EXATEC de la PrepaTec Estado de México, Carlos Cortés, es uno de los tres mexicanos nominados al Óscar en el 2021
Por Ricardo Treviño y Alejandro Navarrete | Redacción Nacional CONECTA - 20/03/2021 Fotos Cortesía Carlos Cortés

Desde niño jugaba con los sonidos. En su casa, tomaba un casette, lo introducía en la grabadora y comenzaba a volar registrando audios una y otra vez.

"Todavía tengo la casetera Pioneer de mi papá en la que grababa", recuerda. "También tenía un sistema de reverberación Kenwood y yo lo tomaba para jugar". 

Ahora, siendo uno de los tres mexicanos nominados al Óscar en Mejor Sonido por la película The sound of Metal, Carlos Cortés reconstruye cómo ha sido su camino por el mundo del audio. 

Tras su niñez con padres melómanos, se hizo músico, grabó a su banda... pero luego tuvo una encrucijada, cuando tuvo que decidir qué estudiar.

 

Carlos trabaja como ingeniero para el estudio de postproducción Sponsor Omnia, en Tepoztlán..

 

Músico, rockero y productor amateur

Para la preparatoria, Carlos ya era un apasionado de la música y guitarrista de su propia banda.

“Pedía micrófonos prestados, grababa y tocaba con la banda; siempre yo era el que conectaba todo.

“Nos llamábamos Slalom, hacíamos rock fusión, medio jazzeado y de repente yo tocaba con distorsión”, dice.

Ahora, el sonido de la película Sound of Metal ha sido descrito por The New York Times como un "sonido extraordinariamente intrincado".

 

"Papás, ya no quiero estudiar electrónica"

Cuando Carlos se graduó de la PrepaTec en Estado de México, enfrentó un dilema: no había carreras de producción de audio, (como la que ahora tiene, por ejemplo, el Tec).

Se metió a estudiar entonces Ingeniería en Electrónica y Comunicaciones, pero pronto cambió de opinión.

"Sí, me gustaba, pero me costaba mucho trabajo; honestamente no me veía desarrollando teléfonos".

 

"No me veía desarrollando teléfonos. Les dije que no estaba funcionando para mí".

 

Habló con sus padres y les dijo que quería irse al extranjero y seguir persiguiendo la pasión que siempre había tenido.

"Les dije que no estaba funcionando para mí, y lo entendieron".

Emigró a EU, a Ohio, donde encontró una escuela que era accesible a su presupuesto y logró graduarse como ingeniero de sonido.

Carlos lo recuerda, estando ahora nominado al Óscar. 

“Todavía no me lo creoestoy súper contento de que se reconozca el trabajo y el esfuerzo de todos los días", dice a CONECTA.

 

 

The Sound of Metal: confusión y paz en el sonido

“A mí me causó terror la primera vez que la vimos. Había días en los que el tema de conversación era: ‘imagínate que te pase esto’", confiesa Cortés. 

Y es que The sound of metal trata de alguien que también vive de su audición, un baterista, que comienza a perder el oído. 

Por eso, el sonido de la cinta busca reflejar esa pérdida de la audición con una interesante mezcla de silencios y distorsiones.

 

El sonido en esta película es muy sensorial".

 

El sonido en esta película es muy sensorial; tratamos de usar momentos en los que no es inteligible", explica.

El equipo de sonido fue liderado por el francés Nicolas Becker, y en él participaron los también mexicanos Jaime Baksht y Michelle Couttolenc, así como el estadounidense Phillip Bladh.

Buscamos transmitir la desesperación del personaje: sí escuchaba, pero tenía una pérdida al grado de no entender lo que le decían.

“La película está en 5.1 canales y lo que intentamos fue desorientar mucho, que fuera distorsionado y molesto”, cuenta.

 

 

El fino balance de Cortés en The Sound of Metal

En The Sound of Metal, Carlos fue uno de los responsables de organizar y plantear el tiempo y volumen correcto de los sonidos para que encajaran perfecto en cada escena.

“Balanceamos los niveles para que el sonido fuera coherente y tuviera el impacto que se requería".

Como ese niño que jugaba con audios, Carlos relata que se divirtió metiéndose con cada sonido y, emocionado, recuerda el trabajo en varias escenas:

“Hay un concierto apabullante al inicio (...) también, una escena donde Ruby sale tocando el piano y la cámara hace un zoom in y te va mostrando cómo él está percibiendo el sonido”.

También, recuerda una emotiva secuencia donde el protagonista golpea la lámina de una resbaladilla para que un niño perciba el sonido con vibraciones.

 

 

Carlos Reygadas con Carlos Cortés y el equipo de audio de la película The Sound of Metal, en las instalaciones de su estudio Splendor Omnia, enclavado en el bosque de Tepoztlán, México.
Carlos Reygadas con Carlos Cortés y el equipo de audio de la película The Sound of Metal, en las instalaciones de su estudio Splendor Omnia, enclavado en el bosque de Tepoztlán, México.

 

La preparación y la influencia de Carlos Reygadas

Una de las influencias de Carlos Cortés es el destacado cineasta mexicano Carlos Reygadas, ganador como mejor director en el Festival de Cannes. 

Cortés ha trabajado en varias películas con Reygadas, y, ahora, es mezclador de audio en su estudio, Splendor Omnia, el cual mezcló el sonido de The Sound of Metal.

"Trabajar con Carlos (Reygadas) ha sido un crecimiento exponencial por el nivel de precisión que quiere con cada sonido.

"Por ejemplo (Carlos te pide) cómo suena la pata del toro con el pasto. Y luego, son 16 toros que hay que ponerlos en perspectiva".

De hecho, a los otros dos mexicanos nominados los conoció también gracias a Reygadas.

“Yo ya había colaborado con Jaime y Michelle en una película de Reygadas; hicimos muy buena mancuerna y sugirieron que los tres trabajáramos como mixers”.

En la mañana del pasado 15 de marzo, Nicolas Becker, el supervisor de todo el equipo, le avisó de la nominación del Óscar a Cortés.

“Me enteré que estábamos nominados cuando Nico Becker me despertó; él vive en París y me habló. ¡Estábamos llenos de alegría!".

 

Cortés participó como ingeniero de audio de Sound of Metal, película nominada al Oscar por Mejor Sonido

 

Seguir soñando y jugando con los sonidos

Carlos Cortés Navarrete cuenta con 13 años de trayectoria y un historial de 81 producciones de cine.

Ha trabajado en películas como Nosotros los nobles y el documental La Tempestad, con el que ganó un Ariel en 2019.

Ahora es orgullosamente un nominado no solo al Óscar, sino al BAFTA, de la academia británica, y considera que en nuestro país los talentos van en ascenso.

“Veo que en los últimos años en México está subiendo bastante el nivel; hay mucha gente apasionada en los procesos”, agrega.

De hecho, algo que considera que le aportó su paso por PrepaTec y por el Tec de Monterrey es un gran sentido de responsabilidad profesional.

Del Tec me gusta el planteamiento de rigor que tiene. Te ayuda a que entiendas el valor de la disciplina, algo que necesitas todo el tiempo en un estudio. 

"Si no sabes dónde está lo que necesitas, es tiempo súper valioso que le robas a la producción”.

 

“Hacer sonido representa muchos retos. Todo el tiempo hay una sinfonía ahí afuera".

 

Una de las pasiones del EXATEC es la música.

 

Además de cine, Cortés también ha incursionado en el teatro e instalaciones artísticas.

Colaboró en las obras Savia y Yogamoi, en Paris, y en La montaña invisible, una instalación, en el MUCA de México, de mil 200 metros cuadrados, con 14 bocinas.

“Disfruto hacer esto que amo: trabajar con el sonido en general, ya sea un proyecto audiovisual, un concierto o una instalación".

Y así, tal como ese niño que jugaba con los casettes, Carlos busca seguir jugando y envolviendo con los sonidos.

“Hacer sonido representa muchos retos. Todo el día, todo el tiempo, hay una sinfonía ahí afuera”, finaliza.

 

“Disfruto hacer esto que amo: trabajar con el sonido".

 

 

 

The Sound of Metal y la búsqueda del Óscar 

La película dirigida por el Darius Marder obtuvo 6 nominaciones al Óscar. (la mitad de las de Amazon Prime Video), incluyendo Mejor Película y Mejor Guion. 

El Óscar es el nombre que se le da a los premios de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Estados Unidos y se entregará este año el 25 de abril. 

 

 

LEE MÁS EN CONECTA

 

 

 

Seleccionar notas relacionadas automáticamente
0
Escuelas:
Categoría: