Cristhopper Armenta, EXATEC de campus Sinaloa, relata la historia de cómo llegó a ser becado por el anterior rey de Arabia Saudita, y brinda consejos a la comunidad Tec sobre atreverse a participar en programas internacionales.
Por Astrid Nava - 19/10/2018

Astrid Nava | Campus Sinaloa

Cristhopper Armenta estudió la ingeniería en Sistemas de la Información en campus Sinaloa en 2008 y justo antes de graduarse, fue becado por el entonces rey de Arabia Saudita.

Se trató de la primera generación de alumnos de la Universidad de Ciencia y Tecnología del rey Abdullah bin Abdulaziz, una institución de posgrados creada para generar un centro de investigación que le ayude al país a resolver retos futuros.

Joven montando camello

Se dieron 6 lugares para todo el Tecnológico de Monterrey, los cuales, debían ocupar estudiantes que estuvieran en el último o penúltimo año de su carrera en ciencia y tecnología, y que tuvieran un perfil integral.

“Haber hecho tanto de todo lo que el Tec ofrece me abrió la perspectiva y me dio las herramientas para poder administrar mi tiempo y poder cumplir más que solo lo académico”, comentó Cristhopper, quien participó siempre en grupos estudiantiles y talleres de música.

El alumno fue recomendado por el entonces director de Programas Internacionales del campus: Emile Nucho, quien es de nacionalidad libanesa y que, según Cristhopper, fue la persona adecuada para generarle más confianza y embarcarse en esa aventura al Medio Oriente.

Joven con vestimenta árabe

“Él (refiriéndose a Cristhopper) , en aquel momento, era probablemente el estudiante más brillante en el campus. Era muy talentoso. No solamente mantenía buenas calificaciones, sino que también destacaba en la música y el arte", comentó Emile.

Hoy en día es ingeniero de software para IBM en Nueva York y ha desarrollado aplicaciones móviles para compañías como Citybank, Coca-Cola y American Express. Además de seguir componiendo música en sus tiempos libres.

“El Tec me dio los contactos, e incluso, en mi vida actual tiene un impacto importante porque estoy involucrado con los EXATEC en Nueva York. Ellos son mis amigos inmediatos, quienes tienen una historia muy parecida a la mía y me mantienen cuerdo”, agregó.

Joven leyendo un libro

Finalmente, Cristhopper invita a todos los egresados y no egresados a no tenerle miedo a las oportunidades de irse al extranjero y aprovecharlas al máximo.

“Las oportunidades te van a llegar pero la decisión la tienes que tomar tú”.

Seleccionar notas relacionadas automáticamente
0
Campus:
Categoría:

En Nuestros Otros Medios