Jorge Martínez Malacara: su perfil laboral incluye verificar que procesos y sistemas para el combate al crimen financiero estén correctamente diseñados y operen adecuadamente.

Carmen María Vázquez | Campus León

El crimen financiero abarca lavado de dinero, financiamiento al terrorismo y actos de corrupción. Este EXATEC se dedica a combatirlo desde una entidad bancaria en Londres. Ha trabajado en casos de redes criminales de muy alto perfil que han sido desmanteladas gracias a la colaboración de bancos y autoridades.

Lavadodinero

Hay otros casos donde son incluso los bancos los que han sido acusados criminalmente, ya sea por haber sido partícipes en actividades ilegales o por haber tenido procesos tan deficientes que efectivamente facilitaban el crimen financiero.

En lo personal, estos casos son los que más me interesan. Por un lado, si algo falló dentro de esas instituciones y no lo identificaron ellos mismos, significa que quien hace mi trabajo no lo estaba haciendo bien (o no había quien hiciera un trabajo como el mío). Por otro lado, es posible que algo haya que aprender, lecciones de las fallas ajenas. 

Lavado de dinero no es un crimen sólo relacionado con el narcotráfico. Lavado de dinero es cualquier acción para esconder, guardar o mover algo de valor que ha sido obtenido mediante un crimen. En entrevista con CONECTA, Jorge nos da el ejemplo: “Si alguien roba un coche y me pide que lo guarde en mi cochera, la ley de muchos países dice que yo estaría cometiendo una ofensa criminal por lavado de dinero (por esconder propiedad robada). Lo mismo si quien roba el coche lo vende y luego me pide le guarde parte del dinero obtenido.”

Las Naciones Unidas estiman que se lavan anualmente el equivalente al 2% y 5% del producto bruto mundial. Lo que es el equivalente a la economía de Japón o hasta 2.5 veces la economía de México. Pero más allá de los impactos mundiales y sociales, el EXATEC nos compartió una de las historias que más le ha impactado:

“El testimonio de una joven que fue traficada y obligada a prostituirse por muchos años. La banda que la explotaba a ella (y a muchas otras jóvenes) movía el dinero a través de fronteras empleando el sistema financiero internacional. Si el banco, casa de cambio o empresa de envío de dinero por donde se transfería ese dinero hubiera podido detectar antes como sospechosas las transacciones, ¿se hubiera evitado que esa joven hubiera sido traficada desde su país de origen?”

Llegar a esta profesión no fue algo que le sucedió a Jorge de la noche a la mañana. Realizaba auditorías de sistema y consultoría en riesgos y controles. Un día le surgió un proyecto para aplicar esos principios en el área de combate al crimen financiero de un banco. Fue ahí cuando comenzó a reinventarse, a estudiar los fundamentos de combate al lavado de dinero. Ya que su formación profesional estuvo basada en sistemas de información, tuvo que entender cómo aplicar sus estudios en este nuevo campo.

Algo que aprendió en el Tec fue trabajar con gente de fuera de su área de especialización. “Las lecciones que aprendes al trabajar con gente de otras carreras o campus son oro molido ya que estás en la industria. En la carrera tuvimos que aprender que un trabajo en equipo no es decir "ustedes 3 hacen el texto del trabajo, fulanito la introducción y el índice y perenganito la presentación de Power Point". Ese modelo no funciona cuando yo estoy en Londres, mi equipo de trabajo repartido en Dubai y Singapur y tenemos que revisar un proceso cuya ejecución pasa por oficinas situadas en 3 continentes (y el equipo no está físicamente en ninguna de ellas).”

¿Consejos para los graduandos?

Estén preparados a reinventarse varias veces en su vida. Va a llegar un momento donde van a poder seguir haciendo lo mismo, sin aprender nada nuevo, y tendrán que elegir entre quedarse ahí o reinventarse.

Sin embargo, lo más importante es estar conscientes que cualquier logro profesional deben evaluarlo en función de cómo lo lograron. La vida es como una competencia olímpica: ¿de qué sirve a un atleta haber sido el más rápido, si ganó dopándose o haciendo alguna otra trampa? Y tampoco se valen pretextos como “si todos hacen trampa, yo también voy a hacerla”.

 

Campus: