Detrás de cualquier puesta en escena, hay un equipo de personas que hacen posible que la imagen ante tus ojos se desenvuelva una y otra vez en diversos escenarios.
Por Ana Bárbara Romo - 22/11/2018

Ana Bárbara Romo | Campus Sonora Norte

En Sonora Norte, todos los miembros del grupo de teatro aprenden más allá de actuar el rol descrito en un guión.


Aquí se les enseña a manejar los distintos roles del equipo técnico: iluminación, sonido y tramoya, que aunque se encuentren detrás del actor, cuentan con el mismo valor de importancia que éste.


Este grupo de expertos tiene una serie de labores que van desde meter y sacar la escenografía, encender luces y manejar sonido y música de la obra hasta construir el vestuario y el maquillaje de los actores.


Ante este gran número de actividades, este equipo se mantiene en secreto tras bambalinas para hacer que la magia del teatro suceda.


Para Edilia Figueroa, maestra del grupo de teatro, es muy importante que cada alumno sepa cómo llevar a cabo todos los roles de staff.


Creo que desde ahí se empieza a aprender qué es el teatro y cómo manejar el teatro, entonces le agarras más amor”, expresó.


Al momento de ir a un concurso, los alumnos que no estarán interpretando un monólogo son los que toman los roles de apoyo.


Como todos han aprendido a encargarse de todo, cualquier rol que le asignen, ya saben qué hacer exactamente”.


El papel que juegan estos alumnos detrás de escena es imprescindible. “El teatro es tan perfecto, que no es nada más la persona que está arriba en el escenario trabajando, actuando, dando la cara al público”, comentó Edilia.


También es esa fuerza o ese equilibrio que te mantiene tanto la iluminación como la música, el staff de atrás, la tramoya, etc. Es un trabajo en equipo y se aprende muchísimo y se enamora uno mucho más de las cosas que hace”.
 

Habilidades que trascienden


Además de trabajo en equipo, formar parte del staff ayuda a los alumnos a trabajar su disciplina y creatividad.


A la hora de armar el montaje de cada monólogo, los alumnos tienen la libertad de echar a andar su imaginación, pues ellos son quienes deciden cómo será la dirección, iluminación, los colores, la escenografía, música, etc.


Para Edilia, este es el momento donde el equipo técnico empieza a sacar toda esa creatividad que le regalan a sus compañeros que se presentarán en escena, dando como resultado un verdadero trabajo en equipo.


Un espacio para todos


Al hablar con los alumnos que forman parte del grupo de teatro, todos coincidieron en que lo que más les gusta es el ambiente de amistad y apoyo que han encontrado en este grupo.


Lo que más me gusta de teatro es que podemos ser nosotros mismos sin alguna restricción ni prejuicio”, comentó Alejandro José Preciado Asteazaran, alumno de la Licenciatura en Administración Estratégica Trayectoria (LAEt).
 

Detrás de escena, cada alumno hace su ritual, debido a que cada quién maneja los nervios de diferente manera.


Los de tramoya estamos muy apurados porque tenemos que meter y sacar todo rápido”, compartió Julio Cesar Corona Estrada, alumno de LDI. “Pero cuando se acaba, se siente la satisfacción de que ya se hizo bien”.


Ver el resultado final de su trabajo es un momento de orgullo que comparten todos los miembros del grupo, tanto los actores como los miembros del equipo técnico.


Al regional iban dos monólogos, pero iba un sólo grupo. Y eso se siente muy padre, y todos se sienten triunfadores”, concluyó Edilia.

Seleccionar notas relacionadas automáticamente
0
Campus:
Categoría:

En Nuestros Otros Medios