El Salitre, es una comunidad ubicada en el Municipio de Ayala, Morelos, la cual fue fuertemente afectada por el sismo del 19 de septiembre de 2017. Como muchas otras, el apoyo que ha recibido es gracias al movimiento y compromiso de la sociedad.

Alexia Menéndez | Embajadora de Comunicación Cuernavaca

 

Alumnos de la PrepaTec Cuernavaca construyeron 10 de casas de emergencia para la comunidad de El Salitre, en Ayala, Morelos. Este proyecto fue realizado en coordinación con la organización TECHO el pasado 14 y 15 de abril y fue financiado en su totalidad, por los alumnos de la materia Proyecto de Finanzas y Negocios Crowdfunding, quienes comenzaron a trabajar desde el semestre pasado.

 

El primer reto al que los alumnos de la PrepaTec se enfrentaron fue la recaudación de $352,000 para la construcción de 8 casas de emergencia en conjunto con la asociación TECHO.

 

El 14 y 15 de abril, alumnos construyeron 10 viviendas de emergencia en El Salitre, Morelos.
El 14 y 15 de abril, alumnos construyeron 10 viviendas de emergencia en El Salitre, Morelos.


 

Para lograrlo, 64 alumnos de la materia optativa de Proyecto de Finanzas y Negocios Crowdfunding a cargo del profesor Jorge Bello, organizaron desde rifas y fiestas, hasta un evento en conjunto con Harley-Davidson; además de recibir donaciones que se fueron sumando a los esfuerzos. Al concluir el semestre, los alumnos no sólo habían logrado la meta, sino que recaudaron dinero suficiente para la construcción de un total de 10 casas de emergencia.

 

“Con esta actividad, buscamos los alumnos se sensibilizaran al impactar directamente en una comunidad necesitada. Logramos hacerlos sensibles de las necesidades de los demás y acercarlos a una realidad muy diferente de la que ellos conocen. Además de que pudieron ver el poder de su trabajo para mejorar la vida de los demás" comentó Irma Esnaurrizar, Dir. del Departamento de Ciencias de Preparatoria y profesora líder del proyecto.

 

Los alumnos trabajaron en equipo para construir una vivienda destinada a una familia. En algunos casos, recibieron apoyo de los miembros de la familia.
Los alumnos trabajaron en equipo para construir una vivienda destinada a una familia. En algunos casos, recibieron apoyo de los miembros de la familia.

 

Para comenzar el proceso de construcción, los alumnos debían ubicar el lugar en dónde iba a construirse la casa de emergencia y poner los cimientos. Dichos cimientos consisten en pilotes de madera sobre los cuales se montan las parillas y la duela de madera para el piso de la casa. Sin embargo, se enfrentaron al siguiente reto: en el terreno en dónde se colocarían los cimientos, había árboles, tierra, piedras y en algunos casos, tenía desnivel. Debido a la diferencia en la constitución de los terrenos, los equipos trabajaron más de 10 horas en poner los cimientos, la base de una vida mejor para esa familia.

 

Alumnos trabajaron más de 24 horas para construir una vivienda a una familia necesitada.
Alumnos trabajaron más de 24 horas para construir una vivienda a una familia necesitada.

 

“Había sido líder en TECHO, pero nunca de mis compañeros. Fue emocionante y a la vez retador porque al guiarlos y trabajar juntos, me hizo darme cuenta de muchas cualidades que tienen y que a veces no noto. Durante la construcción tuvimos algunas dificultades, pero me impresionó la forma en la que se adaptaron a lo que teníamos y cómo fue el trabajo en equipo. Hacer esto no es cosa sencilla, es trabajo pesado, pero gracias a ello, me encontré con otra realidad. Cambió totalmente la forma en la que era y en la que veía al mundo”, nos relató Paloma Flores, alumna de PrepaTec y líder de TECHO de uno de los equipos.

 

Las casas de emergencia están constituidas por módulos de madera que tienen una durabilidad aproximada de 15 años. Estos módulos fueron armados por los alumnos durante el segundo día de trabajo, bajo la guía de un líder de TECHO. Una vez que la familia decidió la orientación de su casa, los estudiantes se encargaron de clavar los paneles, colocar los travesaños del techo y la láminas. El líder coordinó las actividades del equipo y les dio las instrucciones para que pudieran construir una casa que tuviera 20 pies de largo, 10 pies de ancho y 8 pies de altura, una puerta y dos ventanas.

 

Los alumnos recibieron apoyo y capacitación de un líder de TECHO, quiénes los guiaron en todo momento para el éxito de la construcción.
Los alumnos recibieron apoyo y capacitación de un líder de TECHO, quiénes los guiaron en todo momento para el éxito de la construcción.

 

“Al principio tenía miedo de que no pudiera hacer el trabajo o de decepcionar a la familia, pero nuestra líder de TECHO nos motivó mucho desde que empezamos a trabajar. Al final, cuando hicimos la inauguración de la casa con la familia, su reacción y su gratitud son cosas que nunca voy a olvidar, me conmovió mucho”, nos compartió Nadia Andrés, alumna integrante de uno de los equipos. Y continúa, “La verdad, me gustó mucho poder ayudarlos y convivir con ellos; ya no me quería regresar. Me hicieron reflexionar sobre las veces en las que he sido malagradecida y me inspiraron a ser un poco más como ellos”.

 

Adicional a la construcción de las casas, los alumnos de la PrepaTec les llevaron despensas a las familias que los acogieron durante ambos días. Estas familias, a pesar de la situación en la que se encontraban, recibieron a los estudiantes con alegría, los invitaron a su mesa y les dieron la oportunidad de compartir experiencias con personas que ahora tendrán un hogar en donde vivir gracias al esfuerzo y dedicación de cada uno de ellos.

 

A pesar que la meta era la construcción de 8 viviendas, los alumnos de la PrepaTec recaudaron fondos para construir 10.
A pesar que la meta era la construcción de 8 viviendas, los alumnos de la PrepaTec recaudaron fondos para construir 10.

 

Campus:
Escuela:
Categoría:

Notas Relacionadas

En Nuestros Otros Medios