Julián Aragón, alumno de preparatoria del Campus Sonora Norte, participó como moderador en el Modelo de las Naciones Unidas en República Dominicana.
Por Flavio Castro - 14/11/2018

Todos observamos el mundo de la misma manera en la que se ha visto a través de los años. Podemos reconocer su potencial de grandeza y los puntos que lo limitan a alcanzarlo.

El Modelo de las Naciones Unidas (MUN) es más que una simulación; es la práctica para aquellos que quieren conducir a la humanidad hacia esa grandeza.

En el Tec Campus Sonora Norte se busca que sus alumnos se enriquezcan de todo lo que MUN puede ofrecer para generar líderes globales del cambio del futuro.

Julián Simón Aragón Wahnnatah, alumno de quinto semestre de preparatoria, ha adquirido sentido humano y visión global a lo largo de sus numerosas participaciones y ha destacado entre muchos por su participación como moderador en un modelo en la República Dominicana en el 2018.

A diferencia de participar como delegado debatiendo y llegando a soluciones de temas de impacto global, ser un moderador es una tarea más difícil, considera Julián.

“Tienes que tener siempre la disponibilidad de atender todas las dudas, de coordinar y de controlar alrededor de 42 delegados que tienen ideas totalmente diferentes y tienes que tener conocimientos aún más amplios de los temas a debatir y de los países involucrados.”

A Julián le tocó ser moderador del Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas (ECOSOC), donde alumnos de secundaria debatían cómo apoyar a los diferentes países, como Haití, después de desastres naturales.

Me sorprendió mucho que chicos de secundaria supieran tanto de temas globales,” reflexiona Julián, “...y terminé sintiéndome orgulloso de ellos.”

De mismo modo, le sorprendió que ellos le comentaran que les encantó su participación como moderador, que deseaban que volviera en la siguiente edición y que una mamá de uno de los chicos se acercara al final para felicitarlo. “No pensé que había impactado tanto en ellos.”

Aunque al principio le dio un sentido de incertidumbre y miedo, supo controlar la situación y convertirla en una experiencia nueva, llena de aprendizaje y muy divertida.

Lo que más me gustó de participar como moderador fue convivir con los participantes de manera más abierta, coordinarlos y que escucharan mis consejos y yo los de ellos.”

Todo empieza con una decisión

Sin saber a dónde se dirigía, Julián Aragón tomó el volante para dirigir a la humanidad a una mejor dirección. Su primera experiencia en un modelo de las Naciones Unidas se vio influenciada por el viaje que implicaría su participación.

Fui a la Ciudad de México en mi primer MUN con mi mejor amigo sin ninguno saber de qué trataba. A partir de ese momento, decidí a dónde me inclinaría en mi futuro.” aclaró Julián.

Asimismo, entre lo que le encanta realizar es participar en estos eventos, conocer gente de diferentes países y aprender de las demás personas.

...Cada vez que participo en un MUN, aprendo las distintas opiniones de otras personas y aprendo que no siempre lo que el país que estás representando cree es lo correcto y que no siempre lo que tú crees es lo correcto,” reflexiona.

Nosotros nos quejamos mucho de lo que está pasando en México pero están pasando cosas mucho peores en otros países muy cercanos al de nosotros que también se deben considerar y reflexionar para actuar sobre ellos.

Participar en modelos de las Naciones Unidas, ya sea como moderador o como delegado, te abre un panorama para ver la sociedad de otra manera.

Anímense a participar en un MUN. Aprendes a intentarlo, incluso después de fallar, a salirte de la zona de confort y a superar el sentido de incertidumbre. Y, no solo es conocer un país, es vivir la experiencia y conocer personas nuevas para toda la vida,” concluye Julián Aragón.

Debatiendo los problemas del presente para cambiar el futuro

Seleccionar notas relacionadas automáticamente
0
Campus:
Escuelas:
Categoría:

En Nuestros Otros Medios