En estos tiempos de quedarnos en casa, podemos aprovechar para desarrollar un nuevo hábito. Experta del Tec te da algunas recomendaciones para iniciarse en el mundo de la lectura.
Por Felipe Hernández| Campus San Luis Potosí - 08/05/2020

Hoy en día que vivimos aislamiento en casa, ha llegado a cambiar nuestras actividades del día a día, incluso suspendiendo algunas. Sin embargo, algo bueno es que podemos aprovechar los tiempos libres que tenemos para aprender cosas nuevas.

Aquí te proporcionamos algunas recomendaciones para que agregues el hábito de la lectura a tu estilo de vida.

La maestra Nathali Alvarado León, catedrática de la Escuela de Humanidades del Tec Campus San Luis Potosí comparte para CONECTA  algunos consejos que nos serán de gran ayuda para  que añadamos el hábito de la lectura en nuestras vidas.

La especialista explica los múltiples beneficios que tiene la lectura. Entre ellos, amplía tu vocabulario, mejora tu ortografía y redacción, y favorece la concentración. Además, es una fuente inagotable de experiencias que nos permite conocer y entender otras realidades que varían en tiempo y locación.

 

“Nos permite aprender a estar con nosotros mismos, y a establecer un diálogo sano con nuestra soledad. Nos ayuda a conocernos mejor a nosotros mismos”,
 

DÓNDE LEER

Para comenzar, escoge un lugar exclusivo para leer. Diseña tu propio rincón de lectura será una experiencia por sí mismo. 

“Buscar un rincón de tu casa, iluminarlo, escoger un sillón cómodo, una mesa de buena altura para colocar una bebida, una ventana cercana, todo ya es parte de comenzar a disfrutar la lectura”.

 

Escoge un lugar cómodo para leer

 

DISTRACTORES FUERA

Uno de los principales distractores que tenemos es el celular. Cualquier distractor te impedirá disfrutar de este momento.

 “Interrumpir constantemente tu lectura por revisar mensajes o redes sociales hará que el tiempo que destines a leer sea poco productivo”.

FÍSICO O DIGITAL

También es importante que escojas el formato para leer de tu preferencia, puede ser formato físico o digital. Por ejemplo, una de las ventajas del formato digital es que te servirá para tener mejor organizadas tus notas de la lectura. 

“Personalmente,  me gusta leer novelas u otro tipo de lectura recreativa en formato físico, mientras que la lectura académica prefiero hacerla en formato digital. Busca qué es lo que mejor te funciona a ti y aplícalo”.
 

NO TE AGOBIES

En ocasiones, ya sea por sobrecarga de actividades, tareas o incluso porque estás muy cansado y no te sea posible leer, no te preocupes. 

“ La lectura no debe ser una carga. Lo más importante es que lo hagas siempre que puedas y que comprendas que la lectura te ayudará a distraerte de las cargas del día a día”.

COMPARTE

Fomentar la lectura será una de las mejores cosas que podrás hacer para las personas que te rodean. ya sea en tus conversaciones o redes sociales, comparte tus experiencias con tus libros. 

“A la gente le gusta escuchar recomendaciones, saber cómo interpretaste determinado texto, etc. Además, siempre te hará una persona más interesante con la cual conversar”.

Comparte tu gusto con la lectura con tus amigos

 

EMPIEZA CON UNA PELÍCULA

Otro recurso al que puedes recurrir es pensar en una película que te haya atrapado  y esté basada en un libro. 

“Es una buena manera de empezar, porque ya tienes una idea de hacia dónde va la historia. Después, te puede funcionar al revés: primero lee el libro y después ve la película; así puedes comparar lo que tú creaste en tu mente y lo que ves en la película”.
 

En ocasiones, la lectura en nuestro ambiente educativo se nos hace ver como una obligación. Sin embargo, la lectura, según nuestros gustos,  se puede convertir en un tiempo para despejarnos.

 “Recuerdo cuando era estudiante universitaria. La carga de lectura era muy considerable, pero aún así siempre busqué un espacio para leer lo que yo quería, y ese momento se convertía en un escaparate.”

La maestra menciona que en este ambiente lleno de tareas, clases y actividades, es necesario darse un respiro. 

“Aparta un tiempo exclusivo para leer. No tiene que ser un periodo muy prolongado. Escoge un libro que hayas traído en mente y déjate llevar por la experiencia. Leer un poco cada día fomenta el hábito, y una vez que lo hayas logrado será lo más natural del mundo “, finalizó la profesora Nathali.

 

QUIZÁ QUERRÁS LEER TAMBIÉN:

 

 

 

 

 

Seleccionar notas relacionadas automáticamente
0
Etiquetas:
Categoría:

En Nuestros Otros Medios