Claudia es colaboradora del Tec y mamá de Ricardo.

Fernando Fierro y Sofía Soberanes | Campus Sonora Norte

 

La colaboradora de Tesorería en Sonora Norte, Claudia Monroy, hace tres meses volvió realidad uno de sus sueños más grandes: ser mamá.

A partir de que su hijo Ricardo nació, se levanta muy temprano y antes de que él despierte, se baña, cambia y desayuna para poder darle leche y despedirse antes de partir rumbo al Tec.

Continuar con una sana alimentación para su bebé es una posibilidad gracias a la apertura de la Sala de Lactancia. Este espacio acogedor, accesible e higiénico es para las madres que requieren extraer leche de su pecho.

“Me siento tranquila y feliz porque sé que voy a llegar a mi casa y mi bebé va a poder tomar la leche que necesita”, platicó.

Claudia aprovecha ratos libres en su jornada para visitar la sala. Asegura que a Ricardito le encanta que lo pongan en su mecedora a ver caricaturas, mientras le da de comer.

“Estoy a favor de la lactancia materna exclusiva y recibo apoyo de mis líderes para ordeñarme aquí en el campus. Por lo que tener un espacio especial para eso, me hace sentir tranquila y apoyada por el Tec”, compartió.

"Estoy a favor de la lactancia materna exclusiva y recibo apoyo de mis líderes”, compartió.

En el Tecnológico de Monterrey se implementó la iniciativa de tener Salas de Lactancia en todos sus campus.

Actualmente se cuentan con 9 salas y 11 en proceso de implementación. El pasado 10 de mayo, Sonora Norte inauguró la suya.

Por ello, Claudia pasó su primer Día de las Madres estrenando este espacio.

 

Campus:
Categoría: