Por crear un modelo de vivienda adecuado a un espacio de 25 m2, sostenible y con un diseño innovador, cuatro alumnas del Tec ganaron el Reto Vivienda Digna
por Martha Mariano - 21/05/2019

Por Martha Mariano | campus Monterrey

Con 95 mil pesos se podrá construir una vivienda digna, sostenible e innovadora gracias al prototipo creado por estudiantes del Tec, ganador del primer lugar del Reto Vivienda Digna, de Fundación Promax.

En Nuevo León, más de 240 mil personas viven en algún estado de vulnerabilidad debido a la falta de condiciones dignas que les permitan un buen desarrollo integral, de acuerdo con el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL).

Atendiendo esta problemática, Ivette Caveli, María Fernanda Gómez, Rosa Torres y Yevgeniya Semanivska pusieron manos a la obra para crear un modelo de vivienda de bajo costo.

El modelo será utilizado para reconstruir comunidades con problemas de acceso a la vivienda; se espera que en inicio se construyan cinco unidades en el municipio de Apodaca, Nuevo León.

“Nosotras fuimos el equipo que representó al Tecnológico de Monterrey en este reto, el cual tenía como base crear una vivienda de 25 m2 que fuera sostenible e innovadora y replicable en el mediano plazo”, explicó Ivette Caveli.

Destacó que este modelo de casa se adapta al esquema de vivienda digna por su bajo costo, con un precio aproximado de 95 mil pesos, aunado a sus atributos de habitabilidad:

  • Elasticidad de espacio.
  • Programas cruzados (cocina, áreas comunes, dormitorios, almacén).
  • Espacio productivo.
  • Privacidad en dormitorio (segunda planta).
  • Cocina exterior / social.
  • Relación a espacio público.

v1

Las estudiantes de octavo semestre ganaron el primer lugar del concurso en el que también participaron equipos de otras dos universidades locales.

Para esta edición se seleccionaron únicamente a tres equipos finalistas de más de 90 inscritos en la convocatoria, los cuales debieron construir su modelo de vivienda en escala real dentro de su universidad.

“Establecimos varias premisas de diseño, pero algo de lo que estuvimos seguras era que nuestro modelo tenía tener el valor de una segunda planta, espacios que interactuaran entre ellos y sobre todo funcionales”, señaló Fernanda Gómez.

v2
El equipo ganador fue seleccionado el pasado 30 de abril por un comité de expertos en el ámbito de la construcción.

Para Juan Carlos López Amador, director de la carrera de Arquitectura esta no es solo una distinción que pone en alto el esfuerzo realizado por las alumnas, sino también una oportunidad de ganar experiencia profesional.

“Nos da mucho orgullo ver este triunfo para nosotros como profesores y, sobre todo para la carrera porque aprendieron a desarrollar sus habilidades colaborativas que es esencial para este tipo de retos”, compartió.

Las alumnas coincidieron en que el mayor desafío fue crear un espacio de calidad que brindara una sensación de apertura e interconexión entre el interior y el exterior.

Pareciera que es muy fácil hacer vivienda mínima porque te puedes apegar a las medidas, pero aquí nos dimos cuenta que podemos jugar con lo mínimo al momento de diseñar y que no hay limitantes”, mencionó Gómez.

Para la construcción de la casa se utilizaron paneles de yeso regular, paneles de yeso exterior compuesto de fibra de vidrio para ayudar con el aislamiento término.

En el techo se colocaron tejas asfálticas, mientras que la estructura de toda la casa está compuesta de perfiles y vigas, así como elementos de carpintería en puertas y ventanas, las cuales destacan por su diseño contemporáneo.

“Más allá de recibir el reconocimiento nos llevamos esta idea de que estamos creando un impacto social con nuestra propuesta y que como estudiantes de arquitectura estamos atendiendo esta problemática en México”, compartió Caveli.

vivienda



LEE TAMBIÉN:

 

Seleccionar notas relacionadas automáticamente
0
Categoría:

En Nuestros Otros Medios