Oscar Martén, mejor conocido como la sensación de internet “Watt Sopa”, reflexionó acerca de cómo un suéter naranja lo llevó a superar la adversidad y eventualmente, a crear una empresa.
por Mariana Serrano | Campus Santa Fe - 01/10/2019

El creador de “Watt Sopa” estuvo en el Tec de Monterrey campus Santa Fe, para compartir su experiencia con estudiantes que tengan el deseo de emprender su propia empresa. 

Óscar Martén anhelaba que sus padres le dieran un Xbox como regalo de navidad. Sin embargo, lo único que recibió ese año fue un suéter naranja. Enojado y desilusionado, abandonó el suéter, categorizándolo como un recuerdo de lo que nunca pudo tener. 

Conforme pasó el tiempo, comenzó a darse cuenta que la razón por la cual no había recibido tal regalo fue que su familia estaba pasando por una crisis económica muy dura y comenzó a trabajar para ayudar a sus padres.  

“A mí me gustaba mucho hacer vídeos y justo por eso empecé a trabajar en quince años y en una empresa de creación de contenido para redes sociales. Poco a poco comencé a conocer un poquito de todo lo que significaba”, explicó Martén. 

Óscar comenzó a realizar contenido de Youtube en su tiempo libre. Éstos no tuvieron éxito, además de tener pocas visitas, estaban plagados de comentarios e insultos negativos. Debido a esto decidió abandonarlos para centrarse en aspectos positivos y así salir adelante. 

Dos años después de haber abandonado la creación de vídeos surge Vine, una aplicación en la cual los usuarios eran capaces de subir vídeos que no se excedieran de los 6 segundos. Así nació el distintivo de Watt Sopa: usar suéteres en lugar de pelucas para ilustrar a sus personajes.  

Uno de esos vídeos fue el afortunado. Óscar se había quedado sin suéteres para realizar su contenido y solo quedaba aquel de color anaranjado, el recuerdo de esa agria navidad. A pesar de lo que el suéter significaba, decidió usarlo y ese vídeo llegó a más de 30 millones de visitas. 

“Yo no lo llamo un golpe de suerte, fue un golpe de suéter”, dijo entre risas. 

Así fue como nació Watt Sopa.  

Poco tiempo después Watt Sopa era éxito nacional y uno de los creadores más vistos en México. Asombrado, pero al mismo tiempo abrumado, Óscar se dio cuenta de que el éxito que estaba teniendo en el momento no sería para siempre.  

“Tenemos que hacer algo y no solo para mi canal sino también para el futuro, para que cuando Watt Sopa ya no exista sigamos teniendo algo valioso que ofrecer a la gente”, le dijo Óscar a su socio Víctor. 

Fue así como nació Soup, agencia de Marketing y Publicidad especializados en la comunicación digital fundada por Óscar y sus dos amigos, socios y cofundadores: Víctor Meneses, Director creativo y Marco Dorantes, Director general. 

Actualmente Soup es la empresa número 49 de agencias digitales en México y ha ayudado a consolidar más de 100 proyectos. En un sector complicado en donde la competencia entre empresas es ardua, Víctor confió y detectó un factor diferenciador que los haría sobresalir entre todas las demás: Wattsopa. 

“Los clientes podían ver reflejados en nuestra empresa a Watt Sopa y a toda su creatividad”, explicó Víctor. 

A pesar del éxito que han logrado, los emprendedores afirman que no todo fue color de rosa. Cada uno de ellos se enfrentó a diferentes fracasos y retos antes de consolidar la empresa juntos.

“Las personas realmente inteligentes aprenden de las experiencias de los demás, nosotros aprendimos de todo: aprendimos de los fracasos de nuestros padres y de nuestros propios fracasos. Aprendiendo de estos supimos qué hacer diferente y en qué no fallar”, afirmó Víctor Meneses.  

Los emprendedores detrás de Soup afirman que lo más importante para consolidar un proyecto es tener pasión, resiliencia y no darse por vencidos, sin importar al número de fracasos a los que te enfrentes. 

“De un error se puede construir un gran imperio”, afirmó Oscar. 

Esta historia, la cual comenzó con un suéter naranja, ha evolucionado hasta llegar a convertirse en Soup, empresa que continúa creciendo. En 2020 presentarán un nuevo proyecto el cual involucrará a otras agencias con el fin de ayudar a más personas y empresas. 

“Las oportunidades la tenemos todos los días y pueden tardar años en crecer. Siempre estén abiertos a ellas y a las posibilidades, no se aferren a los sueños fallidos sino a lo que viene, a los proyectos que pueden salir”, finalizó.

Seleccionar notas relacionadas automáticamente
0
Campus:
Escuela:
Categoría:

En Nuestros Otros Medios