Conoce a los 3 integrantes del equipo Lambot de PrepaTec que competirán en China, la historia detrás de sus logros y su búsqueda de apoyos para cumplir su sueño

Luis García | Campus San Luis Potosí

Son contados los casos de jóvenes que pueden decir que su pasión los ha llevado a representar a su país en el mundo. 

Tal es el caso de los alumnos de PrepaTec San Luis Potosí, Diego Vitales, Luisa Cubillas y Erick Terán, quienes estarán representando a México en el Torneo Mundial de Robótica Educativa (WER) este 15 y 16 de diciembre en Shanghái, China.

Aunque los resultados se mostraron sólo durante el día de la competencia nacional, fue un arduo trabajo el que tuvieron que desarrollar desde mucho antes para alzarse con el logro.

Los tres jóvenes llevan dos años preparándose en robótica en el equipo LAMBOT 3478, y han participado en competencias de FIRST.

LEE TAMBIÉN: 


El enfoque de WER México es mejorar la educación con base en la robótica, incentivando a los alumnos de bachillerato a participar y adquirir competencias.

“La comunicación, el trabajo en equipo y la resiliencia son los factores más importantes para esta competencia”, mencionó Erick, con una sonrisa de satisfacción.

Durante el evento nacional, Luisa se encargó de realizar las pruebas y organizar la distribución del trabajo, además de hacer anotaciones para la mejora y las puntuaciones.

“Cuando llegué (al nacional), me dijeron que iban a cambiar los retos... y me asusté, pues no teníamos nada”, comentó Luisa entre risas.

 "Me empecé a estresar mucho, pero mis compañeros me empezaron a tranquilizar", recalca. 

"Sabía que éramos capaces de resolver los retos, pues le habíamos invertido demasiadas horas de trabajo y conocíamos al robot", puntualizó Luisa.

Luisa Cubillas
"Esto es lo que me gusta, la robótica me motiva", mencionó Luisa.

Al mismo tiempo, Erick era el encargado de la mecánica del robot, armar y desarmar para mejorar.

"Nos desvelamos mucho. Para el regional, hicimos pruebas hasta las 7 am", comentó Erick.

"Hubo noches, en el regional, en las que nos turnábamos para dormir mientras los dos restantes realizaban pruebas, de hecho, una noche me dormí un rato mientras mis compañeros realizaban más ajustes", relató Erick.

"Sin embargo, al entreabrir mis ojos, vi cómo del robot salía humo y grité, mientras corría hacia el robot", recordó con terror en su mirada.

"Al momento de acercarme al robot, me di cuenta que el humo era del café de Luisa, que había puesto detrás del robot", comenta Erick entre risas con sus compañeros.

Erick Terán Alfaro
"Tenía muchos nervios, como en cada competencia, pero sabía que podíamos", puntualizó Erick.

Por su parte, Diego se encargó de la programación del robot y del control de tiempos.

"Con respecto a otras competencias a las que he asistido, WER es muy dinámico, (...), debes pensar rápido en las soluciones posibles a los retos que plantea", comentó Diego.

"Un factor importante es qué tanto has practicado, porque es ahí cuando identificas los posibles errores a la hora de competir", recordó.

"El robot es totalmente autónomo, la interacción humana se restringe a iniciar el robot y a regresarlo al punto inicial si falla", comentó Vitales.

Los tres jóvenes se siguen preparando teniendo simulaciones de competencia para detectar sus áreas de mejora y poder dar lo mejor de sí en China.

La retroalimentación es brindada por sus mentores del equipo LamBot 3478; no obstante, ellos también son autodidactas a la hora de mejorar su diseño.

Diego Vitales
"Si pudiera englobar la competencia en una palabra, sería esfuerzo", recalcó Diego. 

“Para el evento nacional, ya llevábamos mucha más práctica y sabíamos en qué podía fallar y cómo solucionarlo, eso nos permitió desvelarnos mucho menos en la competencia", comentó Diego entre risas

A menos de un mes para que la competencia mundial comience, los jóvenes apasionados por la robótica se encuentran muy entusiasmados y siguen mejorando su diseño.

No obstante, el viaje implica altos gastos económicos, por lo que desarrollaron una campaña en donadora.mx para recibir apoyos que les permitan cubrir sus gastos de viaje (Apoyar aquí).

En promedio, se necesitan mil 100 dólares por persona para cubrir los gastos del avión que los llevará a competir a China.

En su campaña, los jóvenes ofrecen recompensas para aquellos que les donen dinero; desde regalos traídos desde China firmados por los participantes, hasta la oportunidad de nombrar al robot que usarán en la competencia.  

Apoyar causas de este estilo ayudará a que más jóvenes se envuelvan en este tipo de competencias y que poco a poco mejoren México.

LEE TAMBIÉN:

 

Seleccionar notas relacionadas automáticamente
0
Escuela:
Categoría:

En Nuestros Otros Medios