Finaliza campamento en el que alumnos tienen acercamiento con niños y jóvenes con discapacidad y cultivan la inclusión
Por Luis Mario García - 27/07/2018

Luis Mario García | Campus Monterrey

Al inicio del campamento Descubre y Aprende, tanto niños y jóvenes con síndrome Down o autismo así como alumnos del Tecnológico de Monterrey sentían algo de incertidumbre ya sea por alejarse de sus padres o por cuidar por primera vez a una persona con discapacidad; dos semanas después lo que experimentaban era solo felicidad.

Ese es el objetivo de este campamento de verano y por lo que pasan la gran mayoría de los estudiantes que participan, así lo confirmó Valeria Fernández, coordinadora de este año, quien narró su propia experiencia.

“Miedo fue el sentimiento que tuve al estar sentada cuando recibí mi primera asignación, no me veía compartiendo dos semanas de mi vida con otra persona que no fuera yo. Entonces se imaginarán mi cara el primer día cuando Diana comienza a llorar porque no quiere dejar a su mamá.

“Pero mi primer pensamiento fue: ‘por dónde empiezo’. Conforme pasaba el tiempo me daba cuenta que había días buenos y días malos, había altos y bajos, pero que dejaban recuerdos inolvidables. Muchos de nosotros terminamos enamorándonos de lo que hacemos en este lugar, tanto que repetimos la experiencia las veces que podamos”, relató en el cierre del evento.

Descubre y Aprende
Gabriela Corona (IIA 6° semestre) y Edy, de 13 años, tuvieron una gran experiencia en el campamento.

Durante el campamento de verano, en el que participaron 20 niños, jóvenes y adultos con discapacidad, y 30 alumnos del campus Monterrey, se realizaron manualidades para desarrollar la creatividad y la motricidad fina, actividades deportivas para que mejoraran el movimiento de su cuerpo, así como una gran convivencia, lo que fue un gran aprendizaje para los estudiantes de la Institución.

“Es una experiencia inolvidable porque nunca había trabajado con personas con discapacidad y te llevas algo muy bonito. Aprendí que son personas muy capaces, no son una carga, para nada, eso es lo que más llevo, me sorprendió”, manifestó Víctor García, estudiante de la Licenciatura en Animación y Arte Digital (LAD) de 3er semestre, quien participó en el campamento por primera vez.

En el cierre los participantes recibieron un diploma de reconocimiento, ante la algarabía de sus demás compañeros, y Jorge Ayala, coordinador de Campus Accesible del Campus Monterrey, felicitó a todos por hacer el campamento realidad.

Como parte de las actividades también visitaron el parque de diversiones Bosque Mágico, Rancho Tec, y tanto participantes como estudiantes pudieron generar un lazo que no podrán olvidar.

 

 

Campus:
Categoría:

En Nuestros Otros Medios