Shorts México el festival internacional de cortometrajes más grande de América Latina, funciona como una plataforma para cineastas emergentes y consolidados alrededor del mundo.
por Diego Reyes| Campus Ciudad de México - 12/09/2019

Según la organización Artículo 19 que promueve y defiende el derecho de la libertad de expresión, en el 2017 se registraron 507 agresiones y 12 asesinatos de periodistas en México. 

Esta problemática fue presentada en Shorts México 2019 a través de ‘Zona de Silencio’ un cortometraje del estudiante del Tec campus Ciudad de México, Ramiro Páramo.

“La violencia en contra del periodismo es un tema que no deberíamos dejar, yo sé que este cortometraje ha generado conciencia y es una de las mayores satisfacciones que uno puede tener como realizador”, comentó Ramiro.

Este documental aborda el tema de la violencia en contra del periodismo mexicano, a través del personaje Galo Cañas, fotoperiodista de la agencia Cuarto Oscuro, quien sufrió una represión por parte de las autoridades al realizar su trabajo.

“México es el tercer país más peligroso para hacer periodismo en el mundo, después de países en guerra, lo cual es muy preocupante, porque nosotros no estamos en guerra” explicó Ramiro quien es el director de Zona de silencio.

El cortometraje fue realizado durante el segundo semestre del 2018 como un proyecto escolar, sin embargo, surgió la oportunidad de presentarlo en el festival celebrado del 4 al 11 de septiembre en la Ciudad de México.  

estudiantes del Tec en festival de cortos
Las productoras Karla Macouzet Taboada y Daniela Soto junto con uno de los directores del documental Ameyalli, Javier Sánchez.
 

En Shorts México 2019 también se presentó el cortometraje Ameyalli, de los estudiantes Luis Javier Sánchez, Natalia Silva y Sadja Lozano, el cual, cuenta la historia de Sonia, una mujer del pueblo de San Bartolo Ameyalco y la problemática de escasez de agua.

“San Bartolo Ameyalco viene del náhuatl Ameyalli que significa lugar donde nace el agua y lo irónico es que no tienen agua, a pesar de que tienen su propio manantial” mencionó Luis Javier Sánchez.

Desde su perspectiva, el mayor reto del equipo fue salirse de su zona de confort, tanto física, como mentalmente.

“Meterte a una realidad distinta a la tuya resume a lo que me refiero con salirte de tu zona de confort” agregó.

El proyecto ‘No acabarán mis flores’, dirigido por Elisa Ayala, habla de la construcción del nuevo aeropuerto en Texcoco y sus consecuencias a las personas locales.  

“El proyecto surge de la necesidad de contar su historia, ya que los grandes medios de comunicación solo cuentan una parte del problema” comentó Ayala.

Existen un sinfín de historias que merecen ser expuestas, pero son pocas las personas que se dedican a contarlas. Estos alumnos del Tec de Monterrey, lograron contar la suya y con ello, impactar y hacer conciencia en la sociedad.

Seleccionar notas relacionadas automáticamente
0
Categoría:

En Nuestros Otros Medios