Desde que era niño el mexicano Germán Madrazo se imaginaba con estar en un evento olímpico y ahora su ilusión se convirtió en realidad tras competir en Pyeonchang


Héctor Leal | Redacción Nacional

Germán Madrazo Baca no se imaginaba que al comenzar el mes de enero de 2017 la práctica de esquí de fondo lo iba a llevar a estar cerca de cumplir su sueño de vida.

El esquiador mexicano, de 43 años de edad, participó en los Juegos Olímpicos de Invierno (que iniciaron el 9 de febrero y concluyen el 25 de febrero) de Pyeonchang, Corea del Sur, en la disciplina de esquí de fondo dentro de los 15 kilómetros de estilo libre.

Él es egresado del Tecnológico de Monterrey, en la generación de 1998 de Contaduría. 

 

 

imagengermán2
Germán pudo cumplir su sueño al estar en los JO de invierno.

“Comencé a practicar este deporte en enero de 2017, con un viaje de verdad épico, tomando riesgos que al final recompensan en Michigan (EU) donde comencé a entrenar con mi entrenador Andy Liebner y ante todas las adversidades lo conseguí. Esto es todo, es el sueño de una vida, que comienza desde los 8 años en el equipo de natación y que se cumple ahora a mis 43 años de edad”.

El deportista agregó: “Desde que tengo recuerdos tengo una bandera olímpica en mi cuarto, durante años creciendo es lo único en lo que pensaba”.

En esta justa participan también los mexicanos Sarah Schleper (ski alpino), Robert Franco (ski estilo libre) y Rodolfo Dickson (ski alpino).

México ha participado anteriormente en 9 Juegos Olímpicos de Invierno en su historia (Chamonix, Francia, 1924; Saint Moritz, Suiza, 1928; Sarajevo, Bosnia y Herzegovina, 1984; y Calgary, Canadá, 1988.

Así como: Albertville, Francia, 1992; Lillehammer, Noruega, 1994; Salt Lake City, Estados Unidos, 2002; Vancouver, Canadá, 2010 y Sochi, Rusia, 2014.

Madrazo Baca antes de clasificar a estos Juegos Olímpicos, tuvo que competir en 18 eventos oficiales y 15 no oficiales. Su boleto a tierras asiáticas lo obtuvo en enero de este año en Islandia en la última justa que repartía un pase a esta competencia.

Germán, quien fue el abanderado de la delegación nacional durante la apertura de los JO de invierno, señaló lo que significa para él representar a México.

Como mexicano participar en los juegos Olímpicos de Invierno es el testimonio de que no hay pretextos, de que no hay límites, de que no hay imposibles y de que cuando se quiere se puede”.

 

 

Campus:
Categoría: