Adrian Ross, un borrego comprometido con los escenarios, la cancha de futbol y su carrera.
por Ana Bárbara Romo - 10/10/2018

Ana Bárbara Romo | Campus Sonora Norte

En el escenario brilla con su potente voz, y en la cancha de fútbol destaca por la fuerza y precisión de sus tiros. Para Adrián Ross la música y el deporte siempre han formado parte de su vida.

Comenzó a cantar desde pequeño cuando su papá lo invitaba a que cantaran juntos. Fue él quien lo impulsó a llevar su amor por la música un paso más adelante, cuando a los 12 años le prometió una recompensa si se animaba a cantar frente a un público.

Al aceptar el reto de su padre, Adrián descubrió su amor por estar en el escenario. Pasó de interpretar música para su familia, a ganar concursos locales y finalmente internacionales, cuando en segundo de secundaria ganó el Talent Show de las British English Olympics.

“Desde ese momento supe que yo quería dedicarme a algo relacionado con la música”, nos compartió.

Ahora, como estudiante de Licenciado en Administración y Estrategia de Negocios en el Tec de Monterrey campus Sonora Norte, Adrián busca empatar su pasión por cantar con su vida profesional, enfocándose en la innovación de negocios dentro del área de la música y el espectáculo.

También sigue desarrollando su voz como parte del grupo representativo de ensamble musical de su campus, con el cual ha participado en ensambles y concursos locales, regionales y nacionales.

“Yo creo que la mejor experiencia que he tenido es ganar el tercer lugar en el Festival Regional de la Cultura y las Artes del 2017 con una canción que yo mismo escribí y luego ir al Nacional el siguiente año”.

Bajo las luces en el escenario y la cancha

Del escenario a la cancha

Además del canto, el fútbol ha acompañado a Adrián toda su vida. Empezó a jugar a los 4 años y ha jugados con varios equipos. Durante un torneo nacional donde jugó con Chivas, su equipo quedó subcampeón y fue invitado a formar parte de las fuerzas básicas.

Asistió a varios campamentos de las fuerzas básicas y posteriormente se volvió delantero y goleador de su secundaria TAES y más adelante de la PrepaTec, con la cual fue a varios Intercampus.

Ahora sigue con esa tradición en el equipo de fútbol profesional del Tec de Monterrey campus Sonora Norte, con el cual recientemente participó en el Intercampus de la Región Occidente.

Bajo las luces en el escenario y la cancha

No solo viene al Tec, vive el Tec

Para Adrián, el Tec realmente es su segunda casa. Desde las 7:00 a.m. hasta las 8:00 p.m. pasa su día entre clases, ensayos y entrenamientos. Pero lejos de ser una carga más, considera que formar parte de las actividades de Liderazgo y Formación Estudiantil (LiFE) le permiten despejarse y librarse del estrés.

“A parte aprendo de mis compañeros y hago nuevas amistades”, añadió. “Aprendo de cosas que no te van a enseñar en el salón de clases, como en música: teoría musical, cómo componer una canción, estructuras musicales, cómo ensamblar, y en el fútbol, trabajo en equipo”.

Su clave para lograr dar siempre el 100% en todo y balancear sus actividades y tareas es la dedicación y mantener siempre un orden.

“Tengo que decir ‘a esta hora voy a hacer esto, a esta hora voy a hacer lo otro’, y siempre tengo que estar organizando mi día, qué voy a hacer el siguiente día y planear muy bien”.

Seleccionar notas relacionadas automáticamente
0
Campus:
Categoría:

En Nuestros Otros Medios