Rosario Villa comenzó su labor en el Tecnológico de Monterrey campus Saltillo en el mismo año en que este fue fundado, y hoy, después de tres años de haberse retirado, regresa al campus para contarnos un poco de su experiencia y los cambios que ha visto a través del tiempo.

Yanira Cruz | Campus Saltillo

Comprensiva, amable y estricta son solo algunas de las palabras con las que EXATEC, profesores e incluso alumnos actuales describen a Rosario Villa, o como mejor es conocida en nuestro campus, la teacher Chayo.

Rosario Villa comenzó su labor en el Tecnológico de Monterrey en 1974, mismo año en el que el campus Saltillo fue fundado, y hoy nos cuenta un poco sobre su experiencia y los cambios que ha visto pasar a través de los años.

“Fue una experiencia maravillosa, desde que entré siempre me sentí en casa”, expresó.

La teacher recuerda sus años trabajando en el Tec como una experiencia llena de aprendizajes, de los cuales el más grande se lo dieron sus alumnos.

“He aprendido mucho de ellos, antes me costaba mucho ver a un alumno con pelo largo o con un arete. Pero cuando ves a esos alumnos más adelante como personas maduras y exitosas te das cuenta de que debes dejar que vivan esas experiencias, ya que no siempre van a ser así”, dijo.

Durante sus primeros años, la profesora dice haber sido muy estricta e incluso recuerda una anécdota en la que una alumna ponchó las llantas de su carro.

Después de que por decisión propia esta fuera a confesar, la teacher Chayo decidió que era tiempo de involucrarse más en la vida de los estudiantes, lo que la llevó a ganarse su confianza y respeto a través de los años.

Hoy en día Rosario sigue teniendo contacto con algunos de sus ex-alumnos, quienes la buscan para contarle lo que pasa en sus vidas y las decisiones que tomaron ante ciertas situaciones con el único fin de que ella los escuche.

“Escucharlos me llena de vida. Te sientes casi de la misma edad que ellos y quieres caminar a su ritmo. Tratas de hacerlo y te sientes joven a pesar de que el espejo te está diciendo otra edad”, afirmó.

Teacher Chayo

 

Después de 41 años trabajando en el Tecnológico de Monterrey, en 2015 la teacher Chayo consideró que era tiempo de retirarse, esto debido a los grandes cambios tecnológicos de nuestros días. Sin embargo está convencida de que, aunque estos cambios representan un reto para aquellos maestros que llevan más tiempo en la institución, son los que han mantenido al campus con vida por muchos años.

Recientemente, Rosario fue conmemorada con el premio a “Profesores que dejan huella”, otorgado por el grupo EXATEC de campus Saltillo, y resalta que este premio no tiene nada que ver con el trabajo dentro del salón de clases, sino con el involucramiento que hay en la vida de los alumnos, el apoyo que les brindas y la confianza que puedes llegar a generar con ellos.

Teacher Chayo

“Mi puerta siempre estaba abierta, y creo que esa parte ellos la consideran muy valiosa”.

Para finalizar su entrevista con CONECTA, la teacher Chayo decidió compartir un consejo para todos aquellos maestros que imparten clases actualmente:

“Que no se pierda la parte humana. Debemos estar atentos a lo que le pasa en el interior a los jóvenes, no todo es a través de la tecnología".

Además, recalcó que el Tec siempre fue como su primera casa.

Seleccionar notas relacionadas automáticamente
0
Campus:
Escuela:
Categoría:

En Nuestros Otros Medios