Con la enorme satisfacción de haber ayudado a miles de jóvenes a lo largo de sus veinte años de servicio, Adriana Margarita Santoyo se despide del Tec de Monterrey, campus San Luis Potosí
Por Luis García - 05/09/2018

Luis García | Campus San Luis Potosí

El pasado 29 de agosto fue el último día de trabajo de la Lic. Adriana Margarita Santoyo, quien laboró en el Tec de Monterrey, campus San Luis Potosí, como Especialista en Admisiones, desde 1998.

Cuando un joven se acercaba al área de admisiones a pedir informes, era Adriana el primer contacto que el nuevo alumno tendría con el Tec. Su manera de saludar, apoyar y la simpatía que irradiaba, le otorgó el cariño de cientos de alumnos de la institución.

En ocasiones le tocaba atender por teléfono o en persona a padres de familia que tuviesen algún problema o necesidad y, con una sonrisa en el rostro, Adriana brindaba su apoyo para solucionar lo que pasara.

Adriana, en su zona de trabajo.
Adriana, posando en su último día en el Tec

“Fueron 20 años y ninguno fue igual”, fueron las palabras de Adriana al explicar la satisfacción que sintió durante su estancia en el Tec.

Ahora, en esta nueva etapa, Adriana buscará maneras en las que pueda seguir apoyando a la sociedad. “Tengo que organizar mi vida. Tengo que ver qué puedo hacer para estar ayudando a los demás. Necesito seguir dando lo que yo tengo para sentirme bien, eso era lo que me ayudaba en el Tec”, comentó con firmeza al despedirse de sus compañeros de trabajo.

“El corazón nunca olvida el lugar donde dio su mejor latido”, fue la frase que Adriana eligió para mostrar sus sentimientos hacia la institución. Finalmente, con los ojos rojos, concluyó con un “Gracias”.

Seleccionar notas relacionadas automáticamente
0
Categoría:

En Nuestros Otros Medios