La profesora del Tecnológico de Monterrey campus Laguna nos comparte su experiencia en 30 años de trabajo inculcando en los jóvenes el compromiso social.
Por LUIS DANIEL SOTELO | CAMPUS LAGUNA - 15/05/2020

“Son cosas que no te las dicen, pero tú las vas viendo y te das cuenta de que hay que darle la oportunidad al que no tiene las condiciones que tú tienes”.

Así explica Ana Olga Rodríguez su compromiso en temas sociales, ambientales, electorales, así como de transparencia y rendición de cuentas; todo a la par de su trabajo como profesora universitaria.

“Mi padre estuvo al frente de las minas y recuerdo que él siempre tuvo proyectos para la comunidad, gestionó la creación de un centro de salud, una cooperativa de consumo y creó alianzas para rescatar una iglesia del siglo XVI. Mi madre era química, así que daba clases de química e inglés en la secundaria sin cobrar”, recordó.

Ana Olga Rodríguez Betancourt, es profesora de planta del área de Negocios del Tecnológico de Monterrey campus Laguna, pero su vocación le ha permitido desarrollar proyectos de impacto para sus estudiantes y en beneficio de la comunidad en general.

Nació en un pueblo minero de Zacatecas y se crio en Angangueo, Michoacán; pero asegura es “lagunera por adopción” desde hace 30 años cuando llegó a la ciudad de Torreón.

Es economista y cuenta con maestrías en Desarrollo Regional, en Educación por el Tecnológico de Monterrey y un doctorado en Gestión y Creación de Empresas por la Universidad Autónoma de Barcelona.

Tras graduarse trabajó en proyectos sociales y de investigación para la Secretaria de Programación y Presupuesto y en la Organización de Estados Americanos en la capital del país. Ya en la ciudad de Torreón, laboró en dos instituciones de educación superior.

 

La profesora del Tecnológico de Monterrey campus Laguna nos comparte su experiencia en 30 años de trabajo inculcando en los jóvenes el compromiso social.
* Ana Olga Rodríguez recibiendo un reconocimiento por su lealtad en el Tecnológico de Monterrey.

 

LA LLEGADA AL TEC

La profesora Ana Olga Rodríguez llegó al Tec en 1989 para brindar una sola clase.

“Cuando entré al Tec era puro eriazo alrededor de nosotros. La primera clase fue Valores Socioculturales de México, era un grupo de puras mujeres, maravilloso y muy estudiosas, me fue muy bien”, afirmó.

Al combinar su trabajo docente con un negocio particular, se mantuvo como maestra de cátedra durante 8 años.

La directora de División de Internacionalización y Proyectos Internacionales, Cecilia Sandoval, invitó a Ana Olga a quedarse de planta en el Tec y encabezar el Centro para el Desarrollo de Valores Humanos en el año 1999.

“Hicimos cosas interesantes, teníamos un boletín muy bonito, había un comité editorial en el que estaba Asunción del Río, Gaby Ramos, Francisco Amparán, Uriel Valdés, pura gente de primer nivel. Escribían maestros e invitados sobre temas de ética y ciudadanía y hacíamos eventos y círculos de reflexión humanística con algún tema en particular”, recuerda.

Posteriormente se desempeñó en el área académica, en el Departamento de Comunicación y Ciencias Sociales, y ocho años después, la Dirección de Innovación Emprendimiento la llevó al frente del Departamento de Investigación y Desarrollo Regional.

En esa área emprendería un proyecto en beneficio de la vocación industrial de la Comarca Lagunera, pues incubaría varios negocios a cargo de profesionales de la joyería. El proyecto se denominó Plata Laguna.

“Arranqué el proyecto de Plata Laguna con socios estratégicos muy importantes como Industrias Peñoles, el Ayuntamiento de Torreón y una empresa que fue de las primeras empresas joyeras, Boato. Cuando empezó el proyecto en el primer año todos los alumnos tenían beca porque el municipio, Peñoles y el Tec aportaron”, explicó.

Ana Olga también promovió y coordinó los esfuerzos para la creación de Centro de Información Georreferenciada de la Región Lagunera (CIGEL), proyecto en sociedad con Fomento Económico de La Laguna de Coahuila A.C. (FOMEC).

 

ACTIVIDADES DE IMPACTO PARA LOS ALUMNOS

En cuanto a temas de transparencia y rendición de cuentas Ana Olga, junto a otras profesoras del campus, ha participado en el diseño de actividades de Semana i, un modelo vivencial del Tec para estudiantes de profesional.

La primera fue en conjunto con el Ayuntamiento de Torreón y de esto se derivó el grupo estudiantil El Poder de Uno, una plataforma de participación ciudadana integrada por alumnos del Tec de Monterrey campus Laguna.

Ana Olga destaca la reciente participación de este grupo estudiantil en Regidor MX, una red nacional de contraloría social que tiene como objetivo vigilar las acciones de gobierno.

“El Poder de Uno tiene un asiento en Regidor MX, es una participación más formal, más institucional en ese tema de transparentar el desempeño del cabildo, es algo que ninguna otra asociación estudiantil está haciendo. Eso es aprendizaje para los chavos”, explicó.

El Poder de Uno también ha hecho foros sobre el cuidado del agua, capacitación para periodistas sobre herramientas tecnológicas para detectar casos de corrupción y debates públicos sobre temas de interés.

Otra actividad desarrollada en conjunto con otros docentes ha sido “MDX-Medellín, la apropiación de lo propio”, proyecto bajo el enfoque de gobernanza y construcción de capacidades ciudadanas.

También iniciado como actividad de Semana i, el trabajo se desarrolló en colaboración con la universidad colombiana EAFIT y su Centro de Análisis Político, con el propósito de generar y presentar propuestas de políticas públicas a los gobiernos locales por parte de los alumnos participantes.

 

Ana Olga Rodríguez Betancourt
* Con el grupo estudiantil El Poder de Uno en rueda de prensa de Regidor MX.

 

COMPROMISO CIUDADANO

“En el Tec me encontré con que tengo un espacio con libertad de cátedra, con todas las facilidades y una capacitación a la vuelta de la esquina. Si algo recibimos los profesores del Tec son oportunidades de desarrollo”.

Y es que Ana Olga Rodríguez asegura que su permanencia en la institución le ha permitido combinar su interés por temas de ciudadanía con su vocación de enseñanza.

En el ámbito ciudadano la profesora Ana Olga Rodríguez ha participado por invitación o decisión propia en diferentes organismos ciudadanos.

“El Tec me ha servido como plataforma para incursionar en otras actividades extraacadémicas, pero que le abonan a la enseñanza”, afirma.

Desde el año 2012 ha sido consejera electoral del Instituto Nacional Electoral (INE).

En temas ambientales fue promotora de la creación de la Fundación Jimulco A.C. en el año 2009, organismo responsable de la creación, protección y desarrollo del Área Natural Protegida Sierra y Cañón de Jimulco, en Torreón Coahuila.

Ha sido asesora de organismos ciudadanos como Renacer Lagunero, en temas de desarrollo económico y construcción de ciudadanía y del Observatorio de la Laguna del Consejo Cívico de Instituciones Laguna, en el ámbito económico.

“Tanto en los temas ciudadano-electorales como los ambientales esa experiencia la llevo al salón de clases y creo que a los alumnos también les gusta que no hables desde la teoría y tengas experiencias que compartirles”.

 

DESARROLLO PROFESIONAL TEC

Ana Olga Rodríguez Betancourt define al Tecnológico de Monterrey como un “contexto de oportunidades para el desarrollo profesional”.

“Yo la verdad cuando entré al Tec no tenía en mente tener un doctorado, las dos maestrías que hice fue todo con el apoyo del Tec. Si tienes una idea te van dando acompañamiento y buscan que tus propuestas se lleven a cabo. Tenemos una red de apoyo bien valiosa”, explicó.

Durante los últimos 5 años se ha mantenido como profesora de planta en el área de Negocios del campus Laguna.

A los jóvenes lectores de CONECTA les recomienda desarrollar la capacidad de análisis e interesarse en los temas públicos antes de iniciar a emprender o empezar su vida laboral.

“El reto principal que nos va a dar la vida en cualquier ámbito, tanto personal como profesionalmente, es tomar buenas decisiones y eso implica sabiduría y la sabiduría no es información; la sabiduría es hacer una reflexión del momento y el lugar donde estás viviendo”.

“Es lo que siempre les digo, que más allá del conocimiento de su profesión, necesitan saber en que espacio, lugar y tiempo están ubicados”, finalizó.

 

SEGURO QUERRÁS LEER TAMBIÉN

 

Seleccionar notas relacionadas automáticamente
0
Campus:
Escuelas:
Categoría:

En Nuestros Otros Medios