Coordinador del departamento de Inclusión y Accesibilidad de LiFE en campus Monterrey comparte los retos y aspectos a considerar sobre el aprendizaje e impartición de esta lengua
Por MARLENE GONZÁLEZ | CAMPUS MONTERREY - 23/09/2020

En estos tiempos, la comunicación en medios digitales ha facilitado la continuidad de la vida cotidiana, pero existe un grupo de personas que es vulnerable ante la situación: la comunidad sorda.

Durante la pandemia la información se ha vuelto inaccesible en algunos casos por la falta de intérpretes de la lengua de señas en las diferentes vías por las que se emiten mensajes.

Ante ello es importante generar una cultura de respeto y mantener una constancia en la práctica del aprendizaje del idioma, indicó Jorge Ayala, coordinador del departamento de Inclusión y Accesibilidad de Liderazgo y Formación Estudiantil.

“Es como cualquier idioma en el que si no se practica se pueden olvidar algunas cosas”, compartió Ayala.

“Además de la importancia de la impartición de lengua de señas es sumamente importante la impartición del conocimiento sobre la cultura de las personas sordas y que se genere un respeto hacia estas personas”.

Según cifras de la Federación Mundial de Sordos, existen aproximadamente 72 millones de personas sordas en todo el mundo.

Para crear conciencia sobre la importancia de este idioma, la Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó el 23 de septiembre como el Día Internacional de las Lenguas de Señas.

 

Jorge Ayala, coordinador de Inclusión y Accesibilidad en campus Monterrey
Jorge Ayala es coordinador del departamento de Inclusión y Accesibilidad de Liderazgo y Formación Estudiantil.

Ayala compartió que, aunque cada vez son más personas interesadas en aprender esta lengua, aún queda mucho por recorrer hacia la inclusión de esta comunidad.

“Hemos avanzado como sociedad, aún tenemos un largo camino que recorrer hacia la inclusión de las personas con discapacidad, en específico con esta discapacidad.

“Creo que sí hemos realizado avances, cada vez son más las personas interesadas en aprender y estoy seguro de que esto nos va a llevar que en un futuro la sociedad pueda ser más incluyente”, dijo el integrante del área de Bienestar y Consejería del campus Monterrey.

Jorge señaló que en la institución el interés por aprender la lengua de señas ha aumentado cada vez más, y de forma externa se tiene una mayor visibilidad sobre este tema.

“Nosotros lo vemos con los indicadores de estudiantes que toman los cursos de lengua de señas, ya que hace seis años que iniciaba el curso era algo muy nuevo y poco sonado”, mencionó.

“Empezamos con un curso para alrededor de entre siete y 10 estudiantes, ahora tenemos alrededor de 80 estudiantes divididos en distintos niveles que son básico, intermedio y avanzado, además de modalidades de entre semana y sabatino.

Ayala recomendó que los cursos de lengua de señas deben impartirse por personas de la comunidad sorda, esto para mostrar respeto al grupo y asegurarse que el aprendizaje es el apropiado.

“Lo menciono y remarco porque cada vez es más común que personas con un dominio básico de la lengua de señas intentan impartir cursos”, comentó.

“Siempre hay que cuidar que esto no suceda, sino que sean personas de la comunidad de sordos preparadas para la impartición del curso para mostrar respeto hacia la comunidad de las personas sordas y para tener la certeza de que el conocimiento es el adecuado”.

Para aprender la Lengua de Señas Mexicana el departamento de Inclusión y Accesibilidad del campus Monterrey brinda a través de un curso esta experiencia que está abierta para todo el público. Si buscas mayores informes escribe a inclusion.mty@servicios.tec.mx.

Además, existen distintas entidades que la imparten como el Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), Museo de Arte Contemporáneo de Monterrey (MARCO), Instituto Estatal de la Juventud (INJUVE), entre otras.

 

SEGURAMENTE QUERRÁS LEER TAMBIÉN:

 

Seleccionar notas relacionadas automáticamente
0
Campus:
Categoría:

En Nuestros Otros Medios