Potosino busca empoderar la cultura mexicana por medio de IBLAB, una plataforma para la enseñanza de lenguas indígenas de México.
Por Felipe Hernández| Campus San Luis Potosí - 25/09/2020

“Era una noche de insomnio encontré que existía la Beca al Talento Emprendedor en el Tec y dije: ¡de ahí soy, de ahí soy!”.


Así comenta Noé Escudero, cuando encontró la oportunidad perfecta para conseguir una beca en el Tec de Monterrey haciendo lo que le apasiona: emprender. De esta manera postuló su proyecto IBLAB.

IBLAB es una plataforma de aprendizaje de  lenguas indígenas de México. “La idea surgió desde mi gusto por la lingüística. Siempre he querido apoyar a embellecer y empoderar la cultura mexicana”.

Después de competir con más de 516 proyectos a nivel nacional. Noé fue uno de los 33 seleccionados para recibir La Beca al Talento Emprendedor.

 

Noé trabajando en su proyecto de emprendimiento.

 

Ahora él estudia la avenida de Negocios en el Tec de Monterrey campus San Luis Potosí . Gracias a esta beca él tiene las herramientas y orientación para seguir desarrollando su proyecto.

La Beca al Talento Emprendedor consiste en un apoyo del 70% de la colegiatura durante tus estudios en el Tec de Monterrey. 

 

Persiste y logra

Noé es originario de Ciudad Valles, San Luis Potosí. De donde él es, aún conservan un poco la cultura indígena. Sin embargo se ha dado cuenta que no tanto como deberían, eso formó parte de su impulso y motivación para crear IBLAB.

Desde que Noé comenzó su proyecto, estuvo presente la adversidad. 

“Mis papás siempre dudaron, no de mi capacidad, sino de lo que hacía  y por qué esa beca. Mi mamá me decía, aplica para una beca más normal, algo más conocido”.

“Cada vez que mencionaba algo de mi proyecto, me tiraban a loco ya que era algo nuevo para nosotros. También escuchaba comentarios de mis amigos, diciendo que cambiara de proyecto porque no funcionaba y era mala idea”, agregó Noé.

 

 

Noé en bootcamp de emprendimiento en el Tec campus SLP
Noé Escudero (en el centro)  trabajando en su proyecto en el bootcamp del Tec campus SLP.

 

A pesar de lo que se le presentaba, él continuó hasta lograr su objetivo, “hubo momentos donde dudé, pero estaba muy enamorado de mi proyecto como para decirle adiós sólo porque alguien me lo dijera”.

“Para el proceso cumplí con los requisitos, pasé a la segunda etapa y tuve la entrevista. Después de tres semanas me informaron que pasé al bootcamp, hice mi pitch y el resto fue historia...”.

Ahora Noé se encuentra desarrollando su idea con su mentor de emprendimiento en el Tec.

 “Voy a participar en INC Monterrey. Además estoy preparando una presentación para mostrar el proyecto a inversionistas”, finalizó el joven emprendedor.

 

QUIZÁ QUERRÁS LEER TAMBIÉN:

 

Seleccionar notas relacionadas automáticamente
0
Escuelas:
Categoría:

Notas Relacionadas