Alejandro Campos y Joel Rojas, EXATECs de Campus Puebla y fundadores de Studio Bandido, platicaron sobre los secretos del diseño a los alumnos de San Luis Potosí

Bandido Studio es un despacho de diseño, fundado por Alejandro Campos y Joel Rojas, ambos EXATECs del Tecnológico de Monterrey en Puebla, el cual se enfoca en conceptualizar, idealizar y ejecutar proyectos de diseño. Actualmente se ha formado la línea de desarrollo de producto y tienen alrededor de seis piezas en el mercado.

Hace unos días, estos EXATECs emprendedores visitaron Campus San Luis Potosí para platicar con los alumnos de Arquitectura y Diseño sobre los secretos de su arte, en concreto de la iluminación. A lo largo del taller, los estudiantes potosinos pudieron conocer de primera mano tanto los conocimientos de Alejandro y Joel como sus primeros pasos como empresarios

Y es que a día de hoy, Bandido Studio también cuenta con una parte de desarrollo de interiorismo y mobiliario. Abarca tres áreas de negocio las cuales son: Desarrollo de producto, maquila como tal e interiorismo (espacios interiores).

Bandido nace del último proyecto que tuvieron juntos, trabajaron en equipo Alejandro y Joel. Tuvieron un muy buen resultado que se quedó en boceto y decidieron llevarlo a la realidad, en ese momento, en el 2015 estaba una convocatoria para exhibir piezas en puebla para un evento llamado Decode llevado a cabo en Monterrey.

Produjeron la lámpara que tenían en prototipo, tomaron fotos, mandaron diferentes colores y prototipos y quedó seleccionada. y de ahí vieron la aceptación por parte de la gente, así que buscaron lo que seguía para comercializar. Realizaron un estudio, hicieron lluvia de ideas y observaron que el público adaptó muy bien su primera pieza, la cual fue la lámpara.

Mientras, “estuvimos obteniendo experiencia en diferentes despachos y con diferentes personas para después saltar al mundo profesional para poder arriesgar un poco” mencionó Alejandro Campos.

El mercado aceptó muy bien sus productos. “Nos dimos cuenta de que el diseño de luminaria en México no está tan explorado, y sin querer caímos en ese mercado y fuimos muy aceptados por el lenguaje visual que tiene nuestra lámpara”, mencionó Joel Rojas.

Actualmente están buscando hacer interiorismo, aunque hasta ahora han tomado proyectos muy integrales, diseñando todo.

Algunos de sus socios estratégicos, como los llaman ellos, se han moldeado a su forma de trabajar sobre hacer producciones grandes y de buena calidad. Explorando con diferentes materiales, acabados y formas. Se han ido adaptando y evolucionando a los procesos que van descubriendo.

La idea ahora es seguir creciendo con el portafolio de producto y crecer el equipo, no simplemente generar riqueza hacia ellos sino generar empleo y bienestar a los que te rodean. “Es bien sabido que cuando las personas que se encuentran alrededor están bien, tú también puedes estar bien y así se crea una cadena, de valor muy importante”, mencionó Alejandro.

Esperan mantener la línea de producción que tienen actualmente con sus socios aliados, hacer que su nivel de vida sea mejor del que ya tienen, crecer su cartera de clientes y sobre todo seguir arriesgándose a meter sus proyectos a ferias de diseño. Este año les espera una feria de diseño llamada Wanted Design en Nueva York, y este año lograron introducir sus productos al mercado estadounidense.

Por último y no menos importante, “queremos posicionar el diseño que se hace en México, no solamente como empresa sino ser un ejemplo de lo que se hace en México a nivel mundial”, concluyó Joel Rojas. Buscan que el diseño mexicano sea reconocido por su buena calidad, propuesta y riqueza cultural que tiene.

Bandido Studio, diseño honesto de calidad estética y funcional con identidad mexicana.

 

Fotografía: María Calderón Dávila

 

 

Categoría: