Ramón Llanes Fernández ganó el premio nacional Profesor Inspirador. Llegó a San Luis Potosí hace 14 años y refiere que el Tecnológico de Monterrey le dio su segunda oportunidad de vida; decidió ser maestro, cuando en su país natal, Cuba, sufrían una crisis por no contar con suficientes docentes. Actualmente es también colaborador del equipo Lambot, campeón mundial de robótica.
por Nadia Angeles - 09/07/2018

Nadia Angeles | Campus San Luis Potosí

“¡Bueno día!”, dice Ramón Llanes Fernández en cada pasillo del Tecnológico de Monterrey, no es un día cualquiera, hoy además de cargar su mochila, una gorra de Prepa Tec, viene con las manos llenas. “Felicidades profe, se lo merece”, le contestan a su paso y es que fue honrado con la presea nacional Profesor Inspirador 2018, un honor que se entrega cada año, Ramón al igual que Francisco Javier Gutiérrez Guerrero, de PrepaTec Irapuato fueron galardonados.

“Mucha gracia” es la respuesta que da Ramón a cada uno de los que lo quieren saludar y apapachar, aunque el camino no ha sido tan fácil como se ve.

‘Mi segunda oportunidad de vida’

“Llegué en 2003 a México (San Luis Potosí), yo soy cubano, de La Habana y para mí, es una gran oportunidad, el Tecnológico de Monterrey es mi segunda casa, me siento parte de México, porque aquí me dieron mi segunda oportunidad de vida, he crecido mucho como persona, en mi carrera profesional y he hecho muchas más cosas de las que he hecho allá en Cuba”, explica Llanes mientras hace a un lado sus papeles pendientes que reposan sobre su escritorio, bien dicen que los genios son desordenados porque su mente está ocupada “maquilando” el siguiente movimiento.

Ramón quería ser ingeniero, su pasión son las matemáticas y los cálculos pero su responsabilidad siempre está con cualquiera que lo necesite.

“En mi país se hizo un llamado a la ‘juventu’ para que nos hiciéramos maestros, porque por la situación política y social no había suficientes para cubrir el país, ni en La Habana y como yo quería ser ingeniero, me incliné por ser maestro de matemáticas”, cuenta Ramón, en la labor que se ha desempeñado de planta, a lo largo de 10 años en el Tecnológico de Monterrey en San Luis Potosí, pero 4 años antes ya había tenido sus primeros acercamientos.

Quita la cara de ‘pescados en tarima’

Pese a que las matemáticas no es un tema sencillo y es para los valientes, pero impartir esa materia no cualquiera. Pero Llanes se involucra con sus alumnos más allá del salón de clases, hace que se enamoren de los números e inspira a cualquiera cuando lo escucha hablar, logra que sus chicos quiten la cara de “pescados en tarima”.

“Yo explico un tema y cuando los veo como ‘pescados en tarima’, una expresión que usamos en Cuba para decir que están sorprendidos, porque sus ojos lo abren mucho y están estáticos, cuando los veo así, cambio el método, les explico con cosas reales que puedan relacionar con la materia, porque las matemáticas son eso, encontrarles el hilo entre la materia y cosas que pasan en su vida”, dice mientras muestra el sinfín de materiales didácticos que tienen en el Laboratorio de Matemáticas.

Más allá de las aulas

Cualquiera que halla pasado por la Prepa Tec, conoce al profesor Ramón Llanes, quien da más que una clase de matemáticas o ciencias, encuentra en él un amigo, alguien en quien confiar aún cuando los números no sean lo suyo.

“Recuerdo a varios de mis alumnos, hablo mucho con  ‘Felnando’, él entró a la facultad de Economía y me dice que daba asesorías de matemáticas, cuando estuvo en la prepa casi reprueba la materia pero fue constante y nos quedábamos varias horas ‘dándole a los temas’ (…) también me acuerdo de Andrea, ella de estar muy baja en calificaciones se hizo una experta, aunque se inclinó por estudiar periodismo, me escribe luego para contarme de su vida”, confiesa orgulloso de los logros de algunos de sus muchos alumnos, y es que también Ramón puede presumir que es colaborador de apoyo para el equipo multiganador Lambot, campeón mundial de robótica.

Inspirador en su vida profesional

En su trayectoria Ramón tuvo que lidiar con varios cambios de todo tipo, en Cuba se inició como maestro pero por problemas económicos y sociales, se dedicó al turismo, cuando llegó a México, a la ciudad de San Luis Potosí encontró la manera de empezar de nuevo. Su pasión por impartir clases lo llevó a escribir su primer libro “Principios de Modelación Matemática”, a sus 60 años Ramón cuenta con dos premios de Profesor Inspirador, el primero se lo otorgó el campus de San Luis Potosí y el segundo, fue un reconocimiento nacional que le entregó el Tecnológico de Monterrey, a él y al profesor Francisco Javier Gutiérrez Guerrero, de PrepaTec Irapuato.

“Tengo 12 años de estar en el campus y de conocer al profesor Ramón, desde un inicio supe que los alumnos lo admiraban muchísimo y hubo una gran admiración de mi parte, porque cálculo no es la materia más fácil, siempre es súper alegre Ramón, su risa es muy contagiosa, ver cómo los chavos lo admiran que lo quieran tanto, la verdad se merece su premio, no creo que halla otro profesor que fuera el ejemplo de ser un profesor inspirador, Ramón es a cabalidad eso”, dijo  Cristina Rosales Silva, de Programas Internacionales.

"Creemos que el profesor Ramón Félix Llanes Fernández merece el reconocimiento de profesor inspirador por la pasión y entrega que pone en sus clases, por que es impecable en cuanto a la  puntualidad y responsabilidad en su trabajo diario,  es un profesor excelentemente bien evaluado,  que se prepara y capacita continuamente, que se preocupa y se hace cargo del aprendizaje de sus estudiantes y que los motiva y los acompaña en su proceso de formación", afirma Liliana Alfaro, asistente de Prepa Tec.

“Es un gran privilegio para el Tecnológico de Monterrey en San Luis Potosí contar con un profesor como Ramón, felicidades y enhorabuena”, exclamó el doctor Héctor Borja, director general del Itesm en San Luis Potosí.

No nos queda más que agradecer al profesor Ramón por su entrega infinita con sus alumnos y desearle buen viaje, pues el martes 10 de junio salió rumbo a Indianápolis, EUA para acompañar a los chicos del equipo Lambot, quienes participarán en la competencia internacional de robótica.

Escuela:
Categoría:

En Nuestros Otros Medios