El acompañar, escuchar y orientar a sus alumnos en la toma de decisiones personales y profesionales para lograr un equilibrio emocional y su auto realización, le han valido a Samantha para ser acreedora a este reconocimiento.
Por Mariana Perales - 12/02/2018

En el marco del Encuentro Nacional de Liderazgo y Formación Estudiantil, LiFE, Samantha González, quien da clases a alumnos en estatus académico condicional y coordina el departamento de Bienestar y Éxito Estudiantil en Santa Fe, fue reconocida ante sus compañeros de las distintas regiones que conforman al Tec de Monterrey en la categoría Consejero. 

“Para mi es muy importante este reconocimiento, estoy muy emocionada, hoy la palabra gratitud toma otra sentido para mi, porque este reconocimiento es por y para mis alumnos que todos los días me inspiran a ser mejor persona”.

El acompañar, escuchar y orientar a sus alumnos en la toma de decisiones personales y profesionales para lograr un equilibrio emocional y su auto realización, además de la forma en la que transmite sus conocimientos y la huella que deja en cada alumno, le han valido a Samantha para ser acreedora a este reconocimiento.

“Creo firmemente que el cambio y la trascendencia en los alumnos tiene que ver con la inspiración de otra persona hacia ellos”.

Su motor más grande e inspiración constante es estar rodeada de colaboradores entregados en lo que hacen, “ hay que tener compromiso y ser muy fiel a lo que uno busca en esta vida para trascender en el plano profesional sino también personal”.

No obstante, sabe que este reconocimiento es sólo una motivación más para seguir dando lo mejor de sí, crecer profesionalmente y continuar inspirando a cada alumno.

“Es una gran responsabilidad, hoy el compromiso es muy grande porque en mis manos está el continuar con una labor que al final es la educación, estamos inmersos en una sociedad de constante cambio y los alumnos nos lo demuestran de manera cotidiana, entonces hay que ser muy cuidadosos en la manera en que uno quiere trasmitirles los mensajes para que ellos a su vez puedan transmitirlos con otras generaciones y se vea realmente el cambio”.

Como ahora embajadora a nivel nacional, Samantha tiene el deseo de influir y desarrollar en sus alumnos la formación integral a través de diversas actividades, inspirándolos a incrementar de manera intencional habilidades y competencias personales que sin duda los marque para su futuro.

“LiFE es fundamental en la vida de los alumnos, desarrollan otro tipo de habilidades que difícilmente se pueden desarrollar en el aula y que de manera transversal lo que se busca es el crecimiento del alumno en todas las esferas en las que pueda estar inmerso”.

 

Actitud y pasión para alcanzar los sueños

Además de inspirar a sus alumnos, Samantha busca inspirar a la comunidad para que ellos también puedan alcanzar sus sueños.

“A todos mis alumnos como a mis colaboradores solo puedo decirles que persigan sus sueños, cuando uno está comprometido con lo que hace se pueden ver grandes resultados”.

 

Campus:
Categoría:

En Nuestros Otros Medios