Jóvenes podrían cambiar la vida de personas con discapacidad visual, ayudándolos a aprender braille con un dispositivo en la punta de su dedo.
Por Emilio Sierra | Campus San Luis Potosí - 03/05/2021

Estudiantes del Tecnológico de Monterrey están desarrollando un dispositivo capaz de ayudar a personas con discapacidad visual a aprender braille, para así poder continuar con sus estudios. 

Los jóvenes ya cuentan con un primer prototipo y buscan realizar pruebas próximamente.

 

El equipo ha enfrentado el reto de crear un dispositivo funcional y sencillo.
Foto: TapVision. El equipo ha enfrentado el reto de crear un dispositivo funcional y sencillo.

 

Los retos

“El primer reto ha sido dar visibilidad a un problema social tan gigantesco”, comenta Luis Ramos, miembro de TapVision.

Consiste en un proyecto innovador que el equipo describe como un dispositivo que se basa en un mecanismo que, al entrar en contacto con el relieve Braille, es capaz de traducirlo en un formato de audio.

Se busca que el usuario sea capaz de leer escrituras Braille en monumentos, elevadores, medicamentos y libros. 

“El primer reto ha sido dar visibilidad a este gran problema. Otro de los retos ha sido desarrollar un dispositivo funcional y sencillo”, menciona Luis Ramos.

 

El equipo busca realizar las primeras pruebas con el apoyo de instituciones dedicadas a atender esta problemática.
Foto: TapVision. El equipo busca realizar las primeras pruebas con el apoyo de instituciones dedicadas a atender esta problemática.

 

Las mentes detrás del proyecto

El equipo se integra por los estudiantes del Tec campus San Luis: Claudia Rivera, Luis Ramos, Dario Aguilar y Mildred Naranjo, además de Erik Urrutia, del campus Querétaro, y Yajairo Zavala, del campus Estado de México.

Varios de los integrantes han hecho servicio social en el Instituto Para Ciegos y Débiles Visuales "Ezequiel Hernández Romo", conocido como IPACIDEVI, siendo parte de los programas de servicio social ofertados en el campus San Luis.

 

Varieos miembros del equipo han tenido acercamiento al IPACIDEVI, donde se han sensibilizado frente a esta problemática.
Foto: TapVision. Varios miembros del equipo han tenido acercamiento al IPACIDEVI, como parte del servicio social del campus San Luis donde se han sensibilizado frente a esta problemática.

 

El motor: la experiencia propia

“Entonces se me acercó un niño y me preguntó que si yo sí podía ver. Cuando le dije que sí, se emocionó. Creía que yo era un superhéroe”, menciona uno de los miembros del equipo TapVision.

Claudia Rivera cuenta lo que la motivó a actuar: “Hice servicio en el IPACIDEVI. Di una clase de arte y la actividad era “sencilla”: Dibujar un paisaje. Me dolió que me preguntaran ‘cómo era el sol’, ¿cómo enseñarles a dibujar el sol?”

Por su parte, Dario Aguilar comenta: “Creemos que todos las personas con discapacidad visual saben braille, pero no es así. La vida normal es poco accesible para ellos”.

Además, Luis Ramos comparte: “Cuando hice servicio en IPACIDEVI, se me acercó un niño y me preguntó que si yo sí podía ver. Le dije que sí y se emocionó. Creía que yo era un superhéroe”.

 

El equipo comenta que ha sido retador trabajar con el braille debido a su tamaño y complejidad.
Foto: TapVision. El equipo se ha enfrentado al reto de trabajar con el braille, debido a su tamaño y complejidad.

 

Una realidad con números preocupantes

“Son pocas las empresas que trabajan para ayudar a este sector de la población”, comparte Mildred, miembro del equipo. 

El equipo comparte datos duros relacionados con esta problemática: “La discapacidad visual es la segunda más inhabilitante en nuestro país, afecta a 467 mil personas en México”

“Además, el 85% de las personas con ceguera no saben leer braille. Mientras que la mitad de la población con discapacidad visual, de 6 a 29 años de edad, no asiste a la escuela, y uno de cada tres es analfabeta”, comparte el equipo.

Mildred Naranjo añade que son muy pocas las empresas que trabajan para ayudar a este sector de la población y que muchos avances tecnológicos están diseñados para personas sin discapacidades.

 

El equipo ha trabajado duro y participado en diferentes concursos en busca de mejorar su prototipo y hacer realidad este sueño.
Foto: TapVision. El equipo ha trabajado duro y participado en diferentes concursos en busca de mejorar su prototipo y hacer realidad este sueño.

 

Esperanza en el porvenir

El proyecto ya ha atraído el interés de diversas organizaciones. De hecho, el equipo fue finalista en “30 segundos por México”, un reto organizado por AT&T, con el fin de encontrar proyectos dedicados a la inclusión.

Finalmente, Javier Urrutia comparte que hay un gran potencial de ayudar a solucionar este problema;  y Yajairo Zavala afirma que TapVision tiene el gran compromiso de dar respuestas positivas a estas personas. 
 

SEGURO QUERRÁS LEER TAMBIÉN:

 

Seleccionar notas relacionadas automáticamente
0
Categoría: