudiar algo que ponerlo en práctica, y descubrir qué es lo que realmente te apasiona.”

La mamá de Ricardo, Adriana Rodríguez, asegura que "El mundo es el límite”, y el papá de Ricardo, José López, comparte unas palabras contundentes: “A todo lo que hagan, pónganle un puñado de amor.”

SEGURO QUERRÁS LEER TAMBIÉN:

 

Seleccionar notas relacionadas automáticamente
0
Categoría:

En Nuestros Otros Medios