“Nunca es tarde para estudiar” es la frase con la que el guardia de seguridad busca ser un ejemplo para sus hijos y la comunidad.

Estefanny Romero y Sofía Soberanes | Campus Sonora Norte

Iván llega todos los días a las seis de la mañana al campus Sonora Norte, prende su computadora, inicia su búsqueda en el explorador de internet. Realiza sus labores de administración y seguimiento a los viajeros del ExpresoTec, el servicio de transporte del campus, al mismo tiempo que sus tareas pendientes en el portal de clases en Prepanet.

El profesor pudo haber dejado un ensayo más sobre la historia de México, iniciar un capítulo sobre una nueva regla gramatical de inglés o desarrollar un nuevo aprendizaje sobre computación, su clase favorita, ya que estas tres materias son las que lleva en su segundo cuatrimestre en la preparatoria en línea.

Iván Alcaraz


Prepanet es una preparatoria en línea del Tecnológico de Monterrey, diseñada con flexibilidad de horarios, con una alta calidad académica que se ofrece para el personal de la base operativa de las empresas y jóvenes brillantes que no cuenten con la posibilidad de estudiar en un esquema presencial. 

Iván aprovecha Prepanet a partir de enero. Hace 18 años inició su trayectoria como colaborador del Tec y también había iniciado sus estudios, pero debido a sus responsabilidades no pudo continuar. Este año tuvo la iniciativa de retomarlos y ser un ejemplo para sus hijos y la comunidad en general.

Dentro de su trayectoria en campus Sonora Norte, Alcaraz ha pasado por las áreas de limpieza, apoyo en eventos, guardia de seguridad, chofer del camión y otras tareas de movilidad. Actualmente apoya en control de estacionamiento, gestión de credenciales de usuarios, logística, reportes y bitácoras de rutas de camiones, entre otras tareas.

Gracias a su trabajo, los alumnos que toman el ExpresoTec llegan en tiempo a clases, regresan a casa y ve por la seguridad que implican sus responsabilidades. Como la ocasión que recuerda Ana Bárbara Romo, estudiante de Mercadotecnia y Comunicación, cuando vio que los pasajeros subían a sus rutas y corría el riesgo de perder el camión.

“Vi como mis compañeros se subían al camión y yo salí corriendo con la mochila mal cerrada. Se me cayeron todas mis cosas e Iván se acercó a preguntarme en qué ruta me iba y fue al camión a pedirle al chofer que me esperaran”, narró Bárbara.

Asegura que Iván siempre tiene una muy buena actitud, disposición y que jamás va a olvidar esa acción. “La tranquilidad de saber que mis compañeros y yo tenemos el apoyo de colaboradores como él para ocasiones difíciles no tiene precio”, aseguró.

Iván Alcaraz

 

Su líder, Ing. Sergio Valdez, coordinador de Seguridad y Movilidad en Planta Física comparte que Iván es un colaborador excelente. Quiere superarse, es proactivo, siempre está viendo qué puede hacer para mejorar.

“Es una persona leal, fiel y agradecido, características que se agradecen en un colaborador”, subrayó Valdez.

Durante su infancia, Iván viajó por todo el estado de Sonora acompañando a su papá, quien trabajaba como ferrocarrilero. Inició sus estudios de primaria en Hermosillo, concluyendo en San Pedro. Hace 18 años, se casó con Guadalupe Montaño, a los pocos meses de empezar a trabajar en el Tec, y ahora es papá de tres hijos Carlos Iván, Nidia Guadalupe e Ivanna.

“El Tec me dio estabilidad y confianza de dar el paso de iniciar una familia”, platica Iván. Quien comparte los fines de semana con su familia o haciendo proyectos de mecánica.

En Prepanet ha encontrado la oportunidad de terminar sus estudios a través de este servicio que el Tec ofrece precisamente a colaboradores como Iván, que desean aprender de manera flexible y con calidad, y en su particular caso, dar el ejemplo a sus hijos e imprimirles el valor de la educación.

 “Yo lo veo como un ejemplo para mis hijos, nunca es tarde para estudiar”, compartió el colaborador y el ahora estudiante de Preparatoria en línea.

Campus:
Categoría:
-