Maestra Bertha Guerrero de PrepaTec se despide de la institución entre sonrisas, abrazos y lágrimas; 30 años de experiencia.
Por Luis García - 06/02/2019

Luis García | Campus San Luis Potosí

Tras 30 años de laborar dentro del Tec de Monterrey en San Luis Potosí, la maestra de PrepaTec, Bertha Leticia Guerrero Cervantes, se despide de la institución con una sonrisa, “Creo que son estos momentos los que debemos atesorar en nuestra memoria, porque son muy especiales”, menciona.

“Agradezco al Tec la oportunidad de aprender tanto y de enriquecerme con las vidas de otros, que ahora son parte de mi propia vida”, resalta agradecida la profesora Bertha.

“Desde pequeña me gusta aprender, siempre fui una niña muy curiosa” comenta, “picaba los agujeros de las hormigas” recuerda con una sonrisa en los labios, “también fui picada por las abejas por andar revisando el panal”, cuenta.

Bertha Guerrero
Bertha Leticia Guerrero, recibiendo un presente por parte de sus compañeros colaboradores

Bertha relata que sus ganas de aprender la impulsaron siempre a buscar nuevas experiencias y que el Tec de Monterrey le ayudó a explotar ese aspecto; “El Tec de Monterrey fue el lugar perfecto para mi, para aprender”.

“Todas mis muñecas parecían hijas de Frankestein, porque las parchaba”, recuerda Bertha entre risas.

Una de las etapas que vivió la profesora Guerrero dentro de la institución fue el ser tutora, en el área de tutoría de PrepaTec. Ahí, desarrolló habilidades de empatía con sus alumnos, pues frecuentemente escuchaba sus problemas y quejas, mientras buscaba la manera más eficiente de ayudarlos.

También laboró en el área de desarrollo de habilidades del pensamiento y área psicopedagógica. Participó en el área de extensión en la zona industrial, formación y valores de profesional y servicio social.

“Siempre pensé que iba a ser científica”, expresa Bertha mientras rememoraba sus aventuras infantiles.

Sin embargo, la mayor satisfacción que recibió durante todo ese tiempo fue la otorgada por los estudiantes de la institución, “Pasaron por mi muchas generaciones de alumnos, muchos de los cuales son mis amigos ahora, [...], son entrañables amigos”, expresa.

“Tengo familias que son amigos de nosotros, y todo comenzó porque fueron mis alumnos”, comenta la maestra Guerrero.

Bertha invita a las nuevas generaciones de alumnos a aprovechar las oportunidades que se presentan, para mejorar el país en el que vivimos. “Nací entre las crisis, y ya nos hemos acostumbrado a vivir así, pero no es la forma ideal de hacerlo. Los jóvenes tienen la oportunidad de cambiar ese hecho”, puntualiza la profesora.

Seleccionar notas relacionadas automáticamente
0
Escuelas:
Categoría:

En Nuestros Otros Medios