Flavio y Zulema son maestros del Tecnológico de Monterrey en Saltillo, ambos cuentan la historia de su unión dentro y fuera del Tec.

Andrea González | Campus Saltillo

Existirán distintas historias de amor pero pocas tan duraderas como la del profesor Flavio Orta y la maestra Zulema Gomez del Tecnológico de Monterrey en Saltillo. “Quince años de conocernos y diez años juntos. Unidos de por vida” comenta Zulema.

El momento donde se conocieron estos dos maestros, fue cuando el profesor Flavio estaba impartiendo cursos en el Tecnológico de Monterrey y coincidió con una capacitación de la maestra Zulema. Después de dicho acontecimiento comenzaron a surgir más, cayendo en cuenta que habían estudiado en la misma preparatoria.

Las diferencias y similitudes de personalidades fueron suficiente para que se dieran cuenta que se complementaban y querían compartir su vida junto al otro.

“Ambos sentimos un amor profundo por la vida, la naturaleza, el medio ambiente, reforestamos, adoptamos y damos en adopción animales, reciclamos materiales, pero sobre todo el poder trasmitir nuestro conocimiento a los alumnos.” comentó la profesora.

Ambos han encontrado el balance entre su vida laboral y personal, principalmente estableciendo horarios para cualquier actividad que realicen, sea el trabajo, la familia, el descanso o las actividades propias. Poniendo siempre un limite para que la salud nunca se vea afectada con el tiempo.

El maestro Flavio Orta dando clases en el salón.

 

“Para nosotros instruir en una disciplina académica es una labor muy loable y una de las mejores formas de trascender. Se nos ha dado el espacio y la responsabilidad para poder transmitir lo que sabemos y compartir nuestras experiencias desde una visión ética y ciudadana, no solamente académica.” expresaron con respecto al significado que para ellos representa enseñar en el Tecnológico de Monterrey.

La maestra Zulema Gómez dando clase.

Según el autor argentino Jorge Bucay cuando se tiene una relación siempre se debe motivar a la pareja a ser la mejor versión de ella misma. Flavio y Zulema explican como lo hacen ellos “Reanudamos nuestra promesa de matrimonio de manera cotidiana, nos damos tiempo para hacer oración en la mañana y al irnos a dormir, compartimos siempre nuestras experiencias al regresar a casa, y nos preocupamos uno del otro.”

“Comunicación más respeto, más admiración por la pareja mas tolerancia, empatía y tiempo. Es la clave para tener una relación fuerte y perdurable”. finalizaron Zulema y Flavio.

Campus:
Categoría: