Carcajadas, lágrimas, suspiros y abrazos llenaban la Sala de Usos Múltiples de Campus Sinaloa (SUM) Eran sentimientos encontrados y un sin fin de historias que contar. Era la clausura de LIFE 2017 el pasado 10 de diciembre.

 

Esta aventura inició el viernes 8 de diciembre, jóvenes desde 3ro de secundaria hasta 2do de preparatoria de todas las escuelas en Culiacán adquirieron su carnet y se aventuraron a un fin de semana de experiencias únicas, muchos de ellos sin tener idea de qué se trataba  LIFE.

Yujani Morga Beltrán, Coordinadora de Grupos Estudiantiles en Campus Sinaloa, explicó: “LIFE es un congreso donde podemos ayudar a los jóvenes a expresar sus emociones, sentimientos y sueños, considero que es importante que más jóvenes se animen a vivir esta experiencia porque realmente aquí encontrarán la oportunidad de poder expresar quienes son y hacia dónde quieren ir”.

Los participantes llegan a las instalaciones de Tec de Monterrey con muchas preguntas y a la espectativa, los recibe un grupo de jóvenes vestidos de color amarillo, bailando y cantando a todo pulmón en la plaza de la cultura. Era el momento del registro, en donde se les quita todo dispositivo electrónico y se les asigna un equipo. Ya que llegó el último participante todos caminaron a la SUM para la inauguración de LIFE 2017. El lugar estaba todo forrado con papel periódico y con dibujos de mundos fantásticos, como Magic World, Narnia, Chocolate Factory, Neverland, Mario Universe, Bikini Bottom, Whoville, entre otros. Termina la inauguración y todos los equipos se reúnen en el Team Spot para empezar con actividades de integración. Estas actividades permiten que todos los participantes se conozcan y exista confianza entre ellos. “Troncos humanos”,una verdad y dos mentiras”, “ola de confianza” y hacer la bandera” que represente al equipo fueron algunas de las actividades. Cada equipo cuenta con dos Colores, un Spirit y un Logistica. Los participantes llaman “papá y mamá” a los Colores, estos son sus guías durante todo el congreso. Los LIFERS son inspirados por los spirits, para que en algún punto también bailen y canten libremente sin temor de críticas. Los logísticas mantienen el control y organización en el equipo para que siempre vayan de acuerdo al orden del día.

Algo que caracteriza a LIFE es hacer que sus participantes se conozcan muy bien, romper estereotipos sociales y formar amistades para toda la vida. Live the Challenge permite todo esto, es una actividad en donde los participantes son rifados para vivir un reto. Algunos de los retos que se vivieron este año fueron: lamer el pie de tu compañero, pasarse el chicle, bailar con un desconocido, entre otros. Llega el cierre del primer día y todos se despiden con una fogata en donde cada equipo presenta su canción, baile y  bandera personificada.

Es de día otra vez, son las 9:00 de una mañana fresca, los participantes vuelven a llegar al Tec para vivir el día 2. Con canciones de grupos estudiantiles se logra despertar a todos, staff y participantes comienzan a saludar al sol. Todos se reúnen con sus equipos para escribir las “Leyes de tu Vida” en donde los participantes escriben en un papel las leyes que rigen sus acciones. Toman un break y para más tarde escuchar la conferencia de Guillermo Enrique Asiain, quien habló con los jóvenes sobre superación personal, contando su historia de vida. Ya entrados en el estado anímico de reflexión, en team spot los esperan sus papás para una actividad llamada “Carrera de tu vida”.

“Hay momentos en tu vida en donde lo único que quieres es llorar y esta bien, pero siempre tienes que encontrar alegría y motivación para seguir adelante. Me encanta LIFE porque les recordamos a las personas que esta bien soltarse, ser alegre y bailar. Ser spirit es ser la chispa y ese es nuestro trabajo en el congreso, contagiar esa alegría . Aquí puedes  sacar todos tus sentimientos y encontrar personas que no creias que tienes tantas cosas en común, que no eres el único pasando por esos problemas y ahí te das cuenta de que no estas solo”,  Estefanía López Mendoza, Spirit 2017.

Llega el domingo, el último día de LIFE. Otra vez participantes y staff dan los buenos días a los árboles y al sol pero ahora no cuesta trabajo hacer que los participantes bailen y canten. Después se trasladan a team spot con su equipo, se les entrega a los participantes una carta escrita por sus papás, en donde les dicen lo mucho que los quieren y lo importante que son para ellos. Esta actividad llegó al corazón de muchos logrando derramar algunas lágrimas; abrazos y palabras de consuelo no faltaron. Los logísticas prepararon una actividad de ruleta con diferentes retos para seguir con las risas.

A la 1:20 pm se le dan instrucciones a los participantes y a la 1:30 pm comienza la diversión en el Rally. Comer donas sin ayuda de tus manos, sumergir la cabeza en una mezcla asquerosa hasta encontrar una pelota, deslizarse en una manta con jabón, todos salen mojados y llenos de huevo, mostaza y catsup. Cada vez estamos más cerca del final, se les pide que regresen a sus casas a bañarse y ponerse de gala para la clausura.

Todos son citados a las 7:00 pm y se encuentran con una alfombra roja para entrar a SUM. Vestido y tacones, traje y corbata, y el perfume no faltó. Se toman fotos con sus equipos, a quienes pueden llamar ahora amigos. Ahora si llegamos al final, algunas personas están llorando, otros riendo, no saben qué sentir después de llevar sus emociones al extremo durante estos tres días. Recibe el premio al mejor LIFER del año Santiago Iribe, sus palabras fueron: “Me encanto LIFE, aquí aprendí que puedo ser yo mismo en cualquier circunstancia, sin miedo al qué dirán”.

“Es increíble ver como en tres días de trabajo un grupo de desconocidos se vuelven amigos y con el tiempo familia, esa es la esencia de LIFE generar lazos de afecto y apoyo entre todos los involucrados.” expresó Yujani Morga.

LIFE llega a su objetivo cuando trasciende en la vida de los jóvenes. El reto no es darte la oportunidad de ir a LIFE, sino vivir el congreso al 100%. Dar toda tu energía en las actividades, gritar hasta que se acabe tu voz, bailar, cantar, vivir la vida. Esos te quiero, perdón, te perdono y todo lo que pensaron y sintieron lo deben llevar allá afuera y aplicarlo en sus vidas, con su familia y amigos. Sin duda la recompensa del staff, son las sonrisas de los participantes “LIFERS 2017”. LIFE enseña que todo en esta vida se trata de ciclos, todo lo que empieza, tiene que terminar.

“Gracias por su emoción, su entusiasmo y sus risas, porque todo esto me lo llevo guardado en mi memoria y porque LIFE no hubiera sido nada sin ustedes. Quedo completamente agradecida de que me haya tocado a unas personas tan activas y locas como lo estuvieron este fin de semana.” dijo Priscila Ayón, actual presidenta de LIFE en su discurso de clausura.

“Se dice que no puedes enseñarle nada a nadie, que sólo puedes hacerlo pensar; porque en realidad, los aprendizajes que adquirimos a lo largo de nuestras vidas son los que nosotros decidimos tomar, por eso agradezco a todos los asistentes.” mencionó Cristina Cota, presidenta de LIFE 2016.

Campus:
Categoría: