Alejandro "Chino" de la Garza, EXATEC, cuenta su historia para CONECTA y cómo trascendió profesionalmente para ahora ser dueño y fundador de su propia agencia de publicidad: Ancla Studio
Por Víctor López - 03/05/2019

Víctor López | Campus Sinaloa

A pesar de que no se consideraba brillante en la escuela, Alejandro "Chino de la Garza",  afirma que el trabajo duro y las ganas de aprender lo llevaron a dejar una huella positiva a través de su marca.

"Se acabaron las promesas" fue la premisa con la que comenzó a narrar su historia para CONECTA y su motivación para  brindar consejos a aquellos que buscan crear negocios que trasciendan.

"Mi abuelo me decía que hay dos tipos de personas: los grandes genios y las mulas trabajadoras. Yo siempre supe que iba a ser una mula trabajadora" expresó.

Alejandro De la Garza

No obstante, Chino expresó que no todo fue sencillo para llegar a donde está hoy, pues en el camino se enfrentó con muchos obstáculos que al mismo tiempo, lo ayudaron a crecer.

Después de estudiar en PrepaTec campus Sinaloa, se trasladó a Monterrey para estudiar la Licenciatura en Mercadotecnia.

Luego de haber trabajado en distintas agencias decide volver a Sinaloa y, junto con su compañero Adrian Espinoza, toman la decisión de crear la suya: Ancla Studio.

La agencia de publicidad se dedica al branding, naming, marketing y diseño de empresas tanto locales como nacionales desde hace 9 años.

Chino hablando para CONECTA

A pesar de esto, tenía en mente que quería crear algo más, pues deseaba que Ancla Studio se convirtiera en un líder de opinión y que no buscara a los clientes, sino que los clientes los buscaran a ellos.

"Tigre de noche, tigre de día"  es la frase que utiliza para referirse al equilibrio que debe de haber entre el trabajo duro y el entretenimiento. 

Con base a su experiencia, el fundador de Ancla Studio destacó tres consejos esenciales para las personas que deseen crear un negocio que trascienda.

1. No prometas: haz las cosas

A las personas ya no les gusta que las marcas prometan cosas que pueden hacer, sino que las hagan y las muestren. De esta manera los clientes verán lo que tu empresa hace y es capaz.

2. Generar un sistema de creencias

Crear una comunicación interna y externa que se intercepten, es decir, que el mensaje que se dé a los empleados sea el mismo para tus clientes y se convierta en la filosofía de la empresa que establezca una comunidad.

3.  Cuenta la historia a tus clientes

Es mejor contar la historia a tus clientes la historia de tu empresa, una historia que conecte con ellos y que los haga identificarse, de manera que sigan a la marca por los valores que transmite.

Finalmente, Alejandro motivó a las personas a buscar experiencias que les dieran un crecimiento profesional y que pusieran su esfuerzo en dejar un mensaje positivo a los demás, como su filosofía de vida: “Venimos a pasarla bien”.

Seleccionar notas relacionadas automáticamente
0
Campus:
Etiquetas:
Categoría:

En Nuestros Otros Medios