Alumnos de las carreras IBT, LNB y LEM trabajaron en desarrollar un producto alimenticio nutritivo que cumpla con las necesidades de la sociedad de hoy.
por Emanuel Estrada Larios - 15/03/2018

A diario, miles de personas consumen alimentos empaquetados y congelados debido a la falta de tiempo para preparar comida. Por eso, es importante que las empresas de esta industria produzcan ingeribles sanos, ya que la salud de millones de mexicanos se ve afectada por este factor.

“Nuestra tarea consiste en innovar productos alimenticios o desarrollar uno totalmente nuevo”, compartió Mayra Teresa Cárdenas, alumna de IBT, con respecto al Taller Vertical Innovación con Sentido, en el cual participaron alumnos de las carreras:

• Ingeniero en Biotecnología (IBT),

• Licenciado en Mercadotecnia (LEM) y

• Licenciado en Nutrición (LNB).

 A lo largo de una semana, los diversos equipos conformados por integrantes de las 3 carreras trabajaron para desarrollar propuestas de alimentos y snacks tan prácticos como saludables para diferentes mercados, desde bebés hasta adultos mayores. El socio formador, Sigma Alimentos estuvo presente durante los días del taller para asesorar a los alumnos y ayudarlos a conocer más sobre las fuentes de innovación en el mercado alimenticio.

 

Taller Vertical LNB e IBT.

 

A pesar de que los participantes se llevan consigo una gran cantidad de aprendizaje sobre la industria, ellos mismos aseguran que lo más valioso de este tipo de talleres son las competencias que construyen.

Lisandro Baeza, alumno de LNB, señaló que el trabajar con equipos multidisciplinarios es en sí todo un reto que vale la pena vivir por el aprendizaje. “Es muy importante relacionarse y llevar un acuerdo entre todos, saber llevar tu conocimiento y que lo aportes con el de los otros, para que a fin de cuentas el objetivo sea entendible. Que no sea solamente ‘mi parte yo, tu parte tú’, sino más bien un ‘yo te aporto esto, y tú, ¿qué me puedes aportar?’ y buscar cómo lo podemos complementar. Creo que ese es el punto principal de un Taller Vertical” aseguró.

Al final de la semana, los equipos presentaron sus propuestas donde las opciones más prácticas y nutritivas destacaron. Sofía Vázquez, estudiante de IBT, añadió que a pesar de que fueron días retadores, “fue una semana que nos ayudó a desarrollar tolerancia a situaciones en las que se trabaja bajo mucha presión, pero eso fue algo muy valioso”.

Campus:
Categoría:

En Nuestros Otros Medios