Jorge Ayala, director de Inclusión y Accesibilidad de campus Monterrey compartió las problemáticas actuales que afronta la comunidad sorda, además de las acciones que se pueden realizar en su beneficio e invita a participar en cursos de capacitación
Por MARTHA MARIANO | CAMPUS MONTERREY - 14/08/2020

La alerta sanitaria por COVID-19 ha venido a evidenciar las carencias de diversos grupos vulnerables siendo el de las personas con discapacidad auditiva o sordas uno de los más impactados en esta contingencia.

Según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en México existen más de dos millones de personas sordas, lo que representa un gran reto para esta comunidad como el visibilizarse y contar con las herramientas necesarias para avanzar hacia una sociedad incluyente.

Así lo compartió Jorge Ayala Guerrero, director de Inclusión y Accesibilidad del campus Monterrey, quien además señaló que las personas sordas viven un momento difícil en esta emergencia sanitaria.

Ya que, por seguir las medidas de prevención, como el uso de cubrebocas, pierden un elemento fundamental en su medio de comunicación: los gestos.

“Actualmente se ha evidenciado la problemática de la atención a las personas con alguna discapacidad auditiva, porque ¿cuánto personal de la salud está capacitado con el lenguaje de señas mexicana?, eso es lo complicado.

Por eso, es importante que dentro de lo posible las personas sordas hagan uso de un cubrebocas transparente o en su caso una careta”, apuntó.

 

Hombre utilizando cubrebocas transparente
El uso de cubrebocas transparente facilita la comunicación de personas con discapacitad auditiva.

Sin embargo, este es tan solo uno de los diversos desafíos a los que la comunidad sorda se debe enfrentar, ya que en el ámbito educativo se sigue trabajando por incluir cada vez a más personas con esta condición.

“Vemos que el tema de tener un intérprete en las escuelas requiere de una inversión económica y muchas veces no se tienen los recursos para poder brindar este servicio.

Esto da paso a un rezago educativo que se puede ver desde los niveles más básicos de la educación”, comentó.

Agregó que algo fundamental para hacer frente a este problema es generar una conciencia sobre la importancia de la inclusión en general de las personas con discapacidad.

Además de estar convencidos de que la inclusión genera un valor en la sociedad ya que trabajando de manera conjunta se aportan grandes valores.

“Con todo esto también se genera que las personas conozcan más de la Lengua de Señas Mexicana, se concienticen y se pueda generar una materia, una unidad de formación dentro de la malla curricular”, expresó.

Hay un mayor interés en incluir a esta comunidad lo cual yo creo que es algo fantástico, continuó, este avance que hemos tenido en temas de inclusión se debe mucho a que es algo que se ha ido empujando desde que eran temas que nadie conocía.

Para seguir impulsando esta cultura incluyente, Ayala insistió en que la capacitación en la lengua de señas es una herramienta fuerte para visibilizar y brindar apoyo a esta comunidad.

“No es difícil aprender la lengua de señas, su complejidad reside en la constancia, pero también de la convivencia con muchas personas con discapacidad auditiva para generar un mayor dominio de la lengua”, compartió.

 

Estadísticas personas con discapacidad auditiva México

POR MÁS HABLANTES DE LA LENGUA DE SEÑAS MEXICANA

Por sexto año consecutivo el departamento de Inclusión y Accesibilidad del campus Monterrey se suma a los esfuerzos por compartir la experiencia de aprender la Lengua de Señas Mexicana a través de un curso enfocado en el tema.

“El curso de Lengua de Señas Mexicana está dirigido a estudiantes, colaboradores, profesores y al público general lo llevamos haciendo de esta manera con la idea de ser impulsores de esta lengua”, mencionó Jorge Ayala.

Este año, debido a las condiciones actuales, el curso se llevará a cabo de manera virtual a través de la plataforma Zoom, iniciando el próximo 31 de agosto para el horario de lunes y jueves de 18:00 a 19:30 horas.

Y el 5 de septiembre para el horario de los sábados de 10:00 a 13:00 horas, explicó el director.

“Manejamos tres niveles en este curso dependiendo de la experiencia que tenga cada participante, buscamos que no sean grupos saturados para que la dinámica de la clase sea ágil”, explicó.

El costo del curso es de $1000 pesos para alumnos y colaboradores de la comunidad Tec y $1300 para el público en general.

Para inscribirse deberán acceder a la siguiente liga https://bit.ly/TEC_LSM_AD2020 donde deberán llenar el formulario, la fecha límite para registrarse es el 29 de agosto.

“Es importante generar más espacios incluyentes para personas con discapacidad, crear un plan integral donde las personas puedan ser capaces de interactuar con alguien sordo o con alguna discapacidad”, concluyó Jorge Ayala.


SEGURAMENTE QUERRÁS LEER TAMBIÉN:

 

 

Seleccionar notas relacionadas automáticamente
0
Campus:
Categoría:

En Nuestros Otros Medios