Un enfoque diferente en los negocios y las nuevas oportunidades que el flujo de información ofrece actualmente pueden direccionarse a favor de los emprendedores.
por José Manuel Saiz Álvarez - 23/11/2018

José Manuel Saiz Álvarez*| Opinión | profesor investigador de la EGADE Business School

Uno de los principales problemas en los emprendedores es, en general, el reducido capital disponible para comenzar un negocio, lo que suele desincentivar el proceso de arranque y, en otros casos, hace que el riesgo asumido sea casi insostenible.

Sin embargo, existen estrategias que evitan este problema, al hacer posible emprender con muy poco dinero, lo que fomenta la creación de empresas.

La primera estrategia que recomiendo es la externalización de bienes y servicios, también conocido como outsourcing, que no hay que confundirlo con subcontratación, al estar este término erróneamente traducido del inglés.

Cuando se externaliza gran parte de la producción y distribución del producto o servicio ofrecido al mercado, se minimiza tanto la inversión inicial necesaria para llevar a cabo el proyecto, como los costos operativos una vez puesto en marcha.

Poca inversión en los negocios

La clave está en encontrar socios estratégicos externos a la empresa con los cuales negociar y llegar a acuerdos de colaboración para desarrollar la idea de negocio y realizar así el proceso de externalización.

Una segunda estrategia, que perfectamente puede complementar a la anterior, es la utilización masiva de Internet para comunicarse con el mercado.

Actualmente, y sobre todo si el producto o servicio está dirigido hacia los millennials o a hacia los centennials, es obligatorio que la nueva empresa esté en la red. Quien no esté en Internet, simplemente no existe.

Por ello, la realización de políticas basadas en marketing digital permite a los futuros consumidores realizar el llamado ZMOT (Zero Moment of Truth).

Así, la información expuesta en la página web de la organización atrae a nuevos clientes y fideliza a los ya existentes, siendo muy bajo el costo de desarrollo y mantenimiento de la página web, lo que redunda en una menor necesidad de capital.

Poca inversión en los negocios

En definitiva, la externalización (outsourcing) como estrategia unida al uso del Internet como mecanismo de promoción y publicidad de la empresa con un buen posicionamiento en la web, es clave para poner en marcha empresas con poco capital.

En lo personal he aplicado la combinación de reducir el costo de mantenimiento y bajar el riesgo financiero  en algunos de los negocios que he creado a lo largo de mi vida profesional y me han ido realmente bien.

Lo importante no es cuánto beneficio eres capaz de generar en tu negocio, sino cuánto tienes que gastar e invertir en él para generarlo.

Por eso, en la medida de lo posible, intenta minimizar el gasto y la inversión -sobre todo la inicial- en tu negocio y lograrlo con poco capital es posible. Si vas poco a poco tendrás éxito. Tenlo siempre en cuenta y te irá bien.

 

* José Manuel Saiz Álvarez

Profesor investigador de la EGADE Business School del Tecnológico de Monterrey. Doctorado en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad Autónoma de Madrid y Doctorado en Sociología por la Universidad Pontificia de Salamanca.

Acreditado en España por la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y la Acreditación (ANECA). Miembro del Sistema Nacional de Investigadores de México.

Es especialista en temas como: emprendimiento, economía de la Unión Europea, geopolítica, relación con programas europeos, Brexit, Cataluña, empresas familiares, economía del medio oriente.

 

 

 

Seleccionar notas relacionadas automáticamente
0
Campus:
Categoría:

En Nuestros Otros Medios