Conoce el proyecto de la Universidad Corporativa de AHMSA que trabaja actualmente el Departamento de Extensión del Tecnológico de Monterrey en Saltillo.

La necesidad de una especialización dentro de una fábrica. Una universidad dentro de una empresa. Una oportunidad que ha sido concretada por el Tecnológico de Monterrey. 

El caso corresponde a la empresa llamada Altos Hornos de México (AHMSA), ubicada en Monclova, Coahuila. Su fundación se remonta a 1941, cuando el mundo era sacudido por la Segunda Guerra Mundial y el acero se requería en muchos países, además de que México se encontraba en un proceso de industrialización por lo que representaba un amplio mercado.

Actualmente es la mayor siderúrgica integrada del país, produciendo un aproximado de cinco millones de toneladas de acero líquido al año y cuenta con una plantilla laboral de 19 mil trabajadores.

Pero la empresa no se conforma con lo que ha logrado hasta el momento. Ahora su intención es especializar a gran parte de sus trabajadores para alcanzar niveles óptimos de producción en sus diversas áreas.

 

Foto grupal de personas tras un escritorio

 

Por tal motivo, se puso en marcha el diseño y creación de una universidad corporativa, brindando así la oportunidad a los trabajadores de especializarse tanto en su sede como en sus subsidiarias mineras.

Es entonces que la empresa entra en contacto con el Tecnológico de Monterrey en Saltillo, siendo el Centro de Negocios del campus quien atendió al llamado. A partir de esta vinculación se pone en marcha el proyecto de la Universidad Corporativa AHMSA.

La universidad contará con ocho escuelas, cada una de las cuales se enfocará en un tema central. El pasado 13 de febrero se inauguró la escuela de ventas con la intención de mejorar las habilidades de los empleados y preparar la incursión de la empresa mexicana en nuevos mercados como el automotriz que impera en la región sureste del estado de Coahuila.

Rosy Aracely Valdés, colaboradora del Centro de Negocios del Campus Saltillo, se encuentra en el liderazgo del proyecto, junto con Jorge Abel Avendaño quien dirige el departamento y Juan Carlos Faz, colaborador del mismo. Asimismo, a la vinculación de AHMSA con el Tec de Monterrey, se unieron el Centro de Formación y Perfeccionamiento Directivo, la Universidad Autónoma de Coahuila y la Universidad Iberoamericana, entre otros.

“Esta no es la primera vez que el campus realiza este tipo de proyectos, pero probablemente sea uno de los más grandes que ha hecho”, comentó Rosy.

Este proyecto forma parte de una lista de trabajos realizados por el departamento que brinda sus servicios a empresas locales y regionales para apoyarlos en las áreas de capacitación, análisis y diversos aspectos organizacionales como la comunicación. Desde el Campus Saltillo se han llevado a cabo vinculaciones con empresas como General Motors, MAHLE, Vitromex, entre otros, además de diversos niveles de gobierno y dependencias del mismo.

“Nos deja mucho conocimiento, una experiencia muy grande porque fue un trabajo como de un año y medio”, comenta Rosy, “creemos que son productos que se puedan replicar y sería padrísimo que fuera el Tec de Monterrey el asociado para esto”.

Rosy afirma que los centros educativos deben atender las nuevas tendencias y promover entre los alumnos valores, aptitudes y actitudes esenciales para un desarrollo profesional optimo en las empresas.

“Los muchachos del Tec realmente tienen esa preparación, sobre todo en los valores, el trabajo en equipo, innovación y demás” comentó Valdés, “En lo que tenemos que mejorar es en especializarnos, sobre todo en el rubro automotriz, dado que es muy importante en la región”, finalizó.

Ahora la Universidad Corporativa de AHMSA mantendrá su crecimiento para abrir el resto de las escuelas con la ayuda del Tec. Su próxima incursión en nuevos mercados simboliza la innovación que le ha caracterizado durante los años, algunos incluso con episodios turbulentos. El ave fénix es un símbolo que está presente en su fábrica. Los caracteriza. Ya se han levantado de las cenizas en varias ocasiones. Comparten los ideales de innovación con el Tecnológico de Monterrey. Ambos poseen una voluntad de acero.

 

Campus: