La profesora es líder de los comités de Igualdad y Responsabilidad Social en la ARHCOS, y coordinadora del comité de Responsabilidad Social en el Clúster Automotriz de Coahuila.
Por Denise Auces | Campus Saltillo - 27/05/2020

Alondra Mata Loyola, profesora del Tec de Monterrey en Saltillo, prepara a jóvenes universitarias en las áreas de Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas (CTIM) para generar un impacto en la industria privada.

A través de su negocio Managetech, brinda herramientas y redes de contactos a las estudiantes para que puedan incursionar en estas ramas. 

Su objetivo es allanar el camino para que las nuevas generaciones no tengan las mismas barreras que ella tuvo para lograr sus metas.

Alondra dando una plática
Fotografía: Asociación de Administradores de Recursos Humanos Coahuila Sureste (ARHCOS).

Además, decidió dar clases en el Tec de Monterrey para inyectar en los alumnos su idea de transformar la sociedad y motivarlos a ser factor de cambio.

“Si cada uno asume su responsabilidad como ciudadano, juntos construiremos una sociedad comprometida y responsable en todos los aspectos”, aseguró.

El deseo de cambiar la industria privada nació cuando se dio cuenta de la necesidad de abordar temas como el acoso sexual, hostigamiento y violencia hacia las mujeres. 

Equidad de género

 

Alondra, con el fin de tener una base científica, decidió estudiar una especialidad en Género y Derechos Humanos para comprender a fondo esta situación.

La maestra señaló que hace 10 años la administración pública empezó a implementar programas respecto a la igualdad de derechos, y el mayor logro se obtuvo el año pasado, cuando se decretó la paridad en todo el sector.

La experta considera que el siguiente paso será implementar cuotas de género para finalmente llegar a la paridad en la iniciativa privada.

“Definitivamente quiero ser agente de cambio en la industria, mi propósito profesional es abonar en el tema de sostenibilidad empresarial”, expresó.

Hombre y mujer sentados sobre monedas

 

La maestra destacó que el fin último de la responsabilidad social es la sostenibilidad, es decir, que la sociedad se encuentre en equilibrio.

“Es como un banco de cuatro patas, si las cuatro patas están en el mismo nivel, te permiten tener una base sólida pero si alguna de las patas está en desnivel, se genera un desequilibrio”, señaló. 

Balanza de equidad

 

Actualmente es líder de los comités de Igualdad y Responsabilidad Social en la Asociación de Administradores de Recursos Humanos Coahuila Sureste (ARHCOS); y coordinadora del comité de Responsabilidad Social en el Clúster Automotriz de Coahuila.

“El feminismo no busca superioridad, sino igualdad en la diferencia. Hombres y mujeres somos diferentes, pero las mujeres tenemos derecho a la igualdad de acceso a oportunidades”, finalizó.

 

Seleccionar notas relacionadas automáticamente
0
Campus:
Categoría:

En Nuestros Otros Medios