Desde su niñez, Josué Andriassi se enamoró del basquetbol y ha logrado consolidarse como uno de los referentes del baloncesto colegial en México, buscando dar el salto a ser profesional
por Asael Villanueva - 20/05/2019

Asael VIllanueva | Redacción Nacional

El reloj de juego se extingue. La Liga de basquetbol colegial ABE está a punto de tener un nuevo campeón en México. El ruido en el gimnasio se acrecenta. El Tec de Monterrey campus Hidalgo está a segundos de coronarse en casa. Su jugador Josué Andriassi ha sido el héroe de la noche.

Luego de ir abajo en el marcador por más de 10 puntos, Andriassi tomó el balón y comenzó la remontada en el último cuarto junto con sus compañeros. Sus 5 tiros triples y 7 rebotes encaminaron a campus Hidalgo al campeonato.

 

Andriassi en la final de Ocho Grandes

 

Con 21 años de vida, el alumno de Administración de Empresas del Tec de Monterrey ha participado en competencias como olimpiadas nacionales y eventos como la Universiada en Taipei de 2017, entre otras.

Pero Josué Andriassi no se conforma y cuando termine su etapa colegial buscará escribir su apellido en las listas del baloncesto profesional, con el que recuerda a su padre quien le inculcó el amor por el basquetbol.

 

UNA VITRINA LLENA DE LOGROS

Josué logró coronarse campeón de la Liga ABE en 2017 y 2019, siendo nombrado el Jugador Más Valioso en ambas ocasiones.

Durante la final de 2019 de esta liga, Josué fue determinante para darle la vuelta al marcador para ganar 49 a 38 la final ante los Gallos del CEU.

Su trabajo dentro del campo como movedor, distribuyendo el partido y anotando de tres puntos, llevó a su conjunto al campeonato en casa, algo que ningún equipo había logrado en esta liga.
 

 

Además, Josué también ha participado en la liga del Consejo Nacional del Deporte de la Educación, el America’s Team Camp de la NBA en México, en Olimpiadas nacionales y en la Universiada Nacional en Taipei 2017, donde representó a México.

“Para mí uno de los mejores momentos es en Taipei. El gimnasio era un estadio como los de la NBA y estaba repleto. Íbamos contra el país anfitrión y estaba muy emocionado y nervioso. Había más de 10 mil personas viéndonos”, comentó Josué.

En esa ocasión, el colegiado mexicano acumuló cinco victorias y tres derrotas, colocándose en el décimo primer lugar a nivel mundial.

De igual manera, Andriassi recordó que luego de la Universiada en 2017 vivió un momento difícil al sufrir una fractura en un dedo del pie que lo mantuvo alejado 6 meses de las canchas.


 

UNA PASIÓN QUE AÚN NO TERMINA

Por lo pronto, Josué afirma que continuará con su preparación en la búsqueda de cumplir el sueño de volverse un jugador profesional de baloncesto.

Además, aseveró que siente que es posible llegar a ser profesional debido a que la Liga ABE se ha vuelto un espacio para desarrollar el potencial de los universitarios.
 

Andriassi luego de hacer un tiro

 

“Si buscan ser profesionales búsquenlo al 100 por ciento. Las cosas a medias no sirve, decidan desde el comienzo si será un hobby o una carrera profesional”, aseveró Josué.

Durante la entrevista agradeció el apoyo de su familia y de Dios, sin quienes, dijo, no estaría en el lugar que está ahora.

“Dios es parte esencial de mi vida. Siempre le pido a Dios y a mi papá que están arriba que me cuiden y cada torneo les agradezco por la oportunidad de estar donde estoy”, finalizó.

 

UNA DINASTÍA CON APELLIDO ANDRIASSI

Josué nació en octubre de 1997 en Texcoco, Estado de México, desde donde comenzó su pasión por el basquetbol cuando era entrenado por su padre, junto con sus hermanos Moisés y Luis.

Josué recuerda que tenían sesiones de entrenamiento durante las vacaciones a cargo de su padre Luis Abel Andriassi, quien fue jugador y entrenador de dicha disciplina, quien falleció en 2016.

“Siempre nos inculcó la competencia, pero era una competencia sana. Mi papá siempre quiso lo mejor para los tres, comentó Andriassi a CONECTA.

 

Josue y Moises
Josué y Moisés luego de la final de la liga colegial ABE 2019.

 

DINASTÍA Y DUELOS DE HERMANOS

La pasión de Abel llevaría a sus tres hijos a jugar baloncesto, pero el destino los enfrentaría en tres equipos distintos.

El mayor de los tres hermanos de la dinastía Andriassi, Luis, jugó en el Tec de Monterrey campus Hidalgo durante su carrera universitaria y luego representó al equipo de la Universidad Panamericana en Guadalajara.

El menor, Moisés, juega en la Universidad de las Américas Puebla mientras Josué continuó con los Borregos de campus Hidalgo en donde planea terminar su etapa colegial en el 2020.

Magdalena Quintana es madre del tercio basquetbolista y Josué afirma que también ha sido un gran apoyo durante su carrera.
 

Andriassi con mamá


Mi mamá va a los juegos y a veces se divide en tres, porque ha tocado que estoy jugando y enfrente está mi hermano, entonces apoya a ambos equipos”, indicó riendo Josué.

En la semifinal de la Liga ABE, Josué y Moisés se enfrentaron con sus respectivos equipos, saliendo ganador Josué y los Borregos de campus Hidalgo que serían campeones más tarde.

Los partidos contra hermanos son algo que no se vive todos los días. Te llena de emociones porque sabes que aunque somos rivales en ese momento, afuera seguimos siendo hermanos y nos apoyamos”, comentó Josué.

Termina el partido. Hidalgo es campeón. Todos corren a festejar al centro de la cancha, pero Josué busca a su madre. La abraza, la besa en la mejilla y le dice al oído: “Gracias a ti estoy aquí”. Esta ha sido una noche redonda para el campeón.

 

LEE MÁS:

 

 

 

 

 

Seleccionar notas relacionadas automáticamente
0
Campus:
Categoría:

En Nuestros Otros Medios