Aranzazú Morales realizó un intercambio de verano en la universidad de Waterloo en Canadá y consiguió una beca para realizar una maestría en emprendimiento.
por Fermín Narváez - 19/08/2019

Viajar al extranjero es algo que el Tecnológico de Monterrey impulsa a realizar desde el primer día. Aranzazú es una alumna de séptimo semestre de la carrera de Negocios Internaciones en campus Tampico quién no solo vivió un verano en Canadá, sino que también regresó con una beca por la Universidad de Waterloo para realizar la maestría en emprendimiento y negocios.

Aranzazú y su equipo durante la exposición de su proyecto

Para Aranzazú fue difícil escoger un programa internacional ya que El Tec de Monterrey cuenta con cientos, pero ella tenía claro que el objetivo era vivir un verano dónde se le revalidara la materia de Emprendimiento por lo que comenzó a buscar y concluyó que la mejor opción era la Universidad de Waterloo en Canadá.

La materia consistía en formar equipos para crear un producto o servicio no solo innovador, sino que también solucionara un problema, y cuando esto se hubiera logrado, presentar un pitch para mostrar su idea a los jueces y así escoger a un equipo ganador.

Compañeros de Aranzaú y ella en Canadá

Aranzazú nos cuenta que en equipo comenzaron a hablar sobre problemática del medio ambiente, por lo tanto, decidieron crear “Green Mex”, una empresa recolectora y dedicada a la limpieza de botellas de plástico. El objetivo es recoger las botellas en escuelas públicas y privadas del país para después venderlas a compañías recicladoras, y de las ganancias obtenidas un porcentaje se destine a recompensas para las escuelas donde fueron recolectados los plásticos. Dichas recompensas podrían ir desde libros o materiales didácticos, hasta experiencias de viajes.

ALERTA DE CONTAMINACIÓN

Aranzazú nos dice que la idea ocurrió debido a la cantidad impresionante de botellas que se consumen en México y solo un pequeño porcentaje de estas se reciclan, dejando así el resto de ellas en las calles o el mar contaminando al planeta. A su vez, confiesa que ella y su equipo estaban seguros de que no obtendrían la beca puesto que creyeron su pitch no había sido lo suficientemente bueno:

“Cuando terminé de presentar el pitch de mi equipo pensé: ‘No nos van a dar la beca’, pensé que lo había arruinado, pero al final cuando los jueces deliberaron nos dijeron que habíamos ganado y terminaron dándonosla"

Aranzazú no solo nos cuenta lo que fue estar allá, presentar el pitch del equipo, trabajar en el proyecto, y de más; sino que a su vez nos expresa las emociones de haber conseguido la beca para una maestría:

“Me siento muy feliz ya que es una oportunidad muy grande de poder seguir adelante y superarme en el ámbito profesional.

Aranzazú en Canadá

También, le preguntamos a Aranzazú que quisiera decirles a los demás estudiantes del Tecnológico de Monterrey que están pensando o están a punto de vivir una experiencia internacional y esto fue lo que nos dijo:

“Realmente si vale la pena ir al extranjero. Es una experiencia única en la vida y es algo que nunca olvidarás. Estas experiencias te ayudarán a conocer personas, lugares, experiencias, pero, sobre todo conocimientos nuevos que en un futuro te servirán tanto en lo personal como en lo profesional ¡Ah! Y aunque pienses que tu idea es tonta o imposible en realidad no lo es, si realmente crees en ella, algún día pueda convertir en realidad".

Seleccionar notas relacionadas automáticamente
1
Campus:
Categoría:

En Nuestros Otros Medios