Alumnos del Tecnológico de Monterrey crearon cuatro proyectos diferentes con los desechos de la cáscara del café durante el Semestre i “Moléculas del Millón”.
Por DANNA HUERTA | CAMPUS VERACRUZ - 19/12/2019

Alumnos del Tecnológico de Monterrey crearon cuatro proyectos diferentes a base de la cáscara del café durante el Semestre i “Moléculas del Millón”.

Los alumnos innovadores son de distintos campus como Monterrey, Toluca y Puebla. Ellos estuvieron en contacto con distintos productores de café para poder desarrollar sus proyectos durante el semestre.

Los cuatros proyectos desarrollados fueron Ecoffeelter, Gibalto, Koffee Pallets y FlaxOr.

Ecoffeelter es un filtro de cigarrillos a base de la cascarilla de café. Este es sustento a varios procesos, pero el más importante es la obtención de la celulosa.

La diferencia entre un filtro común y uno de Ecoffeelter es que los otros se obtienen de los árboles y este es de un residuo al cual se le da otro uso.

Filtro desarrollado por alumnos Tec con desechos de café

Leonardo Méndez, miembro de Ecoffeelter señaló “El precio de un filtro promedio equivale 10 filtros de Ecoffeelter”.

 Koffee Pallets, una empresa que revoluciona a los pallets. Son aquellas tarimas de madera o plástico que ayuda en el traslado de carga.  Los miembros de este equipo desarrollaron pallets con la cascarilla del café. 

Alumnos Tec crean productos con desechos de café

Este proyecto va dirigido para que aquellas empresas e industrias se unan al movimiento sustentable. Uno de los polímeros que utilizan es el PET y entre ellos también los naturales.

FlaxOr, un antioxidante en beneficio de la salud e incluir a invadir el cáncer. La pulpa del café sirvió como materia prima para que estos jóvenes pudieran desarrollar su proyecto.

Expertos analizan productos con desechos del café

El líquido que contiene cada frasco de FlaxOr se puede ingerir directamente e incluso es soluble para las bebidas del consumidor.  Los alumnos planean que su producto se encuentre en farmacéuticas para adquirirlo más fácil.

 

Gibalto, un textil biobasado, este se compone de pectina extraída a partir de los desechos del café, celulosa bacteriana, PVA  al 3% y glicerina. 

Expertos analizan productos con desechos de café

La industria textilera es la segunda más contaminante en el planeta tierra por lo que Diana Laura Gómez destacó “Nuestro proyecto es muy viable, sustentable y lo más importante es la pectina que proviene de los desechos del café”.

Todos estos proyectos fueron un éxito para los distinguidos jueces y la audiencia que hicieron presencia en la presentación final. Sin duda demostraron el potencial del Tec de Monterrey.

 

LEE TAMBIÉN:

 

 

Seleccionar notas relacionadas automáticamente
0
Campus:
Categoría:

En Nuestros Otros Medios