El arqueólogo y antropólogo Eduardo Matos Moctezuma compartió detalles del imperio mexica durante su participación en el ciclo ‘Al menos flores, al menos cantos’, una reflexión a 500 años de la caída de Tenochtitlán en la Cátedra Alfonso Reyes.

Por MARTHA MARIANO | MONTERREY - 27/09/2021 Fotos SHUTTERSOTCK Y TOMADAS DE LA TRANSMISIÓN

“Hernán Cortés llegó con una visión política muy interesante al establecer la capital de la Nueva España sobre las ruinas de las ciudades mexicas”, señaló el arqueólogo Eduardo Matos Moctezuma.

“Aunque los dioses ya eran otros, la mano de obra era la misma que fue explotada por los peninsulares, los mismos indígenas fueron quienes erigieron la nueva ciudad novohispana”, relató el también antropólogo.

El especialista formó parte del ciclo ‘Al menos flores, al menos cantos’, una reflexión a 500 años de la caída de Tenochtitlán presentado por la Cátedra Alfonso Reyes del campus Monterrey del 20 al 24 de septiembre.

Matos Moctezuma, es director y fundador del Proyecto Templo Mayor en 1978, entre su trayectoria destaca su puesto como director del Museo Nacional de Antropología y del Museo del Templo Mayor.

Además de obtener el Premio Nacional de Ciencias y Artes en 2017, mientras que la Universidad de Harvard lo distinguió con la Medalla Henry B. Nicholson en el 2002.

 

El arqueólogo Eduardo Matos durante su plática sobre la caída de Tenochtitlán en la Cátedra Alfonso Reyes
El arqueólogo Eduardo Matos compartió detalles previos y posteriores a la caída de Tenochtitlán en la Cátedra Alfonso Reyes.

 

“Esta semana la hemos organizado con el objetivo de reflexionar desde una perspectiva crítica, documentada la caída de este gran imperio, reflexionaremos este suceso desde la perspectiva de las artes, de la música, las representaciones gráficas en los mapas y códices.

“Es decir, desde todo lo que conforma ese universo simbólico que siembra las bases de este entramado que hoy llamamos México”, compartió Ana Laura Santamaría, directora de la Cátedra Alfonso Reyes.

‘Tenochtitlán la ciudad imperial’ es el nombre de esta conferencia, moderada por la profesora del campus Monterrey, Marcela Beltrán y con la cual inició el ciclo de charlas llevadas a cabo de manera remota.

 

“Aunque los dioses ya eran otros, la mano de obra era la misma que fue explotada por los peninsulares, los mismos indígenas fueron quienes erigieron la nueva ciudad novohispana”.- Eduardo Matos

 

La vida antes de la caída el imperio mexica

Tenochtitlán fue fundada en 1325 y durará alrededor de 200 años hasta que finalmente va a ser conquistada junto con Tlatelolco, mencionó Eduardo Matos.

“La conquista vino de manos de los españoles y de miles de contingentes indígenas que apoyaban a la armada de Cortés.

“La ciudad fue conquistada el 13 de agosto de 1521, exactamente hace 500 años, ese día se lleva a cabo la rendición de ese último reducto y se captura al tlatoani mexica Cuauhtémoc que había llevado la defensa de su ciudad”, dijo.

Hasta antes del derrocamiento del imperio mexica, el arqueólogo detalló que en la vida de los habitantes de Tenochtitlán se forjaban fuertes y variadas costumbres.

“Tenemos toda la imagen de lo que era la vida cotidiana de los mexicas, el Templo Mayor representaba ese centro de todo el universo nahua antigua, era el lugar de la mayor sacralidad.

“Esa cosmovisión se veía reflejada desde la presencia del templo y la ciudad misma con toda la mitología que la envolvía”, relató.

Relatos registrados de soldados, frailes y civiles hablan de cuáles eran las costumbres de los mexicas y los quehaceres cotidianos, añadió.

“Dentro de Tenochtitlán había una jerarquía, los tlatoanis, jefes del ejército, sacerdotes, después tenemos un grupo muy amplio intermedio por especialistas que habitaban en diferentes lugares de la ciudad.

“Estos habitantes eran albañiles, médicos, poetas, gente dedicada a la construcción, incluso taxidermistas, todos ellos habitaban en la ciudad misma agrupados en diferentes calpullis o barrios, recalcó.

Fundamentalmente era esa la disposición de la ciudad, todo se construía alrededor del templo mayor, sin embargo, en estos barrios tenían también sus propios adoratorios.

 

Datos históricos de la caída de Tenochtitlán

 

“La ciudad fue conquistada el 13 de agosto de 1521, exactamente hace 500 años, ese día se lleva a cabo la rendición de ese último reducto y se captura al tlatoani mexica Cuauhtémoc que había llevado la defensa de su ciudad”.- Eduardo Matos

 

El Templo Mayor como recinto sagrado

El Templo Mayor fue el gran recinto sagrado de los mexicas, un espacio de adoración a Tláloc, dios de la lluvia y la agricultura y a Huitzilopochtli, dios del sol y de la guerra.

“Se estima que el Templo Mayor tuvo siete etapas constructivas, esto lo sabemos porque vemos escalinatas encimadas, las cuales fueron construidas con el paso del tiempo.

“Estos agrandamientos coinciden con los nombres de los nuevos tlatoanis, que eran los gobernantes de Tenochtitlán”, mencionó el antropólogo.

Tezontle y lodo fueron los dos principales materiales con los cuales se fue construyendo el Templo Mayor. 

“Creemos que alrededor de ese centro, del templo mayor, se llegaron a construir hasta 78 edificios, su ubicación también llama la atención ya que estaba sobre en el lago de Texcoco lo que hacía que la ciudad estuviera llena de ductos de agua”, describió.

 

“Tenemos toda la imagen de lo que era la vida cotidiana de los mexicas, el Templo Mayor representaba ese centro de todo el universo nahua antigua, era el lugar de la mayor sacralidad".- Eduardo Matos

 

El nacimiento de la Nueva España

Sabemos que debido a la naturaleza de la ciudad y su construcción la canoa era su principal transporte, afirmó el especialista.

“El recinto sagrado es la habitación de los dioses y alrededor se va a construir la ciudad como la habitación de los hombres.

“El lago rodea a la ciudad e incluye una pequeña plaza que corresponde a esa ciudad mexica de Tlatelolco, esa ciudad fue importante porque allí fue la última defensa en contra de las fuerzas peninsulares y sus aliados indígenas enemigos del imperio”, indicó.

Dichas características se pueden conocer gracias a un mapa que mandaría hacer Hernán Cortés de los primeros planos de la Nueva España en el año de 1524.

“En este mapa también se observan las grandes calzadas, al sur observamos la calzada de Iztapalapa, en el poniente la de Tacuba y en el norte muy cerca de Tlatelolco, la calzada del Tepeyac”, señaló.

La Nueva España, agregó, sería erigida sobre las ruinas del imperio mexica, marcando así la caída de la gran Tenochtitlán, comentó Eduardo Matos.

“Cortés aprovechó la presencia de Tenochtitlán y construyó una nueva ciudad, pero esa nueva ciudad, sus edificios, iglesias, conventos, casas se va a erigir a partir de los vestigios de la ciudad caída.

“Se aprovecha la materia prima para transformar y hacer las bases y columnas coloniales que venía de la destrucción de las dos grandes ciudades mexicas”, concluyó.

 

 

Sobre la Cátedra Alfonso Reyes

La Catedra Alfonso Reyes surge hace más de 20 años inspirada por el espíritu del intelectual conocido como el Regiomontano Universal y por la imaginación y la voluntad de Carlos Fuentes.

“Desde hace más de 20 años este ha sido un espacio que ha permitido que voces diversas de múltiples latitudes doten a toda la comunidad de herramientas conceptuales para imaginar y construir un mundo diferente en el que quepamos todos”, compartió Ana Laura Santamaría.

Tan solo el año pasado sus conferencias se han visto en 40 países y su canal de Youtube tiene más de 660 mil reproducciones.

 

 

No te vayas sin leer:

 

Seleccionar notas relacionadas automáticamente
0
Campus:
Categoría:

Notas Relacionadas