El Medidor Emocional es una de las cuatro herramientas de RULER, en donde por medio de cuadrantes, se puede identificar qué emoción se está experimentando.
Por Redacción | Campus Querétaro - 13/11/2020

“Las emociones tienen impacto en la atención y aprendizaje, en la salud, en la toma de decisiones, en las relaciones interpersonales y en la efectividad de nuestras acciones”.

Así destacan los miembros del equipo RULER, un programa de inteligencia emocional de PrepaTec campus Querétaro, el rol de las emociones en la vida cotidiana de las personas. 

RULER es un programa de Inteligencia Emocional creado por la Universidad de Yale y retomado por el Tec de Monterrey. RULER es un acrónimo cuyas letras definen su objetivo que es enseñar a:

  • Recognizing: reconocer la emoción.
  • Understanding: comprender la causa y consecuencias de la emoción.
  • Labeling: etiquetar la emoción.
  • Expressing: expresar la emoción.
  • Regulating: regular la emoción.

En la actualidad, se reconoce la presencia de un fenómeno psicosocial denominado analfabetismo emocional. De acuerdo con la psicóloga Valeria Sabater (2019), se define como “una incapacidad para entender y manejar las propias emociones”, así como una dificultad para comprender las de otros. 

 

RULER, un programa de inteligencia emocional de PrepaTec Campus Querétaro

 

Tal escasez de autoconciencia emocional en los jóvenes resulta en una desventaja social, cuyas repercusiones derivan en vulnerabilidad y el desarrollo de un pensamiento polarizado. 

En entrevista para CONECTA el equipo de RULER campus Querétaro, conformado por Benjamín Cruz, Ruth Escudero, Leticia Acosta, Karil Herrera y María Gutiérrez, comentan que a partir del periodo de confinamiento por la pandemia de COVID-19, se han magnificado las emociones negativas en los alumnos.  

“Los jóvenes se han enfrentado a emociones desagradables como la frustración, ansiedad, estrés, enojo, soledad, inquietud, tristeza, decepción, desesperación, agotamiento, disgusto, aunque también en algunos de ellos se ha generado agradecimiento, creatividad, tranquilidad, esperanza y alegría”, señala el equipo. 

Asimismo, explican que el contexto atípico ha concientizado a los individuos sobre la importancia de atender la salud mental, siendo un factor determinante para el desarrollo de habilidades socioemocionales:

“Nuestros estudiantes están en una etapa donde están buscando su identidad, para ellos el socializar y el tener espacios de desfogue es importante, por lo que al estar confinados se le han magnificado muchas de sus emociones y algunos no saben cómo regularlas. Nos hemos dado cuenta de la importancia de la salud mental”, señalan los docentes.

La importancia de reconocer las emociones 

Las emociones influyen en gran medida en el comportamiento y desempeño de los seres humanos. Es por eso que la identificación y aceptación de estos sentimientos permite un autoconocimiento que favorece a las personas a enfrentar de manera asertiva las adversidades o dificultades presentadas. 

“Las emociones influyen en nuestros comportamientos y en la forma en la que reaccionamos a los estímulos externos. Cuando reconocemos y trabajamos en nuestras emociones lograremos un conocimiento personal sobre lo que sentimos”, comentó Verónica Gil, encargada del programa RULER. 

“Para poder llegar a una regulación emocional es necesario primero reconocer, entender, etiquetar y expresar nuestras emociones”, agregó.

A su vez, el equipo destaca una inevitable respuesta “natural cognitiva y conductual” cuando un sentimiento invade la mente humana. Por tanto, se establece el reconocimiento de la emoción emergente como primer paso para “manejarla, disminuirla, mantenerla, iniciarla o intensificarla”, descartando la indiferencia como un mecanismo de protección efectivo. 

 

RULER, un programa de inteligencia emocional exclusivo de PrepaTec Campus Querétaro

 

Estrategias para evitar caer en el analfabetismo emocional 

Ricardo Arteaga, actual estudiante de Creación y Desarrollo de Empresas en el Tec de Monterrey Campus Querétaro y fundador de la empresa Forhum, dedicada a llevar la salud mental y emocional a las personas a través de talleres de inteligencia emocional, denomina a las emociones como herramientas de supervivencia cuyo potencial podría ser utilizado a nuestro favor:

“Estamos ignorando las emociones que podrían traernos beneficios a nuestras vidas. Si las aceptamos, podemos vivir más pleno”, enfatizó. 

Finalmente, el equipo de RULER establece que la gestación adecuada de emociones apoya en el rendimiento diario, dando a conocer algunos consejos y estrategias para evitar caer en el analfabetismo emocional: 

  • Tener mayor consciencia sobre nuestro cuerpo y pensamientos: entender cómo reaccionamos ante determinados estímulos. 
  • Vivir el presente: situarse en él aquí y en el ahora. Por ejemplo, ver tres cosas que llamen la atención, oír dos y sentir físicamente otra.
  • Dialogar con uno mismo al momento de identificar emociones negativas: hacer un alto y preguntarse cuál es el causante de dicho sentimiento. 
  • Evitar ser crítico con uno mismo: no juzgarse y descartar la categorización de emociones como buenas o malas, sino sensaciones agradables y desagradables que al identificarlas como tal, se pueden realizar actividades para desplazarse hacia otros sentimientos.

Es necesario enseñar a los alumnos estrategias de regulación emocional y proveer herramientas para el desarrollo de habilidades socioemocionales, comenzando por un proceso en torno a reconocer, entender, etiquetar y exteriorizar los sentimientos. 


Con información de Renata Chávez y Karen Tovar

 

 

SEGUIR LEYENDO

 

Seleccionar notas relacionadas automáticamente
0
Campus:
Escuelas:
Etiquetas:
Categoría:

Notas Relacionadas

En Nuestros Otros Medios