Blademir Nevarez es un estudiante que ante toda adversidad mantuvo fijo su camino para cumplir uno de sus más grandes sueños: estudiar una carrera universitaria.
por Liu Organista | Campus Sinaloa - 25/07/2019

Impartiendo clases de música a niños y jóvenes en su comunidad es como Blademir Nevarez, estudiante proveniente del poblado de ElProgreso, Sinaloa, disfruta compartir su tiempo con otros.

A través de la enseñanza de clases del género regional mexicano busca brindar un nuevo estilo de vida y preparar a otros con un oficio digno para erradicar la problemática del narcotráfico y la violencia presente en su comunidad.

"Más que unas clases, tratamos de radicar el amor por un símbolo de nuestro estado y de brindar la oportunidad a otros de una vida mejor lejos de armas y drogas"destacó Blademir.

Él tiene 19 años y en agosto de 2019 iniciará su preparación para convertirse en Licenciado en Negocios Internacionales, gracias a que resultó ganador de la beca Líderes del Mañana.

Esta beca le otorga un apoyo del 100% a jóvenes talentosos, comprometidos con su entorno social y que tienen limitada solvencia económica, para que puedan realizar sus estudios profesionales en el Tec de Monterrey.

"Tener esta oportunidad es una bendición, esto incentiva mi compromiso con toda la sociedad para poder ser ese agente de cambio que tanto ocupamos", afirmó Blademir sobre la obtención de su beca.

Blademir recibiendo su cheque de Líder del Mañana con su familia
Blademir y su familia posando con el cheque simbólico del programa Líderes del Mañana.

Destacó que el proceso de selección fue muy retador, pero su familia fue su más grande motivación y con su apoyo logró aprender a valorar su propio trabajo y la importancia de luchar por sus sueños.

"El proceso fue muy motivante porque conté con todo el apoyo de mi familia", afirmó el líder.

Sin embargo, días antes de conocer los resultados de la convocatoria para la beca recibió una noticia que cambió el curso de su vida: su papá había fallecido.

Al momento de enterarse de que fue acreedor de la beca sintió un contraste de sentimientos, ya que todo su sacrificio durante el proceso había tenido frutos, pero al no estar su papá con él su felicidad no se sentía completa.

"Es algo muy duro, sobre todo al leer el resultado final, y darte cuenta que tu papá no está sentado a tu lado con esa sonrisa de satisfacción y orgullo es algo que se clava en lo más profundo de tu corazón", expresó Blademir.

"El nudo en la garganta y las lagrimas correr por mi cara fue algo inevitable, más sabiendo que él se fue con toda la ilusión de mirarme cumplir esta meta." agregó.

A pesar de esta noticia, Blademir sigue firme en su convicción de continuar con sus estudios y a menos de un mes de iniciar, afirma tener altas expectativas de esta etapa y se siente muy motivado al hacer lo que él y su familia siempre habían soñado.

"La pobreza está en la cabeza, no en los bolsillos. Soñar se vale y se cumple cuando se desea con todo corazón", exclamó. 

Seleccionar notas relacionadas automáticamente
0
Campus:
Categoría:

En Nuestros Otros Medios