Arquitectos adquieren conocimiento y experiencia de forma diferente.

Amelia Pesqueira | Campus Sonora Norte

Para complementar la formación de los estudiantes de la carrera de Arquitectura, se realizó el pasado sábado 20 de enero una repentina dentro del campus Sonora Norte para las cinco generaciones de estudiantes.

Repentina aparece en el diccionario como “que se produce de repente, de forma imprevista”, en el mundo de la arquitectura es una dinámica en la que los estudiantes se presentan sin conocer de un proyecto y en pocas horas deben tenerlo solucionado completamente.

"Pienso que las repentinas son parte elemental de nuestra formación; el trabajo a presión no va a ser diario en la vida laboral, se van a presentar situaciones en las que necesitemos lograr proyectos en un periodo muy corto de tiempo, entonces pienso que nos preparan para el futuro y para el Ceneval a corto palazo," nos compartió la alumna de octavo semestre Yolanda Jacobo.

La escuela de arquitectura  organizó diferentes proyectos, que debían ser terminados el mismo sábado, para todos los alumnos con el fin de proporcionarles una manera diferente de aprendizaje a la del salón de clase, preparación para el examen Ceneval y herramientas valiosas para su vida laboral.

Campus:
Categoría: