La tecnología actual no limita las clases a un espacio físico y permite aderezar la experiencia con herramientas virtuales interactivas que incrementan la calidad.
Por Karla Pérez | Campus Guadalajara - 27/05/2020

Durante la contingencia causada por el COVID-19 los centros educativos llevaron la academia a un entorno virtual con interacción a distancia en tiempo real.

Pero, ¿hasta dónde funcionan las herramientas didácticas y físicas que ahora sólo son del profesor? ¿Qué limitantes hay al intervenir en los trabajos colaborativos?

El Tecnológico de Monterrey se caracteriza por la vanguardia en su sistema educativo y la forma de implementarlo durante la contingencia por el COVID-19 no es excepción.

A nivel nacional, el área de software del Tec de Monterrey se dio a la tarea de sugerir a los docentes herramientas que apoyen su función y capacitarlos.

“Los profesores han sido maestros en hacer la transición y el Tec en aportar las herramientas. Quizá esta crisis nos demostrará que lo virtual es el futuro”.

Entre las aplicaciones que apoyan a los profesores a mantener la interacción y calidad en sus materias en el periodo académico febrero-junio 2020 se encuentran:

 

MIRO

Esta pizarra virtual permite exportar imágenes y contenidos para presentar; además se puede compartir el proyecto y abrir espacio para la retroalimentación.

Permite implementar todo tipo de archivo, desde multimedia hasta presentaciones en formato PDF.

Claudio Monterrubio, especialista de esta pizarra y profesor del departamento de Diseño Industrial del Tec, campus Guadalajara, subrayó sus ventajas.

“Es muy versátil y lo más importante: el alumno puede pensar en expansión; no es algo vertical como un Word o PowerPoint, sino que trabaja en un lienzo en blanco

Así su trabajo de investigación no tiene límites espaciales y eso hace que mejore su proceso cognitivo de aprendizaje, investigación y desarrollo”.

Miro es una herramienta que mantiene un diseño intuitivo y profesional, además permite que se inserte en otros dispositivos.

Para probarla tiene una versión gratuita limitada a 3 lienzos; una vez contratada las opciones se abren a más de 60 borradores.

“Los profesores han sido maestros en hacer la transición y el Tec en aportar las herramientas. Quizá esta crisis demostrará que lo virtual es el futuro, indicó Monterrubio.

 

Herramientas tecnológicas que mejoran las clases virtuales

 

SOFTWARE Y HARDWARE

Con una herramienta que te permite la interacción y retroalimentación comunitaria, como lo hace Miro, hay otros elementos que mejoran la experiencia.

Edgar Gerardo Salinas, profesor del Departamento Computación del Tec Guadalajara, enumeró estas herramientas que consolidan la forma de dar clases virtuales:       

1. Camtasia Studio.- Permite grabar las sesiones de clase y hacer postproducción para concentrarlo en un video didáctico para los estudiantes.

Se puede agregar video, texto, efectos visuales y limpiar el sonido. También mantiene una versión gratuita para su prueba.

2. Tableta Wacom.- El dispositivo cuenta con una pluma física que en combinación con la pizarra virtual da mayor precisión en los trazos a diferencia del mouse.

3. Doble o triple monitor.- Cuando son demasiados elementos para quererlos comprimir todos en una sola pantalla; lo ideal es tener visión de los participantes y la pizarra a la vez.

 

Herramientas tecnológicas que mejoran las clases virtuales
Edgar Gerardo Salinas, profesor del Tec Guadalajara, durante la transmisión de una clase virtual.

 

Gerardo resaltó que “además de lo tecnológico un tema importante para trabajar en casa es la cuestión de tener un espacio adecuado

Un lugar bien iluminado, silencioso, fresco, con espacio suficiente para tener además de la computadora y los monitores el material de clase”.

Finalmente, Salinas compartió que “en esta crisis te das cuenta del gran instituto que es el Tec, pues a pesar de las adversidades pone todo su empeño para ofrecer lo mejor”.

Para Monterrubio la diferencia principal en las clases virtuales es que “requiere más tiempo para pensar y digerir, pasan mucho tiempo frente a la computadora…

Por eso el modelo virtual flexible se debe repensar para no generar ‘burn out’ (agotamiento) en los alumnos por estar frente a la pantalla 14 horas al día”.

 

 

LEE TAMBIÉN:

 

 

LEE TAMBIÉN:

 

 

 

 

 

 

 

Seleccionar notas relacionadas automáticamente
1
Campus:
Categoría:

En Nuestros Otros Medios