Mario Benedetti escribió alguna vez: “La muerte es solo un síntoma de que hubo vida”, y los mexicanos lo tienen más que presente…
por Fermín Narváez - 15/10/2019

El día de muertos es una festividad que todos los mexicanos llevamos en el corazón. De acuerdo a México Desconocido (plataforma que nació en 1976 y hoy es el referente global para conocer y viajar en México) esta festividad comenzó hace 3000 años en la época prehispánica donde las etnias mesoamericanas rendían culto a la muerte. Las almas debían lidiar con Mictecacíhuatl y Mictlantecuhtli, señores del Mictlán (lugar de los muertos), para poder conseguir el eterno descanso.

Las almas inician su trayecto y los vivos los acompañaban durante esa distancia. El descenso comenzaba con gritos y llantos de mujeres ancianas, después se amortajaba al difunto con sus objetos personales, luego, el cuerpo era simbólicamente alimentado con manjares, y a los 4 días, el cuerpo era enterrado o cremado, y a partir de ese momento el alma emprendía el trayecto.

Con la llegada de los europeos, el ritual sufrió un proceso de aculturación. La fiesta del dios del inframundo se combinó con la celebración de los difuntos para ser lo que conocemos hoy como el día de muertos.

Este día es exclusivo de la cultura mexicana, sin embargo para los maestros extranjeros del Tecnológico de Monterrey en Tampico es algo extraordinario. Algunos de ellos nos contaron sobre la perspectiva de sus hogares natales sobre esta celebración, por ejemplo Lijuan Ren, maestra de chino mandarín en la PrepaTec multicultural. Ella es del norte de Shangai, nos cuenta que en China ven nuestra celebración como algo interesante pues tanta felicidad en el tema de la muerte es peculiar

Creo que es más una fiesta divertida para ustedes que para nosotros. En China, la muerte es un tema bastante serio, nosotros lloramos mientras ustedes lo hacen también pero a la vez celebran y ríen. Tenemos una celebración similar: el Tomb-Sweeping Day, un día formal donde solo recordamos a nuestros ancestros yendo a sus tumbas.

 

El día de muertos es una de las tradiciones mexicanas más conocidas alrededor del mundo.

Sajjad Keshtkar, maestro de la escuela de ingeniería y ciencias quién es originario de Irán, nos contó sus acercamientos con el día de muertos

La primera vez que conocí el día de muertos fue cuando trabajaba en una empresa y vi las… ¿ofrendas? – Nos cuenta preguntando si la palabra es correcta - tenía hambre y ahí estaba la comida… me eché unos cacahuates – Nos dijo en forma de confesión - ya luego vi que no eran para agarrar, eran para los muertos... esa fue mi primera interacción.

También nos comentó que en Irán toman la muerte dependiendo de la cultura:

He escuchado que en India hay muchas personas que toman la muerte con felicidad, cantan y hacen más cosas, pero en el caso de Irán es más de tristeza y estar de negro. Yo recuerdo que cuando estaba pequeño, con mis amigos, cada jueves en la noche íbamos y regalábamos comida para que las personas rezaran por abuelito, y así Diosito automáticamente le hacía llegar más comida a abuelito.

Nos dijo que opinaba sobre el pensamiento mexicano hacia la muerte

Una vez estaba en Ucrania, con mis amigos mexicanos, y me invitaron a una fiesta del día de muertos, fui y pensé que en Irán siempre tenemos miedo de que la muerte nos agarre y acá dicen: "Que bueno que me agarra y ya me agarra pues mejor me pongo feliz", eso se me hace bastante padre.

Sajjad

Joe Becht, director de humanidades en profesional, originario de Estados Unidos. Tiene 15 años viviendo en México y nos cuenta lo siguiente...

Allá, por supuesto, no tenemos aniversarios como aquí. Aunque lo que a mi de verdad me sorprende son los velorios. Allá después de alguno hay una comida en la casa de la familia del qué murió, y aquí es diferente, aquí quedan alrededor de la tumba durante horas para ver que el ataúd baje a la tierra y la gente llora, incluso he visto que se golpean los pechos. En Estados Unidos, el servicio del funeral termina, la gente llora porque está triste obviamente y te vas, pero el tiempo es mucho más corto y el ambiente hasta un poco más frío.

También nos comenzó a expresar su perspectiva hacia la festividad del día de muertos...

A mi el día de muertos se me hace bonito. Me gusta la idea de poner fotos y comida que a la persona le gustaba. Es algo bonito.

Joe Becht

Esteban González, director del área atlética y deportiva en LiFE, proveniente Argentina, comentó que en su país es más hacer un velorio nada más

No somos tan abiertos y alegres en ese aspecto. En mi país no hay ninguna celebración parecida, pero estando aquí en el Tec de Monterrey me ha impactado mucho ver como todos los alumnos y colaboradores se involucran por este día de muertos. Ver las flores, las calaveras, todos pintados… creo que si es algo que me ha impactado.

Esteban

Fabio Romanelli Villota, director de Departamento de Ciencias Sociales, Humanidades e Idiomas en PrepaTec, quién es Italo-venezolano nos dijo…

En Venezuela, y en Italia, es bastante normal pensar en la muerte como algo negativo, es hasta un tabú hablar de ello en ciertos contextos. Nos causa curiosidad cómo los mexicanos pueden celebrarla, y nos sorprende mucho. Mi padrastro, quien es japonés, nos cuenta que la opinión de los japoneses sobre la muerte es igual que en otros países; algo triste que aceptar sobre la vida. Incluso algunos cumpleaños más tradicionales se viven con algo de tristeza, por el recordatorio de la finitud de la vida.

Fabio Romanelli, director del Departamento de Ciencias Sociales, Humanidades e Idiomas en PrepaTec

Si algo tienen en común estos maestros extranjeros es que esperan con ansia la celebración de esta tradición tan especial que nos une como mexicanos. No se debe olvidar nunca que la muerte es parte de la vida, y este noviembre… ¡SEAMOS MEXICANOS Y QUE NOS LLEVE LA CALACA!

"COCO" (2017) es una película que rompió fronteras y ayudó al mundo a entender a la cultura mexicana de muchas maneras respecto a este día.

Seleccionar notas relacionadas automáticamente
0
Campus:
Categoría:

En Nuestros Otros Medios