Estefany Ureta es alumna de PrepaTec Sinaloa y al mismo tiempo apasionada por el taekwondo, ha logrado participar en competencias nacionales e internacionales para poner en alto a Sinaloa en este deporte.
Por Marco Estudillo | CAMPUS SINALOA - 10/12/2019

Estefany Ureta, estudiante de PrepaTec Sinaloa y taekwondoín, logró entrar al top 5 en ranking nacional de taekwondo en la categoría menor de 46 kg femenil en 2019, gracias a su desenvolvimiento en esta disciplina a lo largo del año.

El ranking nacional de taekwondo es el listado donde entran los deportistas destacados en este deporte de todo el país, dependiendo de su desempeño a través del año.

La deportista ha entrenado para competencias de taekwondo a nivel nacional e internacional, representando a Sinaloa y al Tec de Monterrey.

Además de su lugar en el ranking nacional, a través de los años ha sido reconocida en distintas competencias:

  • Primer lugar en el nacional G3 Acapulco, septiembre 2018.

  • Tercer lugar en el Nacional G4 María del Rosario Espinoza, en CDMX, octubre 2019

  • Tercer lugar en el selectivo nacional para los juegos panamericanos juveniles, noviembre 2018.

  • Quinto lugar en la Olimpiada Nacional en Quintana Roo, mayo 2019

  • Cuarto lugar panamericano Mexico Open, septiembre 2017.

De igual manera, destacó en el Intercampus región Occidente 2019, representando a campus Sinaloa en la mayor competencia deportiva del Tec de Monterrey a nivel región entre los mismos campus, donde recibió los siguientes reconocimientos:

De manera individual:

  • Primer lugar de combate femenil menor de 46 kg.

  • Primer lugar de formas femenil.

De manera grupal:

  • Subcampeón representando a Sinaloa con un equipo de 4 personas.

Para poder comprar su equipo de taekwondo para las competencias, Estefany se ha dedicado a vender pan de elote casero, y afirma que le ha sido de mucha ayuda para cubrir sus gastos y seguir compitiendo.

Debido a su trayectoria en taekwondo, recibió el reconocimiento como “Lo mejor de deportes 2019” del Tec de Monterrey campus Sinaloa, que se otorga a los alumnos más destacados durante un año en sus ramas deportivas.

Estefany recibiendo lo mejor de deportes 2019 del Tec de Monterrey en taekwondo.
Estefany recibiendo "Lo mejor de deportes 2019" del Tec de Monterrey campus Sinaloa en taekwondo.

La deportista se atribuye estos logros gracias al gran esfuerzo que ella hace a diario para mejorar constantemente, afirmando que sólo descansa durante el domingo.

Antes de entrenar taekwondo, Estefany practicaba gimnasia artística pero cuando su profesora se mudó de la ciudad, su maestro actual de taekwondo, Alberto Vázquez, la convenció de entrenar con él cuando tenía 12 años.

“Eran muy diferentes ambos deportes, con gimnasia habían leotardos, brillitos, y danza, y acá era un pantalón blanco y mucha disciplina”, resaltó la estudiante.

“Siento que lo que me convenció fue la pasión, la fuerza, la competitividad que representa el taekwondo añadió Estefany.

De acuerdo a Estefany, normalmente un cinta negra se forma de 4 a 5 años, pero como ella había entrado con una edad avanzada su entrenamiento fue intensivo.

Ademas el profesor Alberto añadió que su alumna logró ser cinta negra en tan solo dos años, debido a que a su corta edad ya tenía grandes aptitudes y compromiso.

“Estefany se caracteriza por su perseverancia, su carácter y valentía, además de sus cualidades físicas, y que siempre busca superarse, tanto deportivo, como académico y personal”, comentó el profesor.

Para entrar a cualquier competencia nacional e internacional de taekwondo se necesita ser cinta negra, por lo cual, un mes después de que Estefany consiguiera serlo, empezó su primer selectivo a nivel municipal.

Así fui avanzando año con año, participando en el municipal, pasaba al estatal, regional y al nacional”, mencionó la deportista sobre su progreso.

Previo a una de sus competencias nacionales, la deportista sufrió una lesión que requería una operación y reposo de un año.

Sin embargo, logró recuperarse a tiempo gracias a su rehabilitación, lo que le permitió participar en aquel nacional, obteniendo el tercer lugar de la competencia.

Estefany practicando en la academia de su profesor.
Estefany practicando en la academia de su profesor en la ciudad de Culiacán, Sinaloa.

De igual manera, menciona que otro obstáculo que se le ha presentado además de sus lesiones, ha sido su baja estatura.

A una persona alta en el taekwondo se le facilita mucho el realizar golpes certeros, en cambio, alguien no tan alto debe ser más ágil y estratégico”, confirma Estefany.

En cuanto a sus metas a futuro, ella busca llegar a ser campeona nacional en una olimpiada y demostrarle al mundo del taekwondo que la estatura no importa.

Se complica mucho el querer vivir solamente del taekwondo. Decidí que nunca dejaría de estudiar mientras siguiera compitiendo, siempre con un balance entre la vida académica y el entrenamiento”, complementa Estefany.

Según la experiencia de la estudiante, practicar un deporte es muy importante en la vida, siendo su caso en el que le ayuda con cualquier problema.

“Todos tenemos problemas, pero al cruzar el Dojang (lugar donde se entrena), dejo los míos atrás, dando mi máximo, despejando la mente

De igual manera, externó que este deporte alimenta el compañerismo y la competitividad entre los deportistas.

“Es muy significativo estar dentro del tatami (campo de pelea) y escuchar tu nombre y que tus compañeros estén gritándolo, al igual que estar en las gradas gritando el de tu compañero para que siga”, compartió

Finalmente, Estefany recomendó a los estudiantes deportistas que nunca se rindan a pesar de tener complicaciones y que solo busquen encontrar el tiempo para balancear ambas cosas.

 

Seleccionar notas relacionadas automáticamente
0
Campus:
Escuelas:
Categoría:

En Nuestros Otros Medios