Carlos y Natalia Maroto son dos emprendedores que, a pesar de los fracasos, han sabido llevar sus ideas de negocio al éxito.
Por Fernanda González - 19/02/2019

Fernanda González | Campus Saltillo

Los hermanos Maroto, además de tener el mismo apellido, comparten su pasión por el emprendimiento. Gracias a esta actividad han adquirido diversos aprendizajes, pero principalmente han aprendido a superar el fracaso.

Por ello te presentamos algunos posibles fracasos, compartidos por Carlos y Natalia Maroto, que probablemente experimentarás pero que te harán llevar tu negocio al éxito.

1.- Buscar inversionistas sin tener experiencia en el mercado

Los EXATEC afirmaron que antes de acudir con un inversionista debes asegurarte de conocer y dominar bien tu producto.

Carlos y Natalia, junto con su hermana Nahara, llevaron su proyecto Teddy Chair al reality Shark Tank México con el fin de buscar patrocinadores para su negocio, pero su poca experiencia dio pie a que la propuesta fuera rechazada.

“Nuestro primer error fue buscar inversionistas sin tener experiencia en el mercado. Es mejor que primero le vendas tu producto a tu familia, ya que ellos se convierten en los primeros jueces. Si ellos te compran la idea, puedes seguir con el siguiente paso", comentó Natalia.

Hermanos Maroto Shark Tank México

 

2.- Tomarse las críticas de forma personal

Durante su participación en Shark Tank, los hermanos recibieron críticas muy duras respecto a su proyecto. A pesar de esto aprendieron a tomar los comentarios de manera constructiva y como una oportunidad de mejora.

Mencionaron que nada es personal y que hay que tomar los comentarios como una retroalimentación objetiva para que puedas fortalecer tu proyecto.

3.- No tener un plan de negocio estructurado

Los hermanos aconsejaron que llevar una planeación es fundamental para que tu negocio esté presente y se mantenga en el mercado.

“Llevar una idea a la realidad te transmite un gran sentimiento, eso es el emprendimiento”, comentó Carlos.

Carlos Maroto

 

4.- Dudar de tu propio proyecto

Ambos emprendedores piensan que siempre va a existir un riesgo, pero que vale la pena tomarlo si crees en tu idea de negocio.

"La única forma de aprender a nadar es aventándose a la alberca, así que no pienses tanto en hacer las cosas, ¡lánzate!", resaltaron.

5.- Creer que no vas a fracasar

Carlos y Natalia señalaron que el fracaso es parte del proceso que atraviesa todo emprendedor, ya que así es como se aprende a salir adelante, a ser más constante y a trabajar por tus propósitos. 

"A lo largo de tu trayectoria como emprendedor, seguramente vas a fracasar, pero esto debe ser una motivación para seguir y no una excusa para darte por vencido", comentaron.

Natalia Maroto

 

Los hermanos destacaron que hay que eliminar la idea de que el fracaso es negativo, sino que estos deben colgarse como medallas porque son los que brindan experiencia.

Actualmente la familia cuenta con dos franquicias de la empresa Gymboree en las ciudades de Saltillo y Cancún, y recientemente emprendieron su proyecto Brain Lab, un centro de educación en ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas para niños de cuatro a 14 años.

 

Seleccionar notas relacionadas automáticamente
0
Campus:
Categoría:

En Nuestros Otros Medios