Experta en discursos y comunicación del Tec Monterrey, la maestra Claudia Bastien explica cómo se puede lograr tener una conversación interesante y comparte algunos consejos para lograrlo.
Por Valeria García | Campus Sinaloa - 05/03/2021 Fotos Valeria García

Claudia Bastien, maestra del Tec de Monterrey campus Sinaloa, experta en comunicación, explica por qué es muy importante para una persona tener conversaciones de calidad y brinda consejos de cómo lograrlo.

Las habilidades adornan a cada persona al demostrar con ellas cierta gracia, destreza e ingenio, así que cualquier persona que tenga alguna siempre será recibida con simpatía; algo que todo ser humano necesita para su bienestar”, dijo la experta.

Asimismo, Claudia destacó que la habilidad de tener un tema y aún mejor: un buen tema de conversación, provoca momentos agradables ya sea de paz o de alegría que facilitan la interacción personal y los negocios.

De igual manera, afirmó que incluso en ocasiones se desarrollan otras habilidades como la argumentación y se refuerzan valores como respeto o empatía.

 

dos siluetas de personas conversando

 

A continuación, la experta en comunicación comparte una lista de cinco consejos esenciales para poder conseguir entablar buenas conversaciones.

 

1. Regala una sonrisa

Claudia recomienda iniciar siempre con un semblante agradable, regalar una sonrisa que también incluya la mirada: sonreír con boca y ojos, además de hacer contacto visual.

 

2. Busca un tema a tus alrededores

Si ya se conoce a la persona, y hay confianza, no habrá muchas dificultades para sacar tema, pues se puede comenzar con algún tema que previamente ya sepan que tienen en común.

Cuando no se conoce a la persona con la que se quiere conversar, es adecuado presentarse pero también se puede iniciar haciendo algún comentario referente al contexto que los rodea; por ejemplo, en un evento deportivo, uno artístico, o comentar brevemente nuestra opinión sobre un artista o la obra expuesta, recomienda Claudia.

 

3. Muestra interés por el otro

“Después de recibir alguna respuesta favorable, hay que tener la cortesía de mostrar interés por el otro, preguntando algo trivial sobre él o ella, algo que no intimide y que haga que la otra persona se sienta cómoda”, expresó Claudia.

Además, resaltó que se puede seguir conversando sobre lo que se comentó al crear el contacto inicial, pero también se puede preguntar sobre su nombre, a qué se dedica o sus ocupaciones en su tiempo libre. 

“Cuando ya conocemos a nuestro receptor, preguntar cómo se siente después de saludarlo, generalmente da inicio a una conversación”, agregó.

 

4. No olvides hablar sobre ti mismo

Habla un poco sobre ti, cuidando de no mencionar aspectos íntimos que pudieran inhibir a la otra persona. 

“Puedes hablar sobre algo en general que te guste que vaya acorde al contexto, puede ser sobre deportes, pasatiempos, trabajo, libros, películas, comida, amigos o familiares, cuidando de no mencionar detalles sobre terceros.” mencionó la experta.

“Es muy importante siempre respetar la privacidad de quienes mencionas y la tuya propia”, aclaró.

 

5. Haz que la conversación fluya

La conversación va a fluir en la medida que las personas se sientan cómodas y no invadidas. 

Según la experta, si no conoces a la persona con quien se está entablando conversación, no se debe invadir su espacio, guardando una distancia que demuestre respeto y a la vez interés y será una plática muy amena. 

 

dos personas platicando en una sala

 

Elementos principales de una buena conversación

Claudia menciona que tener un buen tema es esencial, así como que exista el emisor, quien inicia la conversación; el receptor, quien recibe el mensaje y que en determinado momento invierte su papel al del emisor, creando así la plática fluida.

 “Los elementos más importantes son un mensaje interesante, un buen canal (es decir voz clara), y las palabras y los gestos, que son importantísimos como parte de la comunicación no verbal, pues transmiten más del 90% del mensaje.”, explica la experta.

De igual manera,  agrega que el contexto también es muy importante y que no se debería tocar un tema serio o complicado que pudiera crear estrés, en algún momento de celebración o un tema cómico en un escenario serio.

 

Para finalizar, Claudia mencionó que todos los seres vivos estamos en constante comunicación y resaltó la importancia de la comunicación no verbal que está siempre presente en nuestras conversaciones.

“Los seres humanos nos comunicamos igual que los animales; decimos que estamos bien o mal aún con nuestro silencio y siempre vamos más allá de las palabras con nuestro semblante, mirada, postura, movimientos, tono”, resaltó. 

“Acompañar esta comunicación no verbal con un buen tema de conversación nos ayuda a socializar, desarrollar habilidades y valores e incluso puede provocar que estemos presentes en la memoria de los demás”, cerró Claudia.

 

SEGURO QUERRÁS LEER TAMBIÉN:

 

 

 

Seleccionar notas relacionadas automáticamente
0
Campus:
Categoría:

En Nuestros Otros Medios