Juan Padilla, un guardia de seguridad del campus, quien se jubiló hace cuatro meses, regresó al campus a platicar su historia en el Tec de Monterrey en Saltillo.

Alejandro Carrillo | Campus Saltillo

Después de casi cuatro meses de su jubilación, el guardia de seguridad, Juan Padilla regresó al Tecnológico de Monterrey en Saltillo a visitar a los alumnos y al personal del campus. Durante este día los jóvenes y el personal del campus fueron con él para saludarlo y abrazarlo.

Tras nueve años y cuatro meses de trabajar en el campus como guardia de seguridad, El Poli Padilla, como lo conocen los alumnos, se jubiló. Juan era reconocido por los alumnos, ya que durante las mañanas se mostraba con una actitud amable hacia ellos. La motivación de Padilla era el cariño y la alegría que los alumnos le brindaban todas las mañanas al entrar al campus por la caseta número dos.

El pasado jueves 8 de febrero, el Poli Padilla nos platicó un poco sobre su vida en el Tecnológico de Monterrey en Saltillo.

“Todas las mañanas yo recibía personalmente a cada uno de los alumnos, profesores y trabajadores del campus. Eso me alegraba el día, ellos mismos me recibían con una gran sonrisa y en ocasiones un abrazo. “ afirmó Juan Padilla.

En el mes de octubre, Juan tomó la decisión. Era tiempo de jubilarse. Era algo que no quería hacer pero el tiempo apremiaba. La noticia no tardó en llegar a los oídos de los alumnos del campus, por lo cual le organizaron una despedida sorpresa, donde le agradecieron por su trabajo durante los nueve años y le otorgaron un jersey del Tec.

“En el Tec hay muchas personas que inspiran, una de ellas es el Poli Padilla, ya muchos lo conocemos pero lo sorprendente es que él nos conoce a cada uno de nosotros.” comentó Enrique Garza durante la despedida de Padilla.

Ahora, meses después, el Poli Padilla dice que todas las mañanas se levanta a las cinco de la mañana por costumbre y recuerda con mucho gusto a los alumnos y a los colaboradores del campus.

Uno de los aspectos que distinguió a Padilla es su comprensión para con los jóvenes. Sabia cuando estaban en apuros.

“En múltiples ocasiones los alumnos llegaban estresados, tristes y/o enojados y yo iba para saludarlos y ver si ellos estaban bien", aseveró Padilla.

Uno de los momentos que el señor Padilla nunca olvidará fue cuando un alumno iba saliendo del campus y al llegar a la caseta le comentó que había reprobado tres materias y no sabia cómo decirle a sus padres.

“Le dije que con tranquilidad fuera con sus padres para platicarles la situación y juntos encontrar la manera de solucionarlo. Al día siguiente llego conmigo y me dio las gracias por el consejo, nunca se esperó que yo le fuera a dar una sugerencia para hablar con sus padres"

Padilla nunca imaginó tener tanto cariño por la comunidad Tec. Todas las mañanas iba a hacer su trabajo y el simple hecho de que un alumno llegará a saludarlo le alegraba el día.

En Abril del 2017 Padilla fue reconocido como Mejor Guardia de Seguridad por los alumnos de sexto semestre de preparatoria del campus en su Día Mil. Dicho evento fue realizado para revivir los mejores momentos de la generación durante su estancia en PrepaTec.

Para finalizar el Poli Padilla dio un mensaje a la comunidad del Tec. “Los llevo a todos en mi corazón con mucho cariño. Lo que más me gustaba era saludarlos y recibirlos de la mejor manera que yo podía. Entendía a los jóvenes y creo que eso me hacia diferente. Mi gusto era eso, recibirlos. Estoy muy agradecido con la institución" finalizó Padilla sonriendo.

Campus:
Categoría: