La Iniciativa Campana-Altamira, en la que participa el Tec, busca generar un impacto social positivo en colonias que se mostraron en la película
Por Ricardo Treviño | Redacción CONECTA - 28/09/2020

¿Recuerdas el edificio abandonado de la película Ya no estoy aquí, donde el personaje de Ulises se reúne con Los Terkos? Está ubicado en el Cerro de la Campana, en Monterrey, zona en la que vecinos, voluntarios del Tec y otras organizaciones han trabajado juntos para mejorarla.

Esa labor forma parte de la Iniciativa Campana-Altamira, que lideran el Tec de Monterrey, CEMEX, así como los gobiernos de Nuevo León y Monterrey, para lograr un cambio, dijo a CONECTA Tania Arrambide, gerente de Nodos Estratégicos del Tec.

“Queremos mejorar la calidad de vida en forma sostenible a partir de intervenir, activar y empoderar a la comunidad con innovación, corresponsabilidad, confianza y resiliencia, aportando lo mejor que cada institución tiene”, destacó Arrambide.

 

Vecinos y voluntarios de la iniciativa limpiaron un edificio abandonado en el cerro.
Varias escenas de la película Ya no estoy aquí, que obtuvo 10 Premios Ariel, se filmaron en lugares donde se han llevado a cabo mejoras como parte de la iniciativa La Campana-Altamira.

 

El Cerro de la Campana y Altamira son dos de las colonias del sur de Monterrey que aparecen en la cinta que recién obtuvo 10 Premios Ariel, entre ellos el de Mejor Película; es en esas colonias donde las instituciones buscan apoyar a las familias que ahí habitan.

Desde el 2013 el Tec comenzó a implementar programas sociales ahí, pero fue a partir del 2016 que se concretó formalmente la iniciativa y se logró trabajar de manera más organizada. 

A la fecha se han puesto en marcha 299 proyectos lo que ha permitido apoyar alrededor de 5 mil familias del polígono (cerca de 20 mil habitantes).

“Queremos mejorar la calidad de vida en forma sostenible a partir de intervenir, activar y empoderar a la comunidad con innovación"

 

CINE VS. REALIDAD: BÚSQUEDA DE UNA TRANSFORMACIÓN

Aunque la película Ya no estoy aquí hace referencia al 2011, varias de las problemáticas sociales que muestra son aún una realidad sobre la que hay que reflexionar, consideró Arrambide.

“Hay muchas cosas que ya habían estado sucediendo previamente, pero sí me parece que (la película) generó más sensibilidad al tema y motiva a no juzgar sin tener en cuenta los retos con los que se topan estas comunidades", resaltó.

“Queremos que los niños y jóvenes tengan opciones para desarrollar su potencial. Lo que narra esta película es que los jóvenes no tenían opciones, y me parece que siguen sin tener las opciones suficientes para poder seguir adelante, pero eso nos impulsa a seguir trabajando”, agregó.

 

Cada vez más vecinos participan en los programas de la inciativa.
Vecinos, organizaciones de la sociedad civil y autoridades trabajan juntos en algunos programas.

 

Victor González, especialista de Enlace Comunitario del Tec y quien trabaja en ese sector desde hace 6 años, reconoce también que aún hay retos por encarar en la zona, pero que las mejoras que se han impulsado alienta a sus habitantes.

“Cada vez hay más vecinos que trabajan más y colaboran en los comités vecinales, ves cómo la colonia se ha ido sintiendo cada vez más orgullosa de sí misma", destacó.

González comparte el ejemplo de Colosalun macromural de 25 mil metros cuadrados que se conformó al pintarse 290 casas de la zona. 

“Ese tipo de proyectos levantan la autoestima, la gente vive ese orgullo de ser de La Campana y sabe que es por algo positivo”, dijo González.

“Hay una coordinación estrecha entre las instituciones de la iniciativa: tenemos como premisa acompañar a la comunidad, facilitar los procesos, pero permitir que ellos sean los protagonistas de sus propias transformaciones”, agregó Arrambide.

 

 

Cada vez es más común ver a jóvenes, adultos y también niños con la inquietud de mejorar su comunidad, agregó, ya que se sienten responsables de su colonia y saben que la pueden mejorar.

“Todas estas locaciones (de la película) las conozco; hemos hecho programas en lugares donde se filmaron algunas escenas, hay algunas en donde nosotros hicimos los murales.

“Y en esas zonas también tenemos comités vecinales; justo en la Altamira, donde se realiza una de las tomas, hay un grupo de niños que se llama 'Niños en acción' que hacen cosas en beneficio de su comunidad”, reseñó González.

 

EJES DE ACCIÓN 

Los programas que realizan las instituciones y gobiernos de la iniciativa junto a organizaciones de la sociedad civil, empresas y también vecinos del sector tienen base en el Plan Integral para el Desarrollo del Polígono Campana-Altamira.

El plan fue elaborado por la Universidad Autónoma de Nuevo León y contó con la participación de académicos del Tec y la Universidad de Monterrey.

"El plan consta de siete ejes de acción que son: Seguridad y paz social, Inclusión social, Inclusión urbana, Vivienda, Inclusión Económica, Educación, y Salud”, enlistó Arrambide.

El Tec en particular se encarga de coordinar la planeación estratégica de la iniciativa, la estrategia de educación y la estrategia de salud, compartió la gerente de Nodos Estratégicos del Tec.

 

El mural COLOSAL fue realizado por vecinos y voluntarios en conjunto con el Colectivo Tomate.
La comunidad Tec ha participado en varios proyectos de la iniciativa La Campana-Altamira. En el 2019 hubo más de mil alumnos y 500 colaboradores que se sumaron a alguna actividad de mejora.

 

Algunas ejemplos de las acciones que se han implementado en el sector son:

Educación

- Mejoramiento de espacios educativos en escuelas públicas.

- Programa de gestión educativa y acompañamiento a 19 escuelas.

- Becas de educación para adultos a través de Prepanet, el programa de bachillerato en línea del Tec.

- Programa Enseña por México con mil 336 alumnos de preescolar y preparatoria.

 

Participación ciudadana

- Red comunitaria con 53 comités de vecinos, padres de familia y OSC.

- Talleres y capacitaciones para desarrollo humano.

- Activación de mercados locales.

 

Infraestructura urbana y mejora del entorno

- Entornos de paz: pintura en fachadas y murales en mil 600 viviendas.

- Mural COLOSAL, en 290 viviendas.

- Oferta cultural como Cine Abierto.

- Fortalecimiento del Museo Celso Piña.

- Construcción de escalinatas en el Cerro de la Campana.

- Rehabilitación de parques y canchas como Valle del Mirador.

- Mejora de servicios públicos como luz y recolección de basura.

- Tanque de agua para llevar servicio a partes altas de la Campana.

 

Seguridad

- Monitoreo del índice del delito de forma semanal con el Centro de Comando, Control, Comunicaciones y Cómputo (C4).

- Incremento de patrullas de Fuerza Civil en el sector.

- Programas para prevención del delito y violencia intrafamiliar.

 

El grupo Niños en acción realiza actividades para mejorar su colonia.
Niños, jóvenes y adultos participan para mejorar su comunidad y hacen equipo con integrantes del Tec de Monterrey, CEMEX, junto con los gobiernos de Nuevo León y Monterrey.

 

Durante este 2020 la Iniciativa Campana-Altamira opera alrededor de 80 proyectos, informó Arrambide.

Uno de ellos es la instalación de un tanque de agua para abastecer a la parte alta del Cerro de la Campana, con una inversión de 17 millones de pesos del gobierno estatal.

“Sí hemos avanzado y aún faltan muchas cosas por hacer, pero creo que el proyecto está tomando raíz en la vida de los vecinos y se siente que va a continuar; creo que el 2021 será un gran reto para todos”, concluyó González.

 

SEGURO TAMBIÉN QUERRÁS LEER: 

 

 

Seleccionar notas relacionadas automáticamente
0
Campus:
Categoría:

En Nuestros Otros Medios